www.diariocritico.com
Hay conferencias que las carga el diablo

Hay conferencias que las carga el diablo

lunes 04 de noviembre de 2013, 12:19h
Lo bueno de las reuniones, conferencias, juntas etc. es que se sabe cómo empiezan pero casi nunca es fácil asegurar cómo terminan. Por eso la próxima conferencia del PSOE, a celebrar en unos días, tiene un morbo especial más para los periodistas, creo yo, que para el pueblo llano, todos nosotros que no vamos a asistir con acreditación y por tanto nos vamos a perder -aunque siempre habrá alguien que nos lo cuente- lo que se pueda cocer en los pasillos porque todo parece indicar que la anunciada conferencia política va a ser mas de trastienda que de escenario, aunque, como he dicho, estas cosas las carga el diablo y lo mismo salta la sorpresa.


A favor de que la cosa se anime tenemos ya bastantes ingredientes tales como la vuelta del dorado exilio de Chacón y la re-vuelta desde sus asesorías varias de Garzón y una docena más que se ofrecen al PSOE con el noble fin de derrotar a la derecha, como si la derecha necesitara ayudas en su empecinamiento por derrotarse a sí misma. Pero esa es otra historia. En contra de que la conferencia se divierta están sus organizadores, empeñados en repetir una y otra vez que no toca ni hablar de primarias, ni del tema territorial. O sea, que las dos principales fuentes del conflicto interno socialista no van a estar oficialmente en el orden día.


Y no es fácil entender desde fuera esa manía de negarse la realidad. El PSOE por su propio bien y por el bien de todos, tendría que afrontar de una vez para siempre su relación con el PSC y decir si se sigue o no se sigue y, en todo caso, quién las marca blanca de quién en Cataluña. Al margen del error, tremendo error, del tripartito, al margen del error, tremendo error de ZP prometiendo respetar la ilegalidad, resulta que la caída en picado del PSC en Cataluña solo es comparable a la de CIU y parece claro que esto puede ser un grave problema para el futuro si no se empiezan a definir posturas. Rubalcaba está haciendo lo mismo en su partido que Rajoy en el Gobierno: esperar; esperar a que escampe, esperar a que el tiempo vaya diluyendo los problemas cuando la realidad es que se pronostican cada vez más borrascas y el tiempo, lo que suele hacer, es terminar infectando una herida no curada a tiempo. Ellos sabrán si esta es la mejor política.


Y nos queda la re-vuelta de Garzón y los suyos que no se sabe muy bien dónde ubicarles. Ellos se ofrecen desinteresadamente a una izquierda abierta para derrotar a la derecha, pero ya parece que IU quiere poner distancia y aclaran en cuanto pueden que esa historia les es ajena. ¿Debemos suponer que se pretende que el PSOE se escore más a la izquierda? Nunca le ha ido bien porque para eso ya esta IU. El problema que tienen ahora para lo contrario -el mismo problema que el PP- es que voces nuevas que emergen cada vez con más fuerza están ocupando un espacio que antes se lo repartían entre los dos grandes partidos. UPyD y Ciudadanos suben y suben cogidos de la mano aunque no quieran ni mirarse de reojo.


Habrá que esperar a que empiece como está prevista la conferencia del PSOE para saber si termina aclarando posturas o dejando otra vez para mañana lo que podría y debería solucionarse hoy.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios