www.diariocritico.com
Maneras de morir

Maneras de morir

martes 27 de agosto de 2013, 15:02h
La vieja canción de la movida madrileña rockera, del grupo Leño cantada por Rosendo, hablaba de maneras de vivir. Esta reflexión sobre el tipo de sociedad que se estaba construyendo ofrecía alternativas al conformismo y a la insensibilidad y vaticinaba la deriva de la sociedad consumista, individualista e interesada que después de miles de muertos ahora se plantea su manera de morir. No es la primera vez que ocurre. Ahora hablamos de Siria y la utilización de armas químicas. Hace pocos años, la tragedia se sufría en Sarajevo, en el corazón de Europa. La llamada comunidad internacional tardó más 4 años y más de 10.000 muertos para intervenir después de dos matanzas en el mercado de las flores y en la calle Mariscal Tito.

En las afueras de Damasco hace una semana que se denunció la muerte de centenares de personas, entre ellas civiles que no forman parte de grupos armados, por la utilización de armas químicas. Casi todo el mundo acusa al régimen sirio del presidente Bachar Al Asad quien, a su vez, acusa a la propia oposición. Quizá haya una tercera mano asesina terrorista que solo busca el caos y la destrucción en un país como Siria respaldado por Rusia, China e Irán. Una mano que pretende mecer la cuna de la desestabilización total de Oriente Medio al intentar provocar una intervención militar de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Turquía y Arabia Saudí. En definitiva, de nuevo, asistimos a un escenario de guerra fría donde los sirios ponen los muertos de bala o gas sarín, y las superpotencias dirimen su poder y el control del comercio mundial. Después del golpe de estado militar que ha desalojado del poder en Egipto a los islamistas Hermanos Musulmanes, que pretendían utilizar las elecciones democráticas para acabar con la democracia e imponer sus postulados fanáticos y las negociaciones entre israelíes y palestinos, nos encontramos con que la crisis siria sube un grado fatídico porque el presidente de Estados Unidos había trazado una línea roja: uso de armas químicas por su carácter de destrucción masiva totalmente inaceptable e intolerable. Los muertos por bala, metralla o bombardeo tienen otra condición que no provoca la movilización de los dirigentes políticos internacionales que solo salvaguardan sus intereses.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios