www.diariocritico.com
Demonizar al parado para justificar recortes

Demonizar al parado para justificar recortes

viernes 12 de octubre de 2012, 11:20h

La prestación por desempleo es un derecho del trabajador por haber cotizado para este fin durante un tiempo determinado establecido legalmente. Es esta una afirmación que parece de Perogrullo, pero que -ante el acoso y el descrédito que algunos quieren derramar sobre los parados- es importante que la dejemos clara desde el principio.

En los últimos tiempos, dirigentes destacados como Mariano Rajoy, Fátima Báñez, Cristóbal Montoro o la diputada del "¡Que se jodan!", Andrea Fabra, andan lanzando mensajes en los que el parado parece una persona que vive muy bien con su prestación y que, por ello, no se esfuerza por encontrar un trabajo. Dejando a un lado la perversidad de ambas afirmaciones lo primero que habría que recordar a quien así piensa es la frase con la que inicio este artículo, es decir, que el trabajador ha cotizado para tener una prestación en caso de desempleo, que se convierte así en un derecho de ese trabajador, no en una dádiva del Estado.

Culpabilizar al parado por no estar trabajando es una estrategia con una finalidad clara: legitimar el recorte o la supresión de estas prestaciones. Estrategia y objetivo último que son los ejes de una campaña global. Los representantes del Gobierno de la Nación y de algunas Comunidades Autónomas llevan meses desplegando la estrategia, y hace escasos días conocíamos la concreción de la misma en los Presupuestos Generales del Estado, con una reducción del 6'3 % para el pago de prestaciones por desempleo, precisamente cuando más parados hay. Un recorte que es aún mayor en el caso de la contribución directa del Estado a esta partida, que baja un 22'3 %. Además, los nuevos parados verán reducida su prestación a partir del sexto mes, bajando del 60 al 50 % de la base reguladora.

La deslegitimación del parado se concreta así en recortes, que duelen aún más en el caso de quienes menos tienen, aquellos que acudían como último recurso al subsidio por desempleo. En este caso, la partida del presupuesto destinado a los subsidios se recortará nada más y nada menos que un 10 %.

Las perversidades del discurso se siguen concretando en datos. Así, como el parado no se esfuerza por buscar un trabajo, no merece la pena dedicar fondos a políticas activas de empleo (planes de empleo, talleres de empleo, formación, acompañamiento en la búsqueda de empleo...), partida que se recorta un 34 % en los Presupuestos Generales del Estado para 2013. Un tijeretazo que es aún mayor en comunidades como Castilla-La Mancha, donde estas acciones se han reducido este año en un 58 %, demostrando que la señora De Cospedal sigue siendo la punta de lanza de las políticas de recortes en el Partido Popular.

Algunos podrán acusar al que escribe de demagogia si saco a escena una comparación que sonrojaría a cualquiera, pero los datos son tercos. Los Presupuestos Generales del Estado contemplan para 2013 algo más de 19.000 millones de euros al pago de prestaciones contributivas para 1'3 millones de parados, y unos 7.600 millones para el pago de subsidios a otros 1'3 millones de personas.

Es decir, unos 26.600 millones de euros para llegar a lo largo de todo un año a 2'6 millones de personas.

Bankia recibirá 23.465 millones de euros de ayudas públicas directas. Y el Gobierno cifra en 60.000 millones de euros la cantidad que necesitará el conjunto del sistema bancario español.

Santiago García Aranda

Alcalde de Villacañas y Secretario de Política Municipal del PSOE de Toledo

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.