www.diariocritico.com
Con el cuchillo en la boca

Con el cuchillo en la boca

lunes 29 de octubre de 2012, 08:09h
"Con el cuchillo en la boca y una sonrisa". Lo ha dicho el Rey en la India. O somos agresivos y trabajamos en todas las direcciones posibles o no hay salida a la crisis. Es cierto que son muchos los problemas y los frentes abiertos, pero crecen las voces que señalan que hay que pasar de los recortes a las medidas para incentivar el crecimiento. En los últimos, pésimos, datos del desempleo hay uno positivos: la creación de empleo por los autónomos. A este sector debería darle el Gobierno algún signo, alguna medida, de que cree en su potencial. Lo tienen. De la misma manera, debe obligar a las autonomías a las que está financiando con fondos públicos extraordinarios a que paguen sus facturas en tiempo y forma. El retraso de las Administraciones públicas en el pago de lo que deben ha hundido y promete hacerlo más a muchos pequeños y medianos empresarios. El apoyo a los emprendedores., que no se ve por ninguna parte, es una clave. La reducción de las cotizaciones sociales, el fomento de redes de microempresas y los incentivos a la creación de puestos de trabajo es ineludible. Tal vez no se puedan reducir las ayudas a los parados, pero hay destinar fondos a crear empleo.  
 
Es urgente la reforma en profundidad de la Administración y el Gobierno se ha dado un plazo demasiado largo. Mientras llega la eliminación de organismos innecesarios y duplicados, la reducción ostensible del número de ayuntamientos, la reducción a la mitad del número de concejales y diputados autonómicos, el cierre o la venta de televisiones locales y autonómicas, etc., etc., este Gobierno debería abordar una reducción importante del número de asesores y disminuir el número de funcionarios públicos hasta cifras soportables. ¡Cinco comunidades autónomas tienen más funcionarios que hace un año! Menos Administración y más empresas es la receta del cambio.
 
También podría abordar una reforma rigurosa de la financiación de partidos y  sindicatos, ejemplarizante para los ciudadanos. Y una reducción del precio de los carburantes, donde no existe la competencia y donde los precios, impuestos incluidos, son claramente abusivos. En este terreno como en el del transporte, hay mucho camino por recorrer.     
 
Y luego está la política de los gestos. El Gobierno está abordando la reforma del sistema financiero, pero debería acelerarla para acabar con noticias diarias de insolvencia, ineficacia e inseguridad. La lucha contra el fraude fiscal, aunque ha mejorado, sigue siendo insuficiente. El dinero de los defraudadores debería pagar, cuando menos, los intereses de la deuda y evitar la sangría de los ciudadanos. El Gobierno debería tomar medidas efectivas para frenar los desahucios mediante acuerdos "forzosos" porque cientos de miles de españoles se están quedando en la calle porque el sistema está plagado de abusos incalificables. Y no puede congelar las pensiones, porque son los jubilados los que están frenando la pobreza progresiva de España. Y ya no se les puede apretar más. "Con una sonrisa", sí, pero también "con el cuchillo en la boca". Palabra de Rey.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios