www.diariocritico.com
La gran conspiración

La gran conspiración

sábado 02 de febrero de 2013, 14:32h
Jamás compareció Mariano Rajoy ante auditorio tan interesado. Nunca una aparición política, televisada en una mañana de sábado, provocó tal expectación. El presidente del Gobierno y del PP se mostró enérgico en desmentir que haya cobrado o repartido alguna vez  dinero 'negro'. Y yo, en lo personal, le creo. Tengo que lamentar mucho, no obstante, como periodista, haberme tenido que conformar con su explicación en un discurso ante los dirigentes de su partido, sin que ni yo ni mis colegas hayamos tenido la posibilidad de hacerle algunas preguntas, que para eso nos pagan y esa, tratar de poner luz en la oscuridad, es la misión que le está encomendada al llamado 'cuarto poder'. Y, para mí, quedan muchos puntos que se mantienen poco claros, y que me hubiera encantado trasladar a Rajoy.
 
Sospecho que muchos de mis colegas compartieron este sábado mis sentimientos. Rajoy estuvo convincente en lo que a él respecta, e incluso estuvo convincente en lo que se refiere a lo que él cree que ocurre en su partido. Pero ¿sabe Rajoy todo lo que ocurre y, sobre todo, ha ocurrido en su partido?
 
Y esa es la primera de una larga serie de preguntas que pueden ocurrírsele a uno...y que, de momento, no tendrán contestación. Por ejemplo: ¿Se puede acaso producir una conspiración, una conjura, contra un Gobierno que ha llegado legítimamente al poder a través de las urnas y que esa conjura pueda tener éxito sin más? ¿Es posible, a través de unos "papeles apócrifos" (sic), llegar a derrocar a un Ejecutivo? ¿Hay pruebas de que esos papeles, publicados como buenos por los medios de comunicación, son realmente apócrifos? Se supone que el PP ha iniciado una investigación acerca de la procedencia y veracidad de esos 'papeles Bárcenas', suponiendo que sean autoría del ex tesorero 'popular': ¿por dónde van tales investigaciones, hacia dónde, hacia quién, apuntan? ¿Puede el señor Rajoy certificar que los demás bajo sospecha, o bajo calumnia si se quiere, están tan exentos de cualquier culpa como él?¿Se comprometen igualmente los otros nombres que aparecen en tales 'papeles' a mostrar a la ciudadanía sus declaraciones de la renta y patrimonio?
 
Comprendo que no es el momento de dar lecciones de democracia. Pero, ya no solamente como informador, sino como ciudadano de a pie, creo que debemos pedir algo más que una intervención, desgarrada e indignada, sin duda sincera, ante el atril del comité ejecutivo del partido que nos gobierna. Si se ofrece transparencia, hay que comenzar por sufrir la andanada de las preguntas, afortunadamente siempre molestas, de los periodistas. Error, pues, de comunicación en una formación que prefiere demandar a algunos medios -lo cual es muy legítimo, aunque me parece que inadecuado-que desmontar de manera fehaciente sus informaciones, que elige reprochar al líder de la oposición sus críticas --que llegan más bien con sordina, dicho sea de paso-antes que ofrecerle un severo pacto anticorrupción. Adiós, pacto, adiós.
 
Repito que yo tiendo a creer a Rajoy porque aprecio sus cualidades tradicionales de honradez y creo, pese a todo lo que ha tenido que desmentirse, en su palabra. No tengo por qué creer a todos en su entorno, a menos que me convenzan. Ni tengo por qué aceptar, de otro lado, lo que me cuenten algunos 'papeles' cuya procedencia, lo admito humildemente, aún desconozco, aunque tenga mis sospechas. Es decir, me ocurre lo mismo que, me parece, a otros muchos españoles: que estoy perplejo, sin saber muy bien qué pensar, pero al borde de la indignación, porque no sé si me engañan o me manipulan. Pero no estoy dispuesto a tragarme, así, sin más, historias de conspiraciones, ni de operaciones malévolas, ni de tiroteos de papel sobre políticos esforzados y sacrificados. Como no estoy dispuesto a comulgar con ruedas de molino que tienen forma de apuntes contables, a menos que me demuestren su certificado de origen.
 
Ya sé que es el que acusa quien tiene que probar sus acusaciones, no el acusado quien tiene que probar su inocencia. Sin embargo, el clima político nacional es tan asfixiante, el desprestigio de la clase política en general ha alcanzado tal nivel, que no basta con vagas promesas, o amenazas, de que "este partido no va a quedarse de brazos cruzados". Hay que ir más lejos, desmontar una por una las acusaciones, dejar a la opinión pública satisfecha con las explicaciones, con una nueva era de transparencia.
 
Y no, no hay transparencia en la actividad política española, y lamento que Mariano Rajoy no se aplicase, al menos, esta autocrítica. Claro que tampoco tuvimos los informadores, convidados de piedra a través de un circuito cerrado de televisión, oportunidad de hacer esta o cualquier otra observación. Lástima, porque ya digo: nos va mucho en que a Mariano Rajoy le salga bien este endiablado envite. O, si él lo prefiere, todos dependemos no poco de que venza a lo que él ya se ve que considera una conspiración. Este sábado su pelea contra la que él proclama como falsedad no fue suficiente.


Lea también:
- Rajoy se defiende y ataca: "No me voy a encoger ni abandonar la tarea que los españoles me han encomendado"
- La otra cara del Comité Ejecutivo del PP+
- Dublín, Marbella, Santiago o Tenerife; los destinos 'regalados' a la familia Mato-Sepúlveda
- La 'trama Gürtel' pagó más de 60.000 euros en 'regalos de lujo' a Ana Mato
- La "conducta ejemplar" de Rajoy le aparta de las sospechas de los cobros, según los suyos
- Cospedal y Aznar van por libre: iniciarán acciones legales contra El País por las cuentas filtradas del extesorero
- Ya son dos los concejales del PP que se dan de baja en el partido

>> El blog de Fernando Jáuregui: 'Cenáculos y mentideros'>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (4)

    17652 | Rosa Paredes - 03/02/2013 @ 14:46:22 (GMT+1)
    Es patético que los informadores, ante el discurso del Sr. Rajoy, hayan tenido que estar en un circuito cerrado de televisión. ¿Qué miedo tenía el Presidente ante las preguntas que se le pudiesen formular? No soy muy entendida en estos temas, pero creo que "los juramentos de inocencia", están de más. Aquí de lo que se trata es de hacer una exhaustiva labor, por parte de quien competa en estos menesteres, de lo que hay de verdad o mentira en este grave tema, y si hay que desenmascarar, se desenmascara.
    17640 | kroker - 02/02/2013 @ 20:09:29 (GMT+1)
    Y dos piedras...
    17628 | Laura - 02/02/2013 @ 16:11:35 (GMT+1)
    En España, como en otros paises, existe una estrecha complicidad entre las Empresas de medios de comunicación y los intereses partidistas a cuyos intereses sirve. La objetividad absoluta no existe ni existirá, cierta honradez con uno mismo y con sus lectores/espectadores/oyentes seria deseable, aunque ya Max Weber al analizar a los políticos profesionales, escribia que el periodismo es parte de esa "clase política", es una subcategoría de los politicos y a sus intereses sirve. Por ello, cuando medios de comunicación tan dispares idiológicamente como El Mundo o El País destapan este escándalo produce más credibilidad en la opinión pública: ya no se ve como el "típico" ataque de la izquierda periodística contra el partido del Gobierno, aunque no lo reconozcan dirigentes como la Sra. De Cospedal e intente matar al mensajero. Esperemos que los ciudadanos atrincherados en nuestras posiciones ideológicas no tendamos a minimizar los casos de nuestro color político,nos acostumbremos, pasemos por alto la falta de credibilidad que da seguir solo los medios afines a nuestra tendencia, en los que la escasa ética profesional de sus directivos, abonen nuestro sectarismo culpando "a los otros", y nos dediquemos al "TU MAS", en vez de reclamar cambios, como podría ser una Ley de Partidos que los controle y regule con transparencia.
    17626 | alejog - 02/02/2013 @ 15:27:43 (GMT+1)
    Rajoy es el presidente de gobierno mas honesto que he conocido, pero está cometiendo el mismo fallo que cometió Aznar: ABANDONAR EL PARTIDO DESDE EL GOBIERNO. De este modo, no tiene quien le defienda porque su militancia se siente traicionada, cuando no abochornada por los comentarios que tienen que sufrir en sus centros de trabajo provenientes de los pelotas próximos al poder que, aunque resulte sorprendente, en la mayoría de centros administrativos...¡están dirigidos por gente puesta por Rubalcaba! De este modo: SIN TROPA...¡ Cómo pretende el PP defenderse de tanto infundio! Rajoy esta guerra la tiene perdida, como la perdió Aznar.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.