www.diariocritico.com
Elecciones catalanas de hoy

Elecciones catalanas de hoy

domingo 25 de noviembre de 2012, 12:52h
Elecciones catalanas de hoy
El País: Cataluña afrontas las elecciones más cruciales de su historia reciente  El Mundo: Mas empuja a España hacia la mayor crisis institucional de la Democracia. El Gobierno confía en la sensatez de los catalanes para frenar la ventura independentista. CiU se desmarca in extremis de un acto ilegal en apoyo a Mas. ABC: El plebiscito de Mas. La movilización ilegal convocada ayer durante la jornada de reflexión en apoyo de CiU fracasa en el centro de Barcelona. Diez razones para defender una Cataluña española ABC: Declara Ignacio González: Como le ha dicho la UE a CiU, fuera de España no hay nada. Dice que se siente cómodo con la bicefalia con Esperanza Aguirre La Vanguardia: Cataluña fija el rumbo. Las elecciones más decisivas se celebran con el derecho a decidir como telón de fondo. Mas no tiene asegurada la mayoría absoluta, y PSC y PP se
disputan el segundo puesto El Periódico de Cataluña: Los pies en la tierra. 5.400.000 catalanes, llamados a las urnas.

Las urnas miden hoy dos años de gestión de Mas y su apuesta por el derecho a decidir. Los resultados mostrarán el peso del soberanismo en el nuevo Parlament. Valoran la campaña, tensa y confusa.

La Razón: Hoy se vota por una España unida. El Gobierno obligará a Mas a que tramite la consulta como reforma constitucional. Preocupación en Bruselas por la incertidumbre que abriría en la UE un proceso independentista. Declara el embajador de EEUU en España, Alan Solomont: Es momento de que España esté unida para salir de la crisis. Dice Núñez Feijoo: La independencia es pan para Mas y hambre para Cataluña
La Gaceta: Cataluña debe saber. Texto íntegro del informe policial que ha puesto en jaque a Artur Mas. Las maniobras del president, Puig y los Pujol para enriquecerse a costa de los catalanes. Empresas involucradas en los pagos, como Ferrovial, eluden dar explicaciones. También deja en evidencia al PP y al PSOE, que prefieren mirar para otro lado. Inexplicable tardanza de Interior en dar a conocer el texto -
La salud del Rey

- Declara Angel Villamar, traumatólogo del Rey: Espero que ésta sea la operación definitiva -ABC
- El Rey volverá a sus actividades dentro de un mes. El Monarca evoluciona satisfactoriamente de su segunda operación en la cadera
-La Vanguardia
- El Rey, operado con éxito, estará recuperado en un mes. Recibirá el alta en dos o tres días -El
Periódico de Cataluña

Informaciones económicas
- Bruselas exige 8.000 despidos en las nacionalizadas Bankia y Novagalicia. El rescate financiero
de 35.000 millones llegará el 15 de diciembre -El País
- El Gobierno no toca la Ley Hipotecaria. La banca le convence de que desestabilizaría el sistema
financiero -El Mundo
- Los jueces que van a liberar a Gao Ping juzgarán el Faisán. Guevara, Bayarri y Diaz también
decidieron la excarcelación de Troitiño -La Gaceta
- La patronal de autopistas dice que o aplican el IPC al peaje o lo cobran al Estado. -La Voz de
Galicia
Murió Tony Leblanc
- Muere el actor Tony Leblanc. El intérprete, uno de los rostros más populares del cine español
fallece a los 90 años. -El País
- Muere el gran showman español. Pony Leblanc tenía 90 años y en 2011 aún actuaba -El Mundo
- Muere a los 90 años Tony Leblanc, el gran cómico de la escena española -ABC
- Fallece Tony Leblanch, un grande de la comedia. Tenía 90 años. -El Periódico de Cataluña
- Tony Leblanc, muere el genio de la comedia española, De chico de la Cruz roja a padre de
Torrente, el actor representa una generación que se creció con las dificultades -La Razón
- Adiós a Tony Leblanc, rey del humor español. Fallece a los 90 años el actor de Las Chicas de la
Cruz Roja y Torrente -La Gaceta
- El actor Tony Leblanc muere a los 90 años de un paro cardíaco -La Voz de Galicia

Caso Madrid Arena
 
Los vigilantes hicieron entrar a muchos jóvenes por una puerta reemergencia. Así lo demuestran
los vídeos de seguridad -El País
Caso 11-M
- Fornet, secretito general del SUP: La Justicia se para si toca investigar a los políticos. Creo que
la condena de Zougam fue un gravísimo error -El Mundo
Las elecciones más importantes
No es un tópico, ni un lugar común. Catalunya, señala este domingo La Vanguardia, celebra hoy
las elecciones más importantes de su historia. Es la única afirmación que suscribirían el
presidente catalán y el presidente español, los partidos de izquierdas, los de derechas y, como se ha
comprobado en la campaña, hasta la extrema derecha española. También coinciden en ello los periódicos
de Barcelona y los de Madrid y el centenar largo de medios de comunicación internacionales que se han
acreditado para cubrir la jornada electoral en la que Catalunya fijará su rumbo colectivo. Lo dijo Mariano
Rajoy, que "estas elecciones son más importantes que las generales", y lo confirmaron todos los
candidatos catalanes. En unas elecciones convencionales se decide la orientación política o ideológica del
Gobierno, pero eso no afecta al edificio estatal. En cambio, los catalanes han sido convocados a las urnas
para que se pronuncien si se reconocen a sí mismos como un sujeto político capaz de decidir sobre su
futuro o si esa decisión corresponde al conjunto de los españoles. Dicho de otra manera, si Catalunya ha
de ser soberana o es España la única unidad de destino. La casualidad ha querido que hoy con La
Vanguardia se distribuya también una edición de Notícia de Catalunya, el clásico de Jaume Vicens
Vives, publicado en 1960, que dejaba constancia de lo que denominaba "el nudo del problema
psicológico catalán". "El primer resorte de la psicología catalana -decía Vicens- no es la razón como en
los franceses; la metafísica, como en los alemanes; el empirismo, como en los ingleses; la inteligencia,
como en los italianos; ni la mística, como en los castellanos. En Catalunya -concluía el historiador-, el
móvil primario es la voluntad de ser". Ha pasado más de medio siglo desde entonces. Se terminó la
dictadura, hubo una transición democrática, se ensayó la autonomía y a lo largo de estas seis décadas la
voluntad de ser de los catalanes ha adquirido buena parte de los ingredientes nacionales de sus
convecinos, la razón, el empirismo, la inteligencia, la mística..., que la han llevado a desafiar al Estado.
Por primera vez desde la derrota de 1714 ante la tropas de Felipe V, el pleito con Castilla, o sea, con el
resto de España, se plantea en términos de soberanía. Cuatro de las formaciones políticas de las que
tenían hasta ahora representación parlamentaria se han comprometido a propiciar en la próxima
legislatura una consulta a los ciudadanos de Catalunya sobre su destino colectivo. Convergència i Unió,
Iniciativa per Catalunya, Esquerra Republicana y Solidaritat per la Independència. Dos formaciones
rechazan de plano la posibilidad de una consulta, el PP y Ciutadans, mientras que los socialistas se
pronuncian a favor del derecho a decidir de los catalanes pero ejercido siempre de manera acordada con
los partidos españoles, PSOE y PP, que lo rechazan con rotundidad. La principal incógnita sobre el
resultado de hoy es siu Artur Mas, al que todos los sondeos prevén como ganador, obtendrá una mayoría
absoluta que le permita liderar más sólidamente el proceso soberanista que se puso en marcha con la
multitudinaria movilización del Onze de Setembre. La mayoría soberanista de dos tercios está también
asegurada por todas las encuestas, así que la segunda incógnita afecta a las cuatro fuerzas políticas que
aspiran a situarse en segundo puesto del ranking, PSC, PP, ICV y ERC. Es un dato más psicológico que
político para la noche electoral, porque al final lo que cuenta es la correlación aritmética y el equilibrio
entre mayorías y minorías. Sí tendrá trascendencia el resultado del PSC, puesto que afecta a la capacidad
de los socialistas de mantenerse como alternativa de gobierno en España. Mientras el PSC no recupere la
ventaja que tradicionalmente le sacaba al PP, difícilmente el PSOE podrá relevar al PP del Gobierno
español. En cualquier caso, las elecciones de hoy marcarán una inflexión en el curso de la historia y su
repercusión afectará a varias generaciones. En realidad ha sido la imposibilidad de gestionar el presente,
sin dinero y sin poder político, lo que llevó a Artur Mas a lanzar su apuesta de futuro. Es una fórmula que
parece extraída de la propuesta de Daniel Innerarity para recuperar la esperanza en la política. Sostiene el
filósofo que "la transformación que las sociedades democráticas necesitan vendrá de una apertura a
considerar el futuro como su espacio de acción". Y añade: "El progresismo está hoy allá donde se ponen
en marcha procesos para configurar el futuro desconocido, donde se gestiona responsablemente la
incertidumbre". También sostiene el filósofo que "pensar en el futuro distorsiona la comodidad del ahora"
y eso se ha podido comprobar en el convulso desarrollo de la campaña electoral, con intentos
desestabilizadores sin precedentes en Catalunya motivados por las previsiones de todos los sondeos sin
excepción que anuncian la amplísima mayoría en torno al derecho a decidir . Esta distorsión interesada ha
contribuido también a relegar el debate sobre las políticas de austeridad, los recortes y las medidas que se
pueden llevar a cabo contra la crisis. No en vano el Gobierno catalán que surja de las urnas va a tener que
gestionar simultáneamente el pleito catalán con España y la peor situación financiera de la historia de
Catalunya, en un contexto de conflictividad institucional en España y un escenario europeo donde reina el
desacuerdo, la colisión de intereses y la conflictividad social. Probablemente por ello, la posibilidad de un
futuro distinto ha llegado a convertirse en opción electoral en Catalunya. De momento, el voto por correo
ha aumentado un 45%, lo que hace prever un nivel de participación superior.
Palabras tabú de Mas
Señala El Periódico de Cataluña que son las dos palabras tabú en los discursos de Artur Mas: mayoría
absoluta. Él no lo dice, pero otros dirigentes de su federación, empezando por Oriol Pujol, sí admiten
que para que su nueva vía soberanista pueda empezar a andar necesitan superar la barrera de los 68
diputados. Ese es su objetivo, pese a que los más prudentes en CiU prefieren quedarse con el éxito que
puede representar simplemente mantener o incluso mejorar la cosecha de 62 diputados lograda hace
dos años, sobre todo si se tiene en cuenta que Mas lleva dos años siendo pionero en recortes sociales y
las cifras de paro, pobreza y precariedad no paran de crecer. Casi ningún otro Gobierno europeo habrá
conseguido, en este contexto, no solo no ser castigado, sino ser mínimamente premiado en las urnas. Sin
embargo, sin mayoría absoluta, Mas tendrá, como afirma Oriol Pujol, una mano atada a la espalda a la
hora de embarcarse en la aventura del Estado propio. Atada probablemente por Oriol Junqueras, el líder
de Esquerra Republicana. Y es que CiU descarta seguir haciendo camino con el PP (veremos qué pasa
entonces en la Diputación de Barcelona o en algunos ayuntamientos) y la hipótesis de darse la mano
con el PSC es más que improbable. La cuestión es: ¿Mas ha hecho la mejor campaña posible para tratar
de evitar la dependencia de los republicanos? La imagen mesiánica del líder ya pronosticó un discurso
monotemático. Pero no especialmente vibrante. En CiU ha preocupado el espacio creciente de ERC y
Mas ha tenido que arremangarse a la hora de pedir el voto útil, pero sin concretar en ningún momento si
el Estado propio que proclama es la independencia total que reclama ERC. La otra gran incógnita de la
campaña es el efecto de las acusaciones de corrupción. Toda la segunda semana de este proceso ha estado
centrada en ello. Mas se tenía que defender, argumentan en CiU. Pero ha ido más allá tratando de hacer
bandera de los ataques recibidos para tratar de convertirlos en un bumerán en forma de adhesión. Pero el
efecto colateral de este segundo monotema ha sido, admiten en CDC, dejar en el cajón las propuestas en
materia de Estado de bienestar y reactivación económica que, afirman, estaban destinadas a protagonizar
el tramo final de la carrera. Y hablando de política social, en CiU la cuestión también es la siguiente:
sin mayoría absoluta, sin el apoyo del PPC, ¿quién estará dispuesto a ayudar a Mas a seguir aplicando la
tijera?
Victoria amarga y peligrosa
El País observa que sólo dos años después de las elecciones que dieron la presidencia de la Generalitat a
Artur Mas, los catalanes vuelven hoy a las urnas. Lo hacen con la seguridad de que Convergencia i Unió
saldrá victoriosa pese a haber firmado los recortes sociales más duros que se han visto en cualquier
comunidad autónoma. La pregunta que se va a dilucidar esta noche es si también ganará su líder, Artur
Mas. La personalísima apuesta del presidente catalán para que Cataluña emprenda la vía soberanista. Con
consulta de autpodeterminación incluida, , dependerá de la ventaja que el nacionalismo conservador logre
sobre sus inmediatos rivales. Mas convocó las elecciones para lograr la mayoría absoluta que él prefiere
llamar "mayoría excepcional". Por poco que se aleje de este resultado, la victoria será tan amarga como
peligrosa para la estabilidad interna de CiU. A Mas le gusta situar el inicio de esta convocatoria electoral
en la multitudinaria manifestción independentista que recorrió Barcelona el pasado 11 de septiembre; una
marcha en la que no participó. Sin embargo, el entorno del presidente llevaba esbozando el adelanto
electoral como mínimo medio año. La jugada era convocar elecciones una vez se viera que la demanda
catalana de equiparar la financiación de la Generalitat a la del País Vasco o Navarra, el llamado pacto
fiscal, naufragaba por la negativa de Mariano Rajoy. Pero en el calendario catalán no se esperaba que este
desencuentro llegara antes del verano de 2013. La manifestación de la Diada precipitó los
acontecimientos. CiU la había alentado desde las bases pero la realidad, cientos de miles de personas en
la calle, desbordó sus previsiones y obligó a Mas a dar el paso tras dos reuniones con Rajoy, una pública
-el 20 de septiembre- y otra, privada, unos días antes. Mas hizo de la necesidad virtud. Hacía un año
que las encuestas comenzaban a ser desfavorables para CiU, algo que solo quedaba maquillado por la
profunda crisis del Partir dels Socialistas Catalans , que amenaza con eternizarse. Los recortes
comenzaban a pasar factura entre las bases de CiU y ni si quiera el discurso de focalizar todas las culpas
en "Madrid" consiguió tapar el malestar social, con manifestaciones casi a diario frente al Palau de la
Generalitat. Entre los colectivos más agraviados están los funcionarios, que han visto reducidos sus
ingresos hasta un 20% por los recortes de todas las administraciones. La habilidad de Convergència i
Unió ha sido subirse al carro del clamor soberanista expresado en la Diada y multiplicado por los medios
de comunicación próximos a CiU. De las expresiones de rechazo a la manifestación proferidas por
algunos dirigentes de CiU se pasó en pocos días a una adhesión absoluta. Hasta el punto de utilizar la
manifestación como argumento principal para convocar las elecciones. Y no solo para esto, sino para
orientar a Convergència i Unió hacia el soberanismo tras décadas de calculada ambigüedad. Todo esto
volvió a insuflar aire al proyecto nacionalista. Pocos días después de la manifestación las encuestas
volvían a indicar la posibilidad de una mayoría absoluta para Convergència i Unió. De ahí a la
convocatoria electoral anticipada había solo un paso. De todo esto apenas hace dos meses, pero la
campaña electoral se ha hecho más dura de lo que preveía Convergència i Unió. Y no solo por el barrizal
en que se ha convertido la recta final de la campaña con nuevas y dudosas acusaciones de corrupción. El
soberanismo, el aire que inflaba el velamen convergente, con dirección a la mayoría absoluta ha tenido
que lidiar con asuntos que CiU pretendía dejar de lado. No es que los nacionalistas previeran no hablar de
crisis ni de recortes, pero pensaban que todo este debate jugaría a su favor desviando cualquier
responsabilidad al Gobierno de Mariano Rajoy, que no ha cumplido muchos de los compromisos
económicos que tenía con la Generalitat. La huelga general de la semana pasada significó un punto de
inflexión en la campaña, como también lo ha sido el debate sobre los desahucios. La izquierda,
