www.diariocritico.com
Bolinaga, error tras error

Bolinaga, error tras error

lunes 10 de septiembre de 2012, 07:54h
         El caso Bolinaga aún no se ha resuelto y ya se ha convertido en una piedra de escándalo. En torno a la liberación de este etarra, enfermo de cáncer, abundan los despropósitos.
 
         El juez de vigilancia penitenciaria dictó un auto torpe y confuso, dando por hecho que el tercer grado equivalía a la libertad condicional, y que no era necesario recabar el arrepentimiento del terrorista, porque su enfermedad era terminal, algo en que no coinciden todos los médicos.

         Esto provocó una división en el PP, entre el ministro del Interior y Jaime Mayor Oreja, Esperanza Aguirre y Mariano Rajoy. El fiscal ha recurrido algo tarde, el auto de liberación. Y el Gobierno ahora se ha puesto a favor del fiscal, por lo menos algunos de sus ministros. Los partidos vascos, sin embargo, abogan por la liberación inmediata de Bolinaga, e incluso insisten en que la jurisprudencia prevalezca, porque otros etarras piensan acogerse a ella. Las víctimas se sienten ofendidas y se han divorciado aún más del actual Gobierno.

         La gente de la calle tiene bien claro que no puede irse, sin pedir perdón, quien secuestró a José Antonio Ortega Lara  y lo encerró en un inmundo zulo durante 532 días. Yo tuve el privilegio de ser uno de los periodistas que después de la liberación, pudo conocer en detalle ese escondite. Yo bajé a ese zulo, a ese infierno en vida, estuve solo unos minutos  y salí de allí, odiando más a los criminales de ETA y admirando la entereza de Ortega Lara, que pudo aguantar algo tan infrahumano.

         Todo son errores en el caso Bolinaga, pero lo peor de todo es la sospecha de que se esté gestando un pacto bajo cuerda para que los presos etarras vayan saliendo, y la banda se vaya disolviendo sin hacer mucho ruido. Sería bochornoso.

         Pero en fin,  luego aparece el líder de Izquierda Unida, Cayo Lara, y afirma que negarle la libertad a Bolinaga es tener resabios franquistas. Una vez más, vuelve el tópico de siempre. Como muy bien dice el refrán, cuando un tonto agarra una linde, se acaba la linde,  pero sigue el tonto.


Lea también:
- Todo sobre el caso del etarra Bolinaga
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios