www.diariocritico.com
Riesgo de que la crisis se le vaya de las manos a Rajoy

Riesgo de que la crisis se le vaya de las manos a Rajoy

martes 17 de julio de 2012, 08:04h
Primera cuestión, ¿quién lleva la voz cantante, quién controla el timón de las reformas-reajustes? Se supone que, tierra adentro, Rajoy, o acaso Sáenz de Santamaría, y fuera de aguas exteriores, De Guindos, que habla idiomas... Luego, en materia divulgativa y de respaldo, Cospedal, a quien, como "segunda del partido", tiene la tarea de apoyo a las medidas del Gobierno. Ahora, por ejemplo, ha sido la más evidente y directa: Nos ha dicho que es obligación de todos los partidos y de todos los ciudadanos, así lo ha dicho,  apoyar al Gobierno de España para que España no sea intervenida. Así se claro. Cospedal dice tal cosa mientras De Guindos, en una oportuna declaración efectuada en Barcelona, proclama que "ni estamos intervenidos ni habrá rescate total". Y que -dice De Guindos-, el Gobierno valora el esfuerzo de Cataluña. Lo dice en el momento en el que "salta" y rasga la "costura catalana", después de que Artur Mas interpretara que la advertencia que es una amenaza de intervención la advertencia de que Cataluña es una de las autonomías que aún requieren mayores ajustes para atenerse al 1,5 por 100 del déficit prescrito para los Gobiernos regionales, sin excepción. Artur Mas dice que eso es una injusticia, porque nadie como Cataluña ha recortado sus gastos... Probablemente porque nadie como Cataluña tenía tanto que recortar.
 
Pues bien, en los últimos días, ha cundido el pánico al comprobar que los mercados siguen sin dar por buenos los pasos que dan, Rajoy,  SSS y el Gobierno de ambos. La puesta en marcha de las directrices de Bruselas-Berlín no parecen suficientes a esos poderosos señores dueños de la deuda sin pagar. Seguramente, por varias razones. La primera de ellas, por la calamitosa política de información que sigue poniendo en marcha el Gobierno. Dice una cosa al país, otra a quienes leen inglés o alemán y también es distinta la versión de "las medidas" del "tijeretazo" o del "rajonazo", para cada día de la semana. Todavía no sabemos la cifra total de los ahorros o de los ingresos extraordinarios del Gobierno, porque las cifras de los cálculos no cuadran. Y el orden de ese "ajuste" anunciado no es menos lamentable: Rajoy empezó a desgranarlo, en su comparecencia en el Congreso,  por la reducción de concejales, que, si no sucede nada extraño, deberá producirse, tras las correspondientes reformas, con ocasión delas elecciones autonómicas y municipales de dentro de dos años... Pero hay otras urgencias, probablemente más rentables para el Estado, como la aplicación del nuevo IVA, desde el primero de septiembre. Tampoco ha habido claridad sobre tal reforma, lo que seguirá en el grupo del IVA hiperreducido, lo que pasa del bloque del ocho al diez por ciento, y lo que pasa del 18 al 21 por 100. En esta materia, el desastre en explicaciones ha sido Cristóbal Montoro, ya conocido por la inadecuación en su trato con  sus colegas del Congreso, con los consejeros de Economía y Hacienda,  o con los periodistas. Sus malos modos sólo son parecidos a los de Andrea Fabra, a quien, por cierto, ha respaldado muchos colegas, pero no la secretaria general del PP, Cospedal, que le ha sacado tarjeta amarilla. Por lo menos. Llamar hijo de puta en el hemiciclo, a quien sea, los adversarios socialistas o el grupo de cinco millones de parados, no parece una demostración de buen decir. Como tampoco lo fue el aplauso de la bancada popular a cada una de las medidas, dolorosas, sin duda, que iban encajando funcionarios o ciudadanos en general.
 
El Gobierno,además, ha tenido un par de deslices más, en esta ceremonia de divulgar los alcances de "la tijera": entre los funcionarios afectados por los recortes de gastos están bomberos, policías, Fuerzas Armadas... Y no parece que se haya pensado en que esto iba a suceder de este modo. De ahí que sorprendiera, en primer lugar al Gobierno, la "comprensión" que los policías antidisturbios hicieron hacia los funcionarios que protestaban en la calle contra los recortes que les afectaban. También a los oficiales, los policías, los bomberos, los médicos, las enfermeras, afecta la supresión de la paga extra de Navidad de este año, y más aún cuando no queda claro cuándo se recuperará ese "derecho adquirido" de las catorce pagas anuales... El otro desliz se ponía de relieve este lunes en Cataluña, cuando Artur Mas se daba por aludido a la advertencia de Cristóbal Montoro, efectuada el jueves anterior al consejero Mas Colell,  de que si no se seguían recortando los gastos de los presupuestos catalanes, el Gobierno central intervendría las cuentas catalanas. AV Mas le faltó tiempo para poner el grito en el cielo. A Mas y a Durán, su portavoz en Madrid, por igual. Los dos invocaron el "venganza catalana te alcance", Mariano Rajoy: rompen con el PP y dejarán sólo al PP para que resuelva sus papeletas de la crisis por su propia cuenta y sin apoyos exteriores. De Guindos, presente este lunes en Barcelona,  ha tenido que sofocar este incendio catalán proclamando que "el Gobierno valora el esfuerzo de Cataluña", y que nadie tiene propósitos de intervenir a Cataluña. "El Gobierno, declara este martes a La Vanguardia, no debe intervenir en una comunidad autónoma salvo en una situación absolutamente excepcional, en la cual no estamos en este momento".  Pero las piedras y los gritos ya se han lanzado, y no suelen regresar de inmediato, a su punto de origen. Tardará en curarse la injuria...
 
¿Se le está yendo de las manos la crisis y sus soluciones a Rajoy y sus colaboradores del PP? Unos cuantos elementos no han dado la talla, ciertamente.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    10081 | kokorokoko - 17/07/2012 @ 17:47:16 (GMT+1)
    espero que nos intervengan cuanto antes para que esto salte por los iares de una vez por todas

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.