www.diariocritico.com
La linea roja del Rey

La linea roja del Rey

viernes 21 de septiembre de 2012, 18:19h
No soy el primero y no seré el último que piense que la pequeña nota emitida por el Rey en su página web no es algo que pueda interpretarse simplemente como parte de una corriente general de mayor presencia de don Juan Carlos en la vida política y que, sin embargo, crea que está plenamente justificada. Me explico.

En el intento bienintencionado de quitarle hierro a la nota del Rey, algunos, como mi buen amigo Fernando Jáuregui, interpretan dicha nota como parte de un proceso de mayor presencia institucional de la Corona en la vida política española. Y puede que tangan razón en cuanto a que esa mayor presencia se esté produciendo. Pero la nota tiene otra densidad que se sale por completo de ese marco y todo intento de mantenerla ahí me parece poco más que un esfuerzo biempensante.

Ahora bien, de igual forma creo que la nota está plenamente justificada. Y la razón que me lleva a pensarlo está referida a la gravedad de la situación en que se encuentra el país. Nicolás Redondo decía el otro día en TVE que la nota del Rey le hace pensar si es que no estaremos en una situación límite. Concuerdo plenamente con el antiguo secretario general de UGT. Y eso es precisamente lo que justifica la intervención regia. Más aun, creo que el Rey ha intervenido para que otros no lo hagan. Y no estoy pensando únicamente en el entorno del PP o en buena parte del electorado español. Estoy pensando en la lista de instituciones a las que la Constitución obliga a defender la unidad de España y su integridad territorial. Una de ellas la propia Corona, desde luego.

Dicho en otros términos, el Rey también tiene sus líneas rojas. La Corona está obligada por la Constitución a impedir la división de España o su destrucción material. Y como otras instituciones exigidas por la Constitución, debe responder ante la ciudadanía que se rige por esa regla fundamental de convivencia democrática. Es decir, de conformidad con la Constitución actual, cualquier ciudadano o ciudadana puede pedirle cuentas al Rey -y a otras instituciones- de que es lo que ha hecho para defender la integridad de España.

Desde luego, siempre será posible reformar la Constitución e incluso modificar la actual forma de gobierno; pero ello debe hacerse por el procedimiento legal y legitimo ya establecido y mientras eso no suceda, el Rey tiene claramente deberes constitucionales que cumplir. Por eso debe tener claro cuáles son sus líneas rojas y hacérnoslo saber.

En la actualidad, son otros los que están traspasando los límites constitucionales y a estos  el Rey está obligado a advertirles que lo están haciendo. En suma, si no estuviéramos en una situación límite, podría discutirse si la nota real supone o no un excesivo intervencionismo, pero dado que somos muchos los que pensamos que ya estamos tocando fondo, la nota del Rey se transforma en simple cumplimiento de una obligación constitucional. Aunque parece que algunos, tratando de hacer juegos de palabras, intentan hacernos olvidar la letra y el espíritu de nuestra actual Constitución. Una irresponsable quimera, desde luego.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.