especialmente Iniciativa y el Partit dels Socialistes, que se mueven con dificultades por el debate
nacionalista han aprovechado para abrir el foco. Y se ha hablado, aunque poco, de que un 30% de los
catalanes viven bajo riesgo de exclusión social, de que el Gobierno de CiU ha reducido un tercio el
número de beneficiarios de la renta mínima de inserción -420 euros- o de que el paro ha aumentado en
170.000 personas en dos años. Más desapercibido ha pasado el hecho de que la Generalitat se encuentra
intervenida de facto al haber requerido más de 5.400 millones al fondo de rescate autonómico. Está por
ver si la izquierda podrá sacar rédito de esta situación. El Partit dels Socialistes sigue lamiéndose las
heridas que le dejaron siete años de gobierno tripartito y que le ha desangrado electoralmente. Si las
últimas encuestas vaticinan que Mas aspira a mantener el resultado de 2010, éstas también auguran un
nuevo hundimiento socialista respecto a los ya pésimos resultados de entonces. El candidato del PSC,
Pere Navarro, ha explotado al máximo el debate de los recortes y ha conseguido que Alfredo Pérez
Rubalcaba haya defendido con cierto ahínco el proyecto federalista que propugna el PSC. El problema es
que los socialistas catalanes siguen sin tener una voz única sobre el debate nacional, algo que los
nacionalistas, y también el PP, explotan hasta la saciedad. A la espera de conocer la profundidad del voto
oculto, que esta vez también afecta al PSC, el Partido Popular aspira al hito de convertirse en segunda
fuerza en Cataluña, no tanto por méritos propios como por el desgaste socialista. Su candidata, Alicia
Sánchez Camacho, desmarcado hábilmente del aznarismo para pedir una financiación "justa" para
Cataluña a base de poner límites a la solidaridad". También pide dotar a Cataluña de una "autonomía
diferencial". Los populares aseguran que esta vez no habrá pacto con Artur Mas para garantizar la
gobernabilidad. Se han roto los puentes, dicen unos y otros. Es por eso que Mas tendrá que apoyarse en
Esquerra Republicana no tiene mayoría absoluta y quiere mantener el proyecto soberanista. La
confrontación con el Gobierno de Mariano Rajoy está garantizada. Lo que se vota hoy es hasta qué punto.
Jornada sin incidentes
En El Mundo se señala que los colegios electorales han abierto en Cataluña a las 9.00 horas con
normalidad. Desde el Centro de Procesamiento de Datos (CPD) instalado en el Parlament, la
vicepresidenta del Govern y titular del departamento de Gobernación, Joana Ortega, ha informado de que
la jornada electoral se ha iniciado sin incidentes que hayan impedido la apertura de alguno de los
colegios. Según la vicepresidenta, "la normalidad ha sido la tónica del inicio de la jornada" y las 8.130
mesas repartidas en los 2.718 colegios electorales ya están constituidas. Por provincias, hay 1.616
colegios electorales en Barcelona, 402 en Girona, 327 en Lleida y 373 en Tarragona, y se han distribuido
por toda Cataluña un total de 9.331 urnas y 6,48 millones de papeletas. Un total de 5.413.769 catalanes, 
de los que 156.517 residen en el extranjero, están llamados a las urnas. Del censo electoral de residentes
en Cataluña, integrado por 5.257.252 catalanes, un total de 3.921.353 electores corresponden a la
provincia de Barcelona; por 490.291 de Girona; mientras que hay 300.528 ciudadanos con derecho a voto
en Lleida y 545.080 en Tarragona. Concurren 62 candidaturas -16 en Barcelona, Lleida y Tarragona y 14
en Girona-, 52 menos que en los comicios anteriores. Este domingo se elegirán a los 135 diputados que
integrarán el Parlament de Cataluña en su décima legislatura, de los que saldrá el próximo presidente de
la Generalitat. Los catalanes votan el domingo en unas elecciones que, desde una y otra trinchera, se han
calificado de históricas. Mariano Rajoy ha dicho que estas autonómicas son "más importantes que las
generales"; Artur Mas ha ido más lejos y afirma que los ciudadanos se enfrentan al proyecto colectivo
más importante en 300 años. CiU ha roto su tradicional ambigüedad y ha puesto sobre la mesa una
