www.diariocritico.com
El desprecio por la educación

El desprecio por la educación

martes 16 de octubre de 2012, 16:27h
Este país no puede funcionar porque lo estamos haciendo al revés. Después de décadas de fracaso escolar debido a un sistema educativo pernicioso, resulta que quien promueve una huelga de estudiantes y pide a los padres a que no envíen sus hijos al colegio es una de las mayores asociaciones de padres; quien llama a la revolución universitaria es el rector de la Complutense; quien incendia los debates es el ministro de Educación; y quien pide su reprobación parlamentaria es quien causó la desgracia. Y eso, el día en el que la UNESCO constata que "España es el primer país de Europa en términos de fracaso escolar y de mala inserción laboral de sus jóvenes". Añade que "crear puestos de trabajo per se no va a ayudarnos a salir de la crisis" porque el problema es que no tenemos jóvenes formados con las competencias profesionales adecuadas. Esa es el gran fracaso de todo un sistema durante tres décadas.
 
La CEAPA es una organización de padres y madres que siempre ha estado próxima al PSOE, que ha callado cuando el fracaso educativo era clamoroso -salvo cuando gobernaba el PP- y que ahora ha perdido casi todas las subvenciones que recibía. El rector de la Complutense no es el culpable, pero ha heredado una Universidad que no funciona y que debe ¡150 millones de euros!. En lugar de denunciar a los responsables, excita los ánimos estudiantiles. Respecto al ministro, en lugar de educar, provoca. Pudo hablar de "educar en valores y en libertad" a los más jóvenes, que esa es la misión de la escuela, pero habló de "españolizar", un error tan inoportuno como el de "catalanizar", lo que se viene haciendo también desde hace décadas en Cataluña. Y quien ha pedido su reprobación, el PSOE, resulta que es el culpable de aquellos barros -no sólo los del Estatuto catalán, también los del fracaso educativo- que traen estos lodos. 

Eric Hanushek, catedrático en Stanford y pionero de la economía de la educación aseguraba ayer en La Vanguardia que no por invertir más o menos en educación se logran mejores o peores resultados. Depende de cómo y dónde inviertes y de cómo y de donde recortas. Si quitas a todos los profesores interinos de golpe, mal. Si evalúas a los profesores, quitas a los peores y contratas a buenos interinos, la calidad de la educación sube. Si sólo hablas de salarios, horarios, contratos -lo que hacen los sindicatos- la educación pierde; si hablas de calidad y la vinculas al esfuerzo de cada protagonista -administración, profesores, alumnos- la educación mejora. Los profesores, incluso cuando el sistema les ha quitado la autoridad, ¿no son también responsables del deterioro educativo? Y los padres, incluidos los de la CEAPA, ¿no han tenido nada que ver por su silencio culpable, su falta de implicación, su desentendimiento de los colegios? En España son muchas las escuelas donde, como dice Hanushek "unos pasan el rato simulando que enseñan a otros, que simulan que estudian". Algunos ni siquiera simulan. Necesitamos los mejores profesores para formar buenos estudiantes que acaben siendo grandes profesionales. 

[email protected]
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios