www.diariocritico.com
Crítica de la violencia social

Crítica de la violencia social

sábado 18 de enero de 2014, 13:27h
En su "Crítica de la razón pura" Immanuel Kant, dice en su prologo: "La razón humana tiene, en una especie de sus conocimientos, el destino particular de verse acosada por cuestiones que no puede apartar, pues le son propuestas por la naturaleza de la razón misma, pero a las que tampoco puede contestar, porque superan las facultades de la razón humana. En esta perplejidad cae la razón sin su culpa. Comienza con principios, cuyo uso en el curso de la experiencia es inevitable y que al mismo tiempo se halla suficientemente garantizado por ésta. Con ello elevase (como lo lleva consigo su naturaleza) siempre más arriba, a condiciones más remotas. Pero pronto advierte que de ese modo su tarea ha de permanecer siempre inacabada porque las cuestiones nunca cesan; se ve pues obligada a refugiarse en principios que exceden todo posible uso de la experiencia y que, sin embargo, parecen tan libres de toda sospecha, que incluso la razón humana ordinaria está de acuerdo con ellos. Pero así