www.diariocritico.com
Imagen de Santa Águeda para ilustrar la opinión de Águeda del Pozo
Imagen de Santa Águeda para ilustrar la opinión de Águeda del Pozo

Fortuna, la del Rey

viernes 17 de mayo de 2013, 10:09h
Cuando en tiempos de esplendor de nuestra economía el rey aceptó el regalo de un grupo de empresarios y banqueros por valor de 21 millones de euros, en forma de yate, hubo mucha polémica. Bien es cierto que para descargarse de culpas el monarca trasladó la propiedad del barco a Patrimonio Nacional, eso sí, el uso era exclusivo de la familia real.

En cualquier caso el regalito dio mucho que hablar sobre la oportunidad de que se aceptara un obsequio de un importante grupo de presión. En fin ya sabemos que se dijo que era en agradecimiento por la publicidad que hacía de Baleares la presencia de la familia real. Pero hubo muchas dudas.

Ahora, cuando la crisis nos azota, cuando el paro nos angustia, cuando la pobreza crece a niveles casi de país tercermundista, como se decía antes, nos vienen a recordar el nivelazo de vida de la familia real. Y nos quieren vender la renuncia al yate Fortuna como gesto de austeridad, vamos para hacerse publicidad de que ellos también se ajustan el cinturón. Pero a qué agujero del cinto, a la vista de esas cifras, la holgura con la que cuentan es muchísima hasta llegar a entallarse como la media nacional.  Tanto holgura como 26.000 euros, sí, 26.000 eurazos,  que vale llenar el tanque del barco para darse sus paseítos.

Más le hubiera valido al rey renunciar al Fortuna sin  hacerse publicidad. Ser discreto y no restregarnos por la cara de parados, dependientes sin ayudas, estudiantes sin becas, enfermos de cáncer con prestaciones sanitarias recortadas....que su austeridad supone recortar el lujazo de disponer de un yate valorado en 21 millones de euros con un coste de 26.000 euros para llenar el tanque, sin entrar en los gastos de tripulación, servicio o mantenimiento durante todo el año.

Sé que puede parecer demagogia pero ¿quieren hacer una encuesta en la calle para ver el número de ciudadanos de a pie que están de acuerdo? Y sabiendo esas cifras, me temo que las sospechas sobre el nivel del vida de la familia real no han parado.

En tiempos de austeridad, discreción en todos los sentidos, es lo mínimo que se puede pedir.

Y como nota a pie de página, ya que de la familia real estamos hablando, no quiero dejar de destacar también lo positivo. Muy positiva fue la conferencia ayer de la princesa Letizia afeando la conducta a quienes nos quieren engañar al hablar de la crisis con palabras, como mínimo, confusas. La periodista Letizia Ortiz dijo que no está bien hablar de crecimiento negativo para referirse a la recesión. No, no está bien,  efectivamente, es una mentira. Hace mucho que se dice critica esa mala costumbre. Pero es bueno, muy bueno, que lo haya hecho la princesa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios