www.diariocritico.com
Ahora tampoco, parece

Ahora tampoco, parece

martes 07 de mayo de 2013, 09:21h
Este miércoles, presuntamente importante debate parlamentario, en el que Mariano Rajoy se explayará, por fin, acerca de sus reformas económicas, y, presumible y previsiblemente, rechazará un pacto económico en torno a las medidas sugeridas el pasado domingo por Alfredo Pérez-Rubalcaba. El consenso solicitado por el PSOE, pues, no tiene acomodo, al menos en su versión puramente económica. ¿Lo tendrá en la política?
 
El Partido Socialista está empeñado en mostrar a la sociedad que no se halla en el inmovilismo, en la parálisis o sumido en la falta de ideas. A la propuesta económica lanzada por Pérez-Rubalcaba el pasado domingo, que no ha hallado una acogida excesivamente buena en los círculos especializados, comenzando por la UE, el PSOE unirá una propuesta de regeneración política, que será presentada en las próximas horas. Algunos de los puntos de esta reforma, que no tendrían, inexplicablemente, cabida en el debate parlamentario, en principio exclusivamente económico, de este miércoles, podrían llegar a alcanzar un consenso en el futuro con el partido que sustenta al Gobierno. Si es que, realmente, un deseo de acercamiento mutuo anida, como aseguran, en las dos principales formaciones a escala nacional.
 
La propuesta socialista comprende reformas en la normativa electoral y en el código ético del partido, entre otros aspectos.  Uno de los puntos más sobresalientes de la propuesta que el PSOE aprobará, en una reunión que tendrá lugar en Oviedo a mediados de este mes, es el compromiso de desbloquear 'parcialmente' (tímidamente) las candidaturas electorales. Eso supone que en las listas que contengan siete candidatos o menos, los electores podrán alterar el orden en el que uno de esos candidatos figura en la lista, colocando a su favorito en primer lugar, por delante de otros seleccionados por el 'aparato' del partido. En las listas electorales con más de siete nombres, los votantes podrán cambiar de lugar dos candidatos. Cierto que no es la primera vez que el PSOE (y el PP) proponen un  desbloqueo de las candidaturas, incluso en sus programas electorales, sin que jamás se haya llevado a la práctica esta modificación, sin duda importante, de la normativa electoral; pero fuentes de la dirección del PSOE insistieron en señalar que "ahora todo va a ser diferente, porque pasaron los tiempos en los que se podían hacer brindis al sol, como por cierto ha hecho el PP con su último programa electoral, incumplido en todos sus extremos, lo que le hará pagar sin duda una elevada factura en las urnas".
 
Esta es una de las propuestas que el PSOE tratará de consensuar con el Partido Popular, junto a otras iniciativas como la supresión del Senado para dejarlo en una Cámara territorial de un máximo de ochenta miembros elegidos por los gobiernos autónomos. También pretende el PSOE hacer obligatoria la introducción de elecciones primarias en todos los partidos, si bien esta iniciativa ha sido recibida con reticencias en el PP, que ha respondido pidiendo que los socialistas "se ocupen de cómo hacen las cosas en su propio partido y dejen en paz a los demás". Algunos militantes también han hecho llegar a la dirección del partido la propuesta de limitar los mandatos del presidente del Gobierno y de muchos alcaldes a dos legislaturas, es decir, a un máximo de ocho años, pero este es uno de los temas sometidos aún a debate interno: las reformas, ya se sabe, con sifón, para que no se atraganten en el ánimo excesivamente timorato de la clase política.
 
En todo caso, parece claro, al menos en principio, que el debate parlamentario, que se realiza a petición del propio Rajoy, concluirá en la tarde-noche de este miércoles sin acuerdos, o al menos sin grandes acuerdos. Es cierto que a Rubalcaba le han llovido críticas por sus 'ocurrencias' en materia económica, sin duda algo apresuradas en algunos puntos. Pero no menos verdad es que desde el PP le han dicho que, si quiere pactar, que pacte lo que el Gobierno propone, y eso indica una escasa voluntad de acercamiento, por decir lo menos. En ese marco pesimista, solamente cabe ya, parece, un debate sobre medidas políticas que contribuya a desbloquear un pacto económico acaso en un futuro no lejano. Lo cierto es que ya no queda mucho espacio para esas grandes maniobras políticas que tantos consideran, consideramos, imprescindibles, pero que nunca llegan.


Lea también:
- Rubalcaba se enoja con Europa: "Que escuche... no están como para dar lecciones"

>> El blog de Fernando Jáuregui: 'Cenáculos y mentideros'>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios