www.diariocritico.com
Catalunya es plural, como España

Catalunya es plural, como España

lunes 19 de noviembre de 2012, 14:21h
Artur Mas, político inteligente y hábil, volverá a ganar, pero la torrencial afluencia de votos que reclama a voz en grito para llevar a cabo su plan independentista no parece que se produzca. Con lo cual, posiblemente queda como está ahora o casi, según se desprende de todas las encuestas.

Las urnas ratificarán o rectificarán estas previsiones el próximo domingo. En todo caso, queda claro que la sociedad catalana es plural en sentimientos, intereses y opciones políticas y sociales. No es homogénea como quisieran las formaciones políticas que siempre en nombre "de la voluntad del pueblo", intentan monopolizarla. No es nacionalista ni españolista; no es de izquierdas ni de derechas. Es una cosa y otra; lo es todo a la vez.

El último debate televisivo entre las siete fuerza políticas con representación parlamentaria, lo ha vuelto a confirmar y visualizar claramente. Quizás esta ha sido su mayor aportación en la viva campaña electoral, cuando estaba cundiendo la sensación de que sólo había una opción válida y las demás eran casi irrelevantes o pasaban bastante desapercibidas.

La espectacular gesticulación, demasiado personalizada y mesiánica de Artur Mas -¡ya se le avisó!- no está logrando hacer tabla rasa con los adversarios, para erigirse como el dueño y señor de los destinos de Catalunya, como su salvador providencial. Más bien lo contrario. Los demás están reaccionando, como representantes de muy importantes y amplios  sectores de la ciudadanía catalana. Esto se ha comprobado nuevamente en el debate en TV3, con inevitables consecuencias en las urnas.

La pluralidad de Catalunya se salva así de la quema. No será arrastrada por el tornado de una decisión repentina, idealista e impetuosa, que se  está viendo también interesada y oportunista, para salvar la cara de una mala gestión de gobierno "de los mejores" con una huida hacia "territorios desconocidos" por caminos legales o no, lo cual la convierte en una aventura.   

Y si, al final, todo queda más o menos como antes, según vaticinan los sondeos, ¿habrá valido la pena toda esta movida, con ribetes de mala saña, de aquí y de allá? Se habrá salvado la pluralidad de Catalunya, pero seguramente más enfrentada interna y externamente.

Lo que sí habrá aportado, por lo menos, es una conciencia más definida y un sentimiento generalizado de que las relaciones Catalunya-Espanya han de cambiar, y que la de Mas -que sin duda ha contribuido mucho ello- no es la única opción.

Lea también:

- Especiales: elecciones catalanas | debate sobre el futuro de Cataluña
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios