www.diariocritico.com
El pavoroso incendio de Girona y los mercados

El pavoroso incendio de Girona y los mercados

lunes 23 de julio de 2012, 07:59h
Parece que la jornada de este lunes, penúltimo de julio, dependerá del curso que adopten los vientos. De un lado, los vientos financieros, en el caso de una eventual intervención de España si la prima de riesgo de cesa en su escalada, y de otro lado, los vientos de la Tramontana, en el caso del ya dramático incendio que asola una parte importante de Cataluña, entre La Jonquera y Figueres, en la provincia de Girona.Cuyalquier cosa pueda suceder, dicen los expertos en ambas incertidumbres...
¿Qué pasará en las próximas horas en los mercados? Después de un  viernes trágico, en el que la prima de riesgo batió máximos, todo cabe y cualquier cosa puede suceder, se insiste. Durante el fin de semana se ha especulado abundantemente acerca de la eventualidad de que España se vea en la necesidad de ser intervenida "en su totalidad" y no sólo financiera o bancariamente. La posibilidad no es, ni mucho menos, descartada ni descartable. Muy al contrario, la tienen en cuenta todos cuantos se aproximan a esta complicada cuestión sobre la confianza y la deuda española. Varios diarios llevan a sus principales titulares de portada de este asunto: El diario El País destaca lo que afirma Felipe González: declara que Rajoy está obligado a convocar un gran acuerdo nacional, y critica al Gobierno por permitir una intervención total a cambio de una línea de crédito de treinta mil millones. Y reitera: "Por sólo 30.000 millones sufrimos las exigencias de una intervención plena. No hay que pensar que España es demasiado grande para dejarla caer, porque detrás iría el euro. ¿No se destruyó antes Europa a sí misma", reflexiona González. Pérez Rubalcaba ha reclamado, durante todo el fin de semana, que el Gobierno de Rajoy pelee convenza y defienda a España en Europa. "Si yo fuera presidente, este fin de semana habría cogido un avión para evitar un lunes negro. Este Gobierno, en seis meses, no ha dado ni una...".  PSOE y PP reclaman al BCE que actúe, cuenta también El País. Señala El Mundo lo que sucederá si la prima se instala en 600 puntos básicos: Más ajustes o rescate, si no interviene el BCE. Y si la prima desciende, será oxígeno a corto plazo, pero el problema seguirá. Su comentarista García Abadillo dice que si el Gobierno descarta que Draghi abra la mano y compre deuda, ¿quiere Merkel romper el euro?. Y editorializa El Mundo: "En una situación tan dramática como ésta, podría tener sentido un pacto PSOE-PP, pero sólo si ambos partidos se ponen de acuerdo para reducir el gasto autonómico".  En La Vanguardia se describe la situación: Rajoy afronta la crisis sin ningún apoyo externo, y las bases de PSOE y CiU presionan a Rubalcaba y Mas contra el Gobierno del PP. Todos contra el PP. Con el segundo plan de ajuste, se espite el escenario de Aznar con la guerra de Irak. La política del PP ha llevado la relación de Mas con Rajoy a un punto de difícil retorno. El Gobierno redobla la presión  sobre el BCE para frenar la sangría de la deuda. Dice La Razón que España mira a Merkel para evitar otra semana negra, y anuncia que De Guindos se reúne mañana con Schauble para explicarle los nuevos ajustes. Sobre la mesa estará el papel del BCE  en la crisis de la deuda.  Y habla el mismo diario de "miedo a la palabra rescate", en este caso, del rescate autonómico. Pese a que varias autonomías esperan acogerse al Fondo de Liquidez del Gobierno, el temor a dar imagen de quiebra les frena. Cree saber Expansión que España pedirá medidas rápidas a la UE para que baje la prima , en esta situación de emergencia económica.  Cinco Días, a su vez, titula "Esperando a Draghi. La deuda española se enfrenta a otra jornada de infarto tras el batacazo del pasado viernes".  Según La Voz de Galicia, "España afronta hoy en máxima alerta la situación más crítica de la economía. El Gobierno alemán dice que la independencia del BCE no se toca". Pérez Rubalcaba, a su vez, critica al Gobierno, y le reprocha: si hubiera dedicado una mínima parte del tiempo que viene prestando a criticar la herencia socialista a hacerse oír por el Banco Central Europeo, otra sería la salida al problema... ".Las autonomías parece que tienen mucho que ver con esas preocupación de la deuda, la confianza y la intervención. Tras la solicitud de la Comunidad valenciana de recurrir al nuevo fondo del Estado para atender sus necesidades urgentes de financiación, se anunciado que también Murcia se suma a esa solicitud, y se sospecha que al menos tres regiones más acudirán al fondo con Valencia. ABC llega a la conclusión de que la falta de liquidez deja a las autonomías en manos de Rajoy, quien condicionará la ayuda del Estado a medidas para reformar el sistema. También en esta materia se reclama a Rajoy que convoque un gran acuerdo nacional.
González, en las ya mencionadas declaraciones, explica este lunes la situación: "Ni somos una federación ni tenemos un banco central que actúe como tal. España tiene unas cifras de déficit y de deuda inferiores a las de Gran Bretaña y, sin embargo, Gran Bretaña se financia a través del Banco de Inglaterra con tipos de interés muy bajos y España se financia con tasas de interés insoportables. Porque el BCE no actúa como banco central, pero sí impide que los bancos centrales nacionales actúen como tales. Es una restricción de asimétrica, porque favorece enormemente a países como Alemania y a su entorno próximo, y perjudica de la misma manera a otros. Así que podríamos afirmar que hablar de una sola moneda europea es casi política-ficción. Hay un solo euro con valoraciones completamente distintas por los mercados. En California, el dólar, independientemente de la deuda de California, es igual que en Nueva York. En cambio, en Alicante el ruro es más caro que en Francfort..".  Y prosigue su invectiva: "Aquí estamos, en términos relativos, peor que cualquiera, porque estamos en una situación de rescate, nos guste o no decirlo, semejante, en términos de intervención, a las de Portugal o Irlanda, pero... a bajo coste. Por 30.000 millones tenemos todos los condicionamientos de una intervención plena. En España, el rescate definitivo, con cierre absoluto de los mercados (y estamos a dos metros de eso), supondría 500.000 o 600.000 millones, mucho más que el rescate actual. Pero con 30.000 millones, por el momento, de línea de crédito, la intervención es total: de los bancos con dificultades, de los bancos buenos y de toda la política económica y fiscal".
He ahí la cuestión.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios