www.diariocritico.com
Generación y no Regeneración

Generación y no Regeneración

jueves 07 de febrero de 2013, 12:35h
Constantemente  se está hablando de regeneración política y, curiosamente, lo hacen los que durante décadas han degenerado la práctica de la política.

La postura de la mayoría de la actual clase política es aplicar la vieja máxima de "que cambie todo para que todo siga igual". Según el CIS la clase política es el  tercer problema para los españoles y cuando los ciudadanos de un país sienten que los mismos que deberían velar por sus intereses son su problema es  que la sociedad está en un punto de no retorno con su clase política.

Según el diccionario de la RAE regenerar significa "hacer que alguien abandone una conducta o unos hábitos reprobables para llevar una vida moral y físicamente ordenada". No creo en la regeneración que nos proponen porque  es imposible que quienes  durante muchos años han confundido lo público con lo propio puedan de la noche a la mañana dejar de hacerlo.

Lo que los ciudadanos pedimos no es "regeneración",  es "generación",  generación de una nueva clase política. Políticos que huelan a limpio, que sean ciudadanos y no profesionales de la política, que administren lo que es de todos con una total  transparencia , que cuando lo dejen se vayan con las manos en los bolsillos y la satisfacción del deber cumplido,  que prometan menos y hagan más, que sigan las consignas de la ciudadanía y no la de los partidos.

Es la hora de caras nuevas, anónimas; es la hora de tantos políticos honestos que trabajan cada día en la sombra en sus ayuntamientos, parlamentos autonómicos, el Congreso y el Senado.

Ellos, con el apoyo de todos;  deben dar un paso al frente; tienen que decir   basta  y asumir las responsabilidades para las que fueron elegidos por sus conciudadanos. Tienen que dejar de ser la comparsa que acompaña a las viejas mascaras para convertirse en los rostros de una nueva generación de gestores  de la cosa pública.

Y someterse con nombre y apellidos  cada cuatro años al juicio de las urnas en unas listas abiertas donde podemos elegirle a él y no a su partido.
Por todo esto no creo en los que , tras décadas consintiendo, dicen ahora estar dispuestos a dar un paso adelante para salvarnos;  por el bien de todos es mejor que se queden en casa.
 

Lea también:
- La encuesta del CIS evidenció la caída libre del PP incluso antes del 'escándalo Bárcenas'
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios