www.diariocritico.com
Catch 22

Catch 22

martes 07 de mayo de 2013, 09:41h
Beatriz Talegón, secretaria general de la Unión Internacional del Jóvenes Socialistas y una de los nombres jóvenes que suenan para la sucesión en el PSOE, ha declarado que movimientos como el 15-M y los "indignados" benefician a la derecha, pues la radicalización lleva a muchos a pasar del voto en las elecciones. Se sobreentiende que del voto útil, el socialista.

Lo que intuye Talegón es un fenómeno mucho más complejo. Es una paradoja de Rusell o "catch 22". Me gusta esta última expresión por motivos sentimentales. Recuerdo su ajada cubierta azul con ese título en grandes letras y el nombre de su autor, Joseph Heller, tropezándose conmigo por los rincones más insospechados de la casa de mis padres. Hasta que lo leí. "The Oxford Dictionary" define "catch 22" como un dilema o circunstancia difícil, de la cual no hay salida por las propias contradicciones en conflicto mutuo que condicionan la acción. Una aporía.

Las encuestas nos dicen que a partir de los 65 años se vota, mayoritariamente, a los dos grandes partidos. Y ese segmento de la población, los "lobos grises", no para de aumentar. Los jubilados son más activos en las elecciones que otros grupos de edad, tal vez porque al haber vivido dictaduras valoran ese derecho más que muchos jóvenes, capaces de negar el carácter democrático a lo que no se acomoda a sus deseos. Hablamos de una auténtica brecha generacional, pues ese voto de los "lobos grises" es un ejercicio de prudencia escarmentada ante tantas utopías adánicas malogradas. Conseguida la pensión tras décadas de sufrir deslomándose en el tajo se busca la estabilidad. Hay toda una reflexión tranquila que sabe de la cobardía del dinero y las inversiones ante las algaradas y los cócteles molotov.

Beatriz Talegón, en su reflexión, no explica como los episodios de asalto al Congreso de los Diputados o las manifestaciones violentas en las calles de Madrid y Barcelona alimentan el voto del orden. No ya a los dos partidos mayoritarios, sino directamente a los populares, percibidos ante el caos como más resueltos en las cuestiones de orden público. En la Europa Occidental eso es un patrimonio genético de la derecha.

Esa aporía, ese "catch 22", afecta por igual a la PAH, que necesita los escraches para asegurarse los titulares pero se ve perjudicada por la imagen radical asociada con el acoso callejero. Y a los sindicatos; obligados a criticar al gobierno insistiendo en las altas cifras de paro cuando eso les fuerza a someterse a ese mismo gobierno para crear empleos precarios y sin derechos, pero empleos y trabajo a fin de cuentas.

Beatriz Talegón pone al puño en la llaga al decir que el movimiento "Indignaos" y el 15-M "ha sido abrirle la puerta a la derecha para que ahora arrase con todo el Estado de Bienestar"; estos han lanzado el mensaje de que participar en los actuales procesos democráticos es ser cómplice del sistema. Añade que eso deja el poder en manos del capital y del sistema neoliberal.

Los promotores del 15-M o de la plataforma "En pie" que convocaron el asedio indefinido al Congreso con el objetivo de provocar la dimisión del Gobierno, la disolución de las Cortes y el fin de la Jefatura del Estado no veían más allá de los comunicados de la PAH con su insistencia en el "genocidio" de los españoles o de las revueltas árabes de primavera y las caídas de los gobiernos autoritarios de Túnez o Egipto. Pero aunque algunos se sorprendan esto no es, aún, el norte de África, y cuanto más agresivo sea el vandalismo más aumentará el voto a los partidos conservadores. Dejando al margen brindis al sol como el del asalto al Congreso, de momento Beatriz Talegón ya le ha sacado unos titulares de ventaja a Eduardo Madina. Veremos con qué se descuelga Carme Chacón, atrapada en Cataluña en su propio "catch 22".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

6 comentarios