www.diariocritico.com
El futuro de Obama y los USA

El futuro de Obama y los USA

lunes 19 de noviembre de 2012, 17:48h
El 1 de enero, Estados Unidos se lanzará al Precipicio Fiscal, como ya anuncie en un anterior articulo. Según Pablo Pardo en el Mundo: El término Precipicio Fiscal no es ninguna invención de un periodista, sino del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y se refiere a una subida automática de impuestos, acompañada de un recorte de gasto público. Se acabará el recorte de las cotizaciones a la Seguridad Social (que en EEUU es como se conoce al sistema de pensiones públicas), y expirarán las bajadas de los tipos del IRPF de George W. Bush. Subirán los impuestos a las rentas más altas para financiar la reforma sanitaria de Barack Obama. Y desaparecerán exenciones.

A ello se sumará un recorte del gasto público de alrededor del 3% del presupuesto del Estado federal (el equivalente, más o menos, a la Administración central española), que se combinará con una reducción de lo que el estado paga a los médicos en el Medicare, que es como se conoce el sistema público-privado de asistencia médica a la tercera edad. Ese formidable ajuste es una combinación de casualidades. Por un lado, algunas de esas medidas pueden ser prolongadas. Otras, en particular el recorte del presupuesto, son fruto del acuerdo enloquecido, alcanzado en agosto de 2011 entre republicanos y demócratas, en el que los primeros amenazaron con hacer que EEUU suspendiera pagos, algo que acabaría con la economía tal y como la conocemos.

El efecto del Precipicio es incalculable. Es un ajuste de 4 puntos del PIB, más que suficiente para hundir a EEUU en una recesión. No olvidemos que ese país es la única gran economía desarrollada que sigue creciendo a un ritmo mínimamente aceptable, con lo que, si eso pasara, los problemas de la eurozona se multiplicarían.

Y hay de tiempo, hasta el 31 de diciembre: 50 días que es lo que le queda a Obama para llegar a un acuerdo con los republicanos que dominan el Congreso. En tanto se piensa en España, al menos por parte de Rubalcaba del PSOE,  que esa es la política "progresista" que puede hacer avanzar al mundo, cuando en realidad es darle a la máquina de hacer billetes, es decir una economía virtual, que puede llevarnos a la gran inflación, tipo Alemania de Weimar, en que llegó a haber sellos de correo de millones de marcos. Muchos creen que hoy eso no es posible, pero el descredito del dólar, podría llevar al mundo a una etapa de situación similar.

Ha habido mucho marketing, en la campaña presidencial y demagogia en las propuestas de Obama que ha ganado por menos ventaja que en sus primeras elecciones, algo que no pasaba desde 1944. Con el uso de algoritmos y de la identificación de votantes. En términos de voto popular solo ha sacado un punto porcentual a Romney, frente a 6,5 en 2008. Véase el perfil de los votantes, analizado por el Forum Libertas, en el blog de mi amigo Juan Julio Alfaya.

Por sexos, las mujeres optaron por Obama (52%) en comparación con Romney (45%). Si observamos la distribución de votos por razas o etnias, el voto blanco se fue mayoritariamente para Romney (59%), mientras los votantes negros se posicionaron masivamente hacia Obama (93%). Un 71% de los hispanos dieron a Obama su confianza y lo mismo hicieron los asiáticos (73%). En cuanto a la edad, tal como se esperaba, los votantes jóvenes favorecieron a Obama, un 60% de los comprendidos entre los 18 y los 29 años y un 52% de los que tenían entre 30 y 44. Mientras, los de edades entre los 45 y los 64 dieron más votos a Romney (51%) y otro tanto hicieron los de más de 65 (56%). Por estudios, Obama recogió los votos mayoritarios de quienes no tienen títulos universitarios (51%). Si se analizan los ingresos, muchos de los apoyos más firmes hacia Obama venían de estadounidenses con unos ingresos bajos (63% por debajo de 30.000 dólares y 57% entre esa cifra y los 50.000). Si se miran las poblaciones, las grandes ciudades siguen siendo la plaza central de Obama (69%) y también las ciudades medianas (58%). Las pequeñas ciudades y zonas rurales (56%) se fueron más para Romney.  El 86% de los votantes de ideología liberal votaron a Obama, que también ganó entre los de ideología moderada (56%). Y el 82% de los conservadores votaron a Romney. Asimismo, un 56% de los casados dieron su voto a Romney y el 62% de los solteros hizo lo propio con Obama.El 90% de los que creen que la economía es excelente o buena votaron a Obama y el 60% de quienes la ven como no muy buena o pobre a Romney. Entre la comunidad homosexual, el 76% de quienes se reconocieron como gays, lesbianas o bisexuales votaron a Obama.

Mujer negra o hispana, joven, viviendo en ciudades grandes, joven no universitaria, liberal, atolondrada porque cree que la economía va bien.

Sus esperanzas no tocan por tanto, con los pies en el suelo de la realidad. Walter Laqueur Consejero del Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos de Washington en la Vanguardia comentaba los nuevos retos de Obama, mientras este se halla de viaje por Extremo Oriente, además de dar una suave palmadita a la acción más que justificada de Israel, harta de cohetes de Hamas, para que no invada Gaza.. Obama ha invitado a los jefes de los partidos, pues pretende impuestos más altos para los ricos  que generarían solo 80,000 millones cuando el déficit es de 1.1 billones, pero se trata de que "parezca que hace algo", pero a la vez  ha de recortar en prestaciones sociales, como le pasa a España.

 Necesita un nuevo secretario de Estado pues Hillary está cansada o se guarda para las futuras presidenciales y uno  para finanzas que sujete a los bancos. Tiene que construir oleoductos y gasoductos, en contra de sus propuestas de proteger el medio ambiente, En general la historia de USA demuestra que los segundos mandatos son malditos, aunque carecen del stress de los primeros. Nadie cree que van a ser fáciles, pero para que el mundo no colapse, deberían no acabar en fracaso. Espero que no le ocurra como a Zapatero, que consiguió hundir a nuestro país con su errática política, ahondando la zanja en que nos hemos hundido.

No diré que como Roosevelt, después de aguantar con  su New Deal, haciendo obra pública, para dar de comer, pero sin crecimiento, necesite una II Guerra Mundial, para volver a crecer y hacer de nuevo a USA, el amo del mundo. Para ello tendría que cargarse al BRIC (Brasil, Rusia, India y China) y eso está muy, pero que muy difícil. El futuro nos dirá si nos hallamos ante un New Zapatero.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
1 comentarios