propuesta de referéndum sobre la independencia, y parece que la apuesta no tiene marcha atrás. Mas alega
que estas elecciones son un 'plan B', que se ha visto abocado a adelantarlas después de la multitudinaria
manifestación independentista de la Diada -CiU contribuyó decisivamente a que fuera masiva- y del 'no'
de Rajoy al pacto fiscal después de una reunión de apenas dos horas. La audaz jugada le permitió
remontar en las encuestas lo que había perdido con los duros recortes sociales, pero conforme se acercan
las elecciones los nacionalistas se han estancado y parecen lejos de la mayoría absoluta. ¿Con qué regla
habrá que medir el resultado? El propio Mas se ha bajado recientemente el listón. Después de pedir
durante toda la campaña una "mayoría amplia" -eufemismo de mayoría absoluta-, ahora dice que para
llevar adelante su plan soberanista le basta con "aumentar la ventaja con el segundo clasificado", hasta
ahora el PSC. Existe sin embargo la sensación colectiva de que una caída en el voto de CiU supondría un
serio revés para el proyecto del 'president'. Porque Mas, de rebote, buscaba hundir a su principal rival en
Cataluña acortando la legislatura más de dos años. Los socialistas catalanes eligieron hace un año a Pere
Navarro como líder, pero al hasta ahora alcalde de Terrassa las elecciones parecen haberle cogido muy
verde. No ha dado la talla en los debates televisivos y todas las encuestas apuntan a que empeorará el
ya muy mal resultado de los socialistas en 2010. Navarro tardó en decidir la posición de los socialistas
ante el desafío que propone Mas, y no acaba de entenderse muy bien qué han decidido finalmente.
Pide "una consulta dentro de la ley", de la Constitución, pero esa apuesta no parece tener el visto bueno
del PSOE. Los socialistas catalanes han buscado desesperadamente representar la opción de quienes se
sienten catalanes y españoles -que, según todas las encuestas, son mayoría-, y oponerse tanto a la
independencia como al "centralismo" del PP, pero está por ver que lo hayan conseguido. En el caso de
los 'populares', sin embargo, todo está muy claro. "No permitiremos que nos obliguen a elegir entre
Cataluña y España", reza el anuncio que el PP catalán ha publicado en varios diarios en los últimos días
de la campaña. Su candidata, Alicia Sánchez-Camacho, ha intentado desde el principio abanderar la
oposición al proyecto de Mas. Y lo ha hecho asistida por un auténtico desembarco de miembros del
Gobierno español, empezando por el presidente. Los sondeos también vaticinan un repunte tanto de ERC -
que podría recoger los sufragios de los independentistas que no terminan de fiarse de Mas- como de ICV
y Ciutadans. El partido de Albert Rivera, que también se opone nítidamente al plan de CiU, podría
incluso doblar los tres escaños que tiene actualmente en la Cámara. En el otro extremo, Solidaritat y la
CUP parecen pugnar por varias actas de diputado. La campaña ha sido la más tensa y dura que se
recuerda en Cataluña desde la recuperación de la democracia. La aparición, a poco más de una semana de
las elecciones, de un informe policial que presuntamente vincularía a Mas y a Jordi Pujol con el cobro en
Suiza de comisiones del 'caso Palau' ha condicionado los últimos días de hostilidades. Todos los partidos
han hecho uso de ese documento: unos, como PSC, PP e incluso ERC, para pedir explicaciones a
Mas; CiU lo ha utilizado para relanzar su campaña interponiendo varias querellas y para presentar
esos "ataques" como una agresión de Madrid no a la federación nacionalista o a su líder, sino a Cataluña.
Los resultados del domingo están menos claros que nunca: todas las encuestas detectan un gran número
de electores indecisos. Todos los partidos han intentado concienciar a los ciudadanos de la importancia de
los comicios. Cataluña puede emprender ese día un camino "a lo desconocido", como lo definió Mas, o
enterrar políticamente a un 'president' con poco pedigrí nacionalista que sin embargo se ha atrevido a
ir mucho más lejos de lo que nunca soñó Pujol.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios