www.diariocritico.com
Un aire de profunda mudanza sacude al país

Un aire de profunda mudanza sacude al país

sábado 24 de noviembre de 2012, 11:28h
Salí del Palau Sant Jordi, en Barcelona, donde Artur Mas y sus fieles congregaron a bastantes miles de personas para el mitin final de su campaña, con el ánimo un poco encogido: allí, el hombre que parece creerse la versión de Charlton Heston de Moisés, amenazó sin rodeos al 'Estado español' y al Gobierno de Mariano Rajoy. Para quienes creemos en las virtudes balsámicas del acuerdo, del consenso y del pacto, ese mitin vociferante, en el que para nada se habló del tópico 'gobernar para todos' en caso de alcanzar la victoria, sino más bien de pelea y de bandos, fue un auténtico jarro de agua fría. No esperaba mucho más, la verdad; pero sigo sin resignarme a que el 26-n, el día después de estas elecciones catalanas, deje de ser la fecha idónea para el inicio de una reflexión más serena y para comenzar a tender las manos.
 
Me resisto a perderme en dimes y diretes sobre guerras periodísticas, judiciales y jurídicas en torno a presuntos documentos policiales que han complicado aún más una campaña enloquecida, llena de promesas que no se van a cumplir y todos lo saben. Incluso algunos miembros del Gobierno central, algunos fiscales, algunos periodistas notorios, se han mezclado en una guerra abierta hace no muchos meses por Artur Mas al iniciar su galope secesionista: no hace, al fin y al cabo, tantas semanas desde que se celebró aquella manifestación con motivo de la Diada, los polvos origen inmediato de estos lodos. Menos mal que, al menos, el presidente del Gobierno central, haciendo honor a su flemático galleguismo, declaraba que con él no cuenten para enredar más las cosas; bastante enredadas las tiene ya, incluyendo su posición en esa Europa que claramente ha perdido el norte y que, a este paso, acabará perdiendo al sur.
 
Claro que, en el caso catalán, hay causas profundas, históricas, que estaban ahí, esperando -así llevamos siglo y medio: lean a Ortega-- soluciones políticas que no llegaban. Porque la ruptura, que es más o menos lo que el president de la Generalitat predicó en el Palau Sant Jordi, increíblemente acompañado en este viaje loco por su socio, el hasta ahora moderado Josep Antoni Duran i Lleida, es siempre un mal remedio. Para todos.
 
Salí del Palau, ya digo, con la certeza, más que la sensación, de que hemos entrado en una nueva era en la que casi nada va a ser lo que fue: el Estado autonómico, la seguridad jurídica, el asentamiento territorial, nuestra posición en Europa. ¿Todo ello por un simple mítin de alguien que ha escondido, bajo la bandera cuatribarrada, los problemas sociales y económicos de las gentes a las que gobierna? Pues sí; sospecho que lo que está ocurriendo con Cataluña está provocando, nada menos, el mismo efecto moral en el resto de España que el desastre de Cuba y Filipinas a finales del XIX, salvadas sean, naturalmente, todas las distancias. No crea usted que exagero demasiado: la Corona está en momentos de visible debilidad; el bolsillo de los ciudadanos, cada día más vacío; el sistema político, desacreditado; y, encima, este desafío injusto al Estado de quien se quiere creer un mesías para crecerse desde su propia mediocridad.
 
Lo diré con otras palabras: Artur Mas ha roto muchas cosas que va a costar soldar de nuevo. Ha abierto una indudable brecha con el resto de España, sin que los otros partidos, ni las instituciones, hayan podido, sabido o querido remediarlo. A saber qué ocurrirá en las urnas este domingo y, sobre todo, a saber cómo entenderán todos la lección a partir del lunes. Pero buena parte del mal ya está hecha y, como digo, muchas cosas no volverán a ser como antes. Y, encima, llega el Papa y nos desmonta el Belén navideño. Es que el huracán de la mudanza en tiempos de crisis ya no respeta nada; mira que nos lo advirtió Iñigo de Loyola.

fjauregui@diariocritico.com

>> Lea el blog de Fernando Jáuregui: 'Cenáculos y mentideros'>>

Lea también:

Pedro J. Ramírez al ataque: acusa al fiscal de Cataluña de persecución mediática
- Especiales: elecciones del 25-N | debate sobre el futuro de Cataluña
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios