www.diariocritico.com
El dolor como propuesta de gobierno

El dolor como propuesta de gobierno

martes 18 de diciembre de 2012, 14:01h
Hay políticos, banqueros, empresarios y hasta periodistas -palabra de honor-- que estos días proclaman el dolor como solución para los problemas. "Gobernar a veces produce dolor a los ciudadanos", es una de las frases que hemos escuchado en estas jornadas de pasión, en las que la alegría navideña tradicional parece algo difuminada ante tan dolientes propósitos anunciados para el período que nos viene. Hasta el presidente del banco Central Europeo, el indescifrable Mario Draghi, nos dice que 2013 debe ser otro año "de dolorosos progresos" para España. A mí, el dolor no me parece una terapia. Ni pienso que sea un remedio; más bien, me acostumbraron desde niño a tomar remedios contra el dolor.
 
No creo que vaticinar dolores sea la mejor manera de afrontar una crisis; me parece que más bien se deberían recetar comprimidos de esperanza, tratamientos paliativos a base de ideas nuevas y modos de gobernar inéditos, compuestos de diálogo -a mí sí que me duele la clamorosa falta del mismo-y de imaginación.
 
Solamente un país sin pulso, como decía Francisco Silvela -y me temo que no hemos progresado demasiado desde entonces en cuanto al ritmo cardíaco de la sociedad civil-puede aceptar tranquilamente, sin mover un músculo, una propuesta de dolor como planteamiento electoral (poselectoral, que el pre fue bien distinto). Entiendo las dificultades que nuestros gobernantes encuentran para hacernos la vida más placentera; pero he de pedirles que no contribuyan, ninguno de ellos, a hacérnosla más desagradable de lo estrictamente necesario, porque, ay, ya vivimos en un ¡ay! casi constante.

>> Lea el blog de Fernando Jáuregui: 'Cenáculos y mentideros'>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios