www.diariocritico.com
La vuelta atrás del Islam

La vuelta atrás del Islam

viernes 21 de septiembre de 2012, 17:50h
Hace 90 años, Kemal Ataturk creó la nueva Turquía sobre las ruinas del antiguo Imperio Otomano, modernizó el país, separó la Iglesia del Estado y prohibió el uso público de los símbolos del Islam.

En 1958, Habib Burguiba dotó a Túnez de su primera Constitución democrática y moderna, en la que se equiparaban los derechos del hombre y la mujer.

Entre 1956 y 1974, varios militares árabes dieron sucesivos golpes de Estado e instauraron regímenes laicos, sometiendo los líderes religiosos al poder político. Fueron Gamal Abdel Nasser en Egipto, Muamar el Gadafi en Libia, Sadam Husein en Irak, y Hafez Al-Assad -padre del actual presidente, Bashard- en Siria.

Todos ellos se convirtieron, en mayor o menor medida, en déspotas sanguinarios merecedores de su deposición. Pero, ¿ha llegado tras ellos la democracia a sus respectivos países?

En una comparación histórica no siempre afortunada, el extremismo religioso de la Europa medieval parece haberse instalado hoy día en los países islámicos, con guerras de religión, santas inquisiciones y el sometimiento de los derechos humanos al fanatismo teológico.

¿Era eso lo esperado tras la intervención norteamericana en Irak, el derrocamiento de Gadafi con ayuda europea o la caída del tunecino Ben Alí y el egipcio Mubarak? ¿Y quién puede garantizar que se instaure la democracia a Siria después de Bashard Al-Hassad?

Las cosas no son, por consiguiente, tan sencillas como lo preveía la bienintencionada opinión pública occidental. Lo último que está ocurriendo en muchos de esos países -las violentas algaradas tras la emisión de un vídeo estúpido y malsano- no hace sino ratificar aquel aforismo de que el camino al infierno suele estar empedrado de buenas intenciones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.