www.diariocritico.com
La Generalitat pierde 1.000 millones menos que en 2012
La Generalitat pierde 1.000 millones menos que en 2012

La Generalitat pierde 1.000 millones menos que en 2012

El Consell cierra 2012 con unas pérdidas de 5.584,2 millones de euros.
La Generalitat Valenciana cerró 2012 con un desahorro de 5.584,2 millones de euros, lo que supone una disminución de las pérdidas del 16 por ciento respecto al ejercicio anterior, 1.063,8 millones menos.

Así se desprende de la cuenta de resultado económico-patrimonial que ha presentado este jueves el conseller de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, en un encuentro formativo/informativo con periodistas en el que ha estado acompañado por altos cargos de su departamento y el viceinterventor.

En 2012, los fondos propios de la Generalitat se situaron en -14.145,8 millones de euros frente a los -8.561,6 millones de euros del ejercicio 2011, con una variación del 65,22 por ciento.

Por su parte, la deuda pública se incrementó en 9.301,7 millones de euros, hasta situarse en 23.287,3 millones de euros, de los que 17.848,5 son deuda a largo plazo y 5.438,8 a corto tras el cambio efectuado respecto a la distribución, casi a partes iguales, de 2011.

En concreto, el 47 por ciento del aumento de la deuda corresponde al mecanismo de pago a proveedores, 4.354,7 millones, un 32,5 por ciento a deuda asumida del sector público, 2.697,5 millones, y "sólo un 21 por ciento es creación de nueva deuda en sentido estricto".

Por su parte, los gastos financieros aumentaron en 388,15 millones respecto a 2011, un 57,6 por ciento, hasta 1.061,5 millones de euros.

En cuanto a la deuda con acreedores presupuestarios, asciende a 6.941,3 millones de euros, de los que 3.509,8 millones corresponden a la partida 409 --la cuenta para obligaciones pendientes de aplicar en el presupuesto a la que antes iban las 'facturas en los cajones'--. Según Moragues, de esa cantidad habría que restar 2.010 millones de Ciegsa, pendientes de regularizar y que "no son deuda", recalca el conseller, quien asegura que "ya no hay facturas en los cajones" y pretende "reducir a una cantidad razonable" esa cuenta transitoria, vía plan de pagos a proveedores y una posible generación de crédito.

4.931 millones de deuda a proveedores, 900 menos


Así, la deuda de la administración autonómica con los proveedores a 31 de diciembre de 2012 se situaría en 4.931 millones de euros, lo que supone un descenso de 900 millones respecto al año anterior.

Según Moragues, su intención es "pagar a los proveedores sin necesidad de mecanismos extraordinarios", de ahí la importancia de reducir el déficit --con el convencimiento de que es "tremendamente complicado" cumplir el 1,6 por ciento, siempre con la consigna de mantener los servicios públicos-- y de alcanzar una estabilización por parte de los ingresos, sobre todo a través de la mejora de un sistema de financiación "perverso", con la Comunitat "en penúltimo lugar en financiación per cápita, un año más", al liquidar 2011.

En 2012, la Generalitat recibió 10.816,2 millones de euros del Estado --2.636 de préstamos ICO previos al FLA, 4.350,6 del mecanismo de pago a proveedores y 3.829,5 del FLA--, en "un año tremendamente complicado, el más complicado de la historia". "En 2013 estamos muchísimo mejor", ha aseverado Moragues.

A su vez, el secretario autonómico de Hacienda y Presupuestos, Eusebio Monzó, ha calificado como "la mejor noticia de 2012" esos fondos recibidos del Estado, al tiempo que ha valorado el proceso de consolidación de las cuentas públicas de la Generalitat de 2012 y ha subrayado que "reflejan unos estados financieros mejores que los de 2011, aunque no los que queremos, hay que seguir", ha subrayado. Ingresos propios empiezan a estabilizarse

Según Monzó, se ha alcanzado un "punto de inflexión" dado que el 25 por ciento de los ingresos, los no provenientes de las entregas a cuenta del sistema de financiación, "está empezando a estabilizarse" y se observa un "cambio de tendencia en la economía, lejos de lanzar las campanas al vuelo", por el comportamiento de las exportaciones.

A cierre de 2012, el resultado presupuestario de la Generalitat fue de -6.222,5 millones de euros y el superávit de financiación de 512,2 millones, resultante de sumar/restar al saldo presupuestario de 380,2 millones de euros el importe de los créditos financiados con remanente de tesorería y las desviaciones de financiación, negativa o positiva, en gastos con financiación afectada.

A su vez, el remanente de tesorería ascendió a 3.279,2 millones de euros, cuantía que no incluye ni los 3.509,8 millones de la partida 409 ni los 2.331,1 millones de la 411 --correspondiente a deuda periodificada, ya devengada pero que vence en ejercicios futuros--.

"La Generalitat no es una empresa"

A preguntas de los periodistas por la situación de la Generalitat a la vista de esos resultados, Moragues ha recalcado que en una empresa privada "sería preocupante" e incluso "causa de disolución", pero ha recalcado que "hay que tener en cuenta que la Generalitat no es una empresa". "No hay accionistas, se trabaja para la ciudadanía y el objetivo es prestar un servicio público de calidad y con buen nivel de satisfacción por parte de los usuarios", ha sentenciado.

De cara a los presupuestos de 2014, admite que la situación es "muy complicada" y apunta que se centrarán en ganar eficiencia y reducir gastos, pero "poniendo límite a esa reducción", y en avanzar hacia la "nueva administración" que quieren diseñar.

En cuanto a la posibilidad de prorrogar los recortes a empleados públicos contenidos en el decreto Vela, ha reconocido los "esfuerzos realizados por los funcionarios" y ha remarcado que su intención es "recuperar esos esfuerzos y no seguir exigiéndolos", algo que abordará en "intensas negociaciones" con los sindicatos dentro del proceso de elaboración de las cuentas del próximo ejercicio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios