www.diariocritico.com
La economía de los mil muertos

La economía de los mil muertos

miércoles 22 de mayo de 2013, 07:46h
En su (pen)último artículo, Paul Krugman relata algo que viene siendo evidente en esta crisis tan honda: "Ignorar la teoría básica causa desastres". Sostiene el economista de Nueva York que todo lo que está sucediendo está nítidamente explicado por la Macroeconomía. No hace falta darle más vueltas.
 
La Macroeconomía es la parte de la Teoría Económica que estudia el comportamiento de los agregados económicos en su conjunto. Déjenme que les ponga un ejemplo: imaginen una presa con millones de metros cúbicos de agua, sujeta por un dique, bajo el cual existe un pueblo de mil habitantes.
Si se rompe el dique -sigo con el ejemplo-,  la Macroeconomía nos dice que habrá aproximadamente mil ahogados sin necesidad de explicar la sensación de cada uno de ellos. La disciplina no falla.

Gracias a la Macroeconomía podemos aplicar una política económica adecuada. En definitiva, la Macroeconomía sirve para que el constructor de diques lo haga de forma correcta o las autoridades no rebasen el máximo de agua permitida con el fin de evitar desastres como el descrito.

La teoría económica de los pánicos bancarios -dice ahora Krugman-, explica perfectamente lo que ha sucedido. Entonces, ¿por qué no se previno? El error -sostiene el de Albany-, no es de la Macroeconomía Básica, sino de observación.

No haber sabido que los bancos comerciales sólo eran una pequeña parte del sistema y que los bancos de inversión navegaban sin control, desregulados y llenando la presa de más agua de la que pudiera permitirse (como sostiene la Macroeconomía). No es un problema de la teoría sino del observador despistado o de la autoridad inconsciente.

Por eso, por un error de observación, no por los fundamentos económicos de la Economía, (casi) nadie supo prever esta crisis (salvo Rajoy). El empecinamiento de no darse cuenta que la presa tenía más agua que lo que pudiera aguantar un dique. Obstinación a pesar de que había un cartel que decía que no debían echar más agua.

De la misma forma -sostiene Krugman-, la austeridad fiscal frente al desempleo masivo es un verdadero suicidio que está llevando a Europa a la catástrofe. Insiste el profesor de Princeton en su defensa de la Macroeconomía Básica porque recoge con claridad las consecuencias de la política fiscal restrictiva practicada por los eurotorpes.

Es como si la solución, tras la catástrofe de aquel pueblo anegado, hubiese sido prohibir el agua en todo el país. Mientras la gente muere de sed, el desempleo se agiganta y la depresión nos lleva al período de mayor sequía en mucho tiempo.

No ha fallado la Economía, han fallado los malos economistas.  

@AntonioMiguelC
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios