www.diariocritico.com
La Europa de los ciudadanos

La Europa de los ciudadanos

sábado 16 de marzo de 2013, 11:49h

Al cumplirse los veinte años de la entrada en vigor del Tratado de Maastricht, en el que se introdujo el estatuto de la ciudadanía europea, la Comisión ha decidido declarar 2013 como el Año Europeo de los Ciudadanos. El objetivo final de esta acción radica en conseguir acercar la Unión Europea a los ciudadanos y animar a éstos a la participación en los asuntos europeos.

Resulta más que evidente que todo lo relativo a la Unión Europea suena extraño en nuestro día a día. Así lo ponen de manifiesto los últimos datos estadísticos publicados por el Eurobarómetro: los propios ciudadanos consideran que el índice de participación en las elecciones europeas es bajo por falta de información sobre el impacto que la Unión tiene en la vida cotidiana.

Ciertamente, la Unión Europea ejerce una influencia directa en nuestras vidas. Mucho mayor de lo que, en principio, podamos pensar. Los componentes que ha de reunir un producto lácteo para poder etiquetarse como yogurt, quién debe pagar el canon por copia digital, las formas de gestión de los residuos que generamos o la calidad de nuestras aguas de baño son todas ellas cuestiones que se deciden en Bruselas, con la participación de Estrasburgo. Consejo, Comisión y Parlamento forman un triple eje decisional del que surge un importante número de normas que regulan nuestra cotidianeidad.

Siendo así, es más que obvio que la Unión Europea, lo que es y cómo funciona, nos debe interesar, pues nos jugamos mucho en ello.

Un primer paso a tal fin es, sin duda, conocer que el hecho de ser nacionales de un Estado Miembro de la Unión nos garantiza una serie de derechos. Recibir asistencia diplomática en el extranjero en alguna de las embajadas de un país miembro de la Unión, dirigirse a cualquier institución europea en la propia lengua, circular y residir libremente en cualquier Estado miembro de la Unión, formular peticiones al Parlamento, recurrir al Defensor del Pueblo Europeo para expresarle cualquier queja ante la actuación de una institución pública, poder elegir a los miembros del Parlamento Europeo o a los miembros de la corporación municipal del lugar de residencia, o presentarse como candidato en uno y otro caso, son derechos que tenemos reconocidos en tanto que ciudadanos europeos. Pero también se prevé en los Tratados el derecho a participar en la vida democrática de la Unión y el deber de sus instituciones de actuar con la mayor apertura y cercanía posibles a los ciudadanos.

Un segundo paso, no menos importante y derivado del anterior, consiste en reforzar la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones. No basta con declaraciones programáticas, sino que ha de quedar plasmado en prácticas concretas. En este sentido, el hecho de que el Parlamento Europeo haya ido progresivamente ganando protagonismo en el procedimiento legislativo es un avance muy importante. Pero ha de seguirse en esta línea. Resulta fundamental, en mi opinión, reforzar el papel de los partidos políticos a nivel europeo o, dicho sencillamente, europeizar los partidos políticos, de tal modo que la política en la Unión se haga pensando en el conjunto, y no en los intereses nacionales.

En tercer lugar, la Comisión, como Ejecutivo europeo, también ha de ver fortalecido su respaldo democrático. El hecho de que el candidato a presidirla sea propuesto por el Consejo Europeo y ratificado por el Parlamento no es suficiente; es necesario conseguir que, de algún modo, los ciudadanos puedan expresar su parecer al respecto directamente. Resulta muy interesante, en este sentido, la propuesta que han lanzado tanto el Parlamento como la Comisión de que los partidos políticos, durante las elecciones europeas, se manifiesten sobre la persona a la que propondrán como candidato a presidir la Comisión.

Finalmente, han de adoptarse fórmulas para potenciar la organización de la sociedad civil y hacer sentir su voz en Europa, más allá de la influencia que ejercen los grupos de presión.

Si queremos que la Unión Europea siga siendo la historia de un éxito hemos de conseguir dar un espacio mayor a quienes la constituimos verdaderamente, que no son ni los políticos, ni las instituciones, ni los Estados: somos los ciudadanos. 

Isaac Martín

 Director del Centro de Estudios Europeos de la UCLM

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios