www.diariocritico.com
Euskadi no necesita Mas división

Euskadi no necesita Mas división

viernes 21 de septiembre de 2012, 10:47h
El Partido Nacionalista Vasco siempre se ha sentido identificado con Convergencia, han compartido proyectos, elecciones europeas, foros y camino político. Ambos han pretendido jugar un papel de nacionalismo moderado desde la transición que ya se ha desbocado definitivamente.

El PNV tenía un plan, el de Ibarretxe, y CIU otro, el Estatut. El Plan Ibarretxe tuvo que irse al cajón por el apoyo del Partido Popular del País Vasco a López. El Estatut se quedó a medio camino de lo que prometió Zapatero porque no tenía encaje Constitucional a pesar de que este les puso el caramelo en la boca.

Ahora tienen otro camino para llegar al mismo punto y continuar con sus obsesiones identitarias. Mas, su "concierto económico" y Urkullu, su "nuevo estatus político", como excusas o señuelos para avanzar hacia la disolución de los marcos de convivencia.

Urkullu, si puede, va a hacer exactamente lo que Mas, que es muy parecido a lo que hizo Ibarretxe. Se trata de excitar al máximo los sentimientos nacionalistas de agravio, victimismo y resentimiento hacia España para avanzar hacia el soberanismo ocupando el poder.

Las consecuencias de ese tipo de políticas ya nos son conocidas: división, discriminación de vascos, mala imagen de Euskadi y prioridades políticas alejadas de las necesidades de los ciudadanos. Un nuevo lastre para la economía vasca por la mayor incertidumbre política y por la desconfianza hacia el potente sector industrial vasco, que solo puede tener como consecuencias un mayor desempleo y una caída de la recaudación para hacer frente al estado de bienestar en Bizkaia, Alava y Gipuzkoa.

Estamos ante un Urkullu que quiere aparentar moderación, pero en cuanto le rascas un poco sale Mas, sale Ibarretxe y demuestra que su prioridad real no es otra que las utopías nacionalistas del siglo XIX que tan mal han salido en Europa. La verdad es que Iñigo Urkullu hará lo que Mas pueda para disolver el Estatuto y la Constitución que nos permiten convivir y prosperar, ya lo acaba de afirmar su mano derecha en Gipuzkoa: "la independencia llegará pero paso a paso", Egibar dixit, o él mismo hace una semana en RNE asegurando que "el PNV busca la independencia pero...".

Solo hay una clave para que Urkullu no esté en el Mas identitario y sí en el menos, que es una fortaleza del Partido Popular en la próximas elecciones que haga desequilibrar la balanza en los momentos importantes de la legislatura. El Partido Socialista no es la solución en estos asuntos, se le ha visto en Cataluña formando parte de la manifestación por la independencia, y aquí en Euskadi tenían entre manos una especie de reforma estatutaria hasta que el PP les obligó a aparcarla en el Pacto de Bases para el Cambio.

El Presidente Rajoy ha contestado al pulso del nacionalismo catalán con moderación y claridad, diálogo y no aventuras, tranquilidad y unidad, no hay independencia ni envite al sistema de financiación nacional y sí respeto a las normas y a los ciudadanos del conjunto de España. Rajoy no ha respondido con la misma moneda de banderas "anti" pero sí con determinación. Rajoy ha respondido a Mas como respondería a Urkullu cuando le venga con excusas de la gestión del IVA para hacer camino de su "nuevo estatus político para 2015".

La clave es que los vascos también podemos contestar el 21 de octubre. Fortalecer la presencia del Partido Popular del País Vasco en la Cámara de Vitoria es lo único que puede hacer de contrapeso a Mas Urkullu, a Mas división y Mas desestabilización de Euskadi.


Antonio Basagoiti es presidente del PP del País Vasco y candidato a la Lehendakaritza

Lea el blog de Antonio Basagoiti

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.