www.diariocritico.com
La marca España tiene dos ritmos

La marca España tiene dos ritmos

lunes 01 de abril de 2013, 19:41h
El ministro de Exteriores tardó seis meses en poner en marcha el proyecto de Relaciones Públicas de España que explicaba en una comida a treinta empresarios a finales de enero de 2012. El encargado de redactar los borradores de lo que se bautizaba como " Marca España" era Emilio Lamo de Espinosa, y el primera parto " ejecutivo" se producía el 29 de junio de ese año con el nombramiento del pluridisciplinar Carlos Espinosa de los Monteros como flamante Alto Comisionado para la Marca España, un largo nombre para una minima y desconocida inversión de la que casi un año después no sabemos nada.

La Marca oficial languidece sin calendarios, ni proyectos, y con un Comisionado que no acepta ayudas exteriores y que se limita a soportar el ninguno que le hacen desde el Gobierno y desde los organismos empresariales. Sin ritmo, sin presupuesto, con ayudas indirectas hasta para poner en marcha una simple web vía Ministerio, debe añorar su vicepresidencia en Inditex, que abandonó para asumir un compromiso de estado del que cabe decir aquello de " ni está,  ni se le espera".

Lejos del Ministerio y del Alto Comisionado, las grandes empresas españolas que están en el Consejo Empresarial para la Competitividad han decidido hacer suyos los planteamientos de defensa de España y han pasado a la acción, primero con un extenso y documentado informe sobre la situación de nuestro país - en el que se ve la botella siempre medio llena, que para verla medio vacía ya se valen en Bruselas y Berlín - y ahora con una gira mundial en la que los primeros espadas de las compañías van a poner en valor lo mucho de bueno que tenemos y que apenas nos dejan mostrar. Si la presentación del Informe la realizaba el presidente de Telefonica, con una contundente afirmación: " a final de este año comenzaremos a salir de la crisis", César Alierta se reservaba en su condición de presidente del Consejo tres ciudades tan duras y exigentes como Francfurt, Berlín y Zurich, en las que estará a partir del 5 de abril, para lanzar esa buena imagen de España. Tres reuniones con políticos, empresarios y financieros en las que le acompañará el economista Juan José Toribio.

La gira abarca 23 ciudades de cuatro Continentes, desde Pekín a Nueva  York pasando por las principales ciudades europeas. El primero en abrir brecha será  el director general del Consejo, Fernando Castedo, que en compañia del ex secretario de Estado de Economia en el ultimo gobierno de Zapatero, Jose Manuel Campa, se trasladaran a Amsterdam, tal vez para llevarle la contraria al holandes Jeroen Djisbloem en sus negros augurios sobre los paises del sur de Europa. Les seguirá el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán,  que el mismo día cuatro estará en Londres, para luego cruzar el charco y presentar esa imagen de potencial, esfuerzo y seguridad de nuestras empresas y bancos en Nueva York y Boston.

Mientras Emilio Botín, Francisco González y Pablo Isla se lo piensan, hay que destacar el compromiso que asumen los dos máximos dirigentes de  Caixabank, que estarán en cuatro capitales bien acompañados por el resto de economistas que se encargaran de las explicaciones sobre la situación y el futuro más inmediato de nuestro país, como son Alfredo Pastor, Ángel Ubide y Juan José Ruiz. Tanto Isidre Fainé como Juan María Nin demuestran que el apoyo de su entidad a todo lo que pueda favorecer la salida de la crisis de España es total. Entre los dos visitarán México, Hong Kong, Pekín y Singapur. Así quedarán doce capitales para que el resto de integrantes del Consejo de comprometa con su presencia en las mismas.

Cumplido ese periplo internacional en busca de una mejor imagen española en todo el mundo, que consideran crucial para el inmediato futuro tanto desde el punto de vista empresarial y financiero como en el de reactivación del mercado interior que posibilite bajar de la inmensa tasa de desempleo que padecemos, le llegará el turno a las ciudades de España, también de cara a levantar la escasa moral de los empresarios medianos y pequeños, y de la sociedad española en general.

No estaría de más, ni de menos, que la hasta ahora nula actividad oficial de la " Marca España" tomara buena nota y aprovechara ese empujón desde la iniciativa privada para reforzar la iniciativa, aprovechar el informe para explotaron hasta la saciedad y poner algo de luz en la espesa selva de malas noticias y augurios en la que amanecemos cada día.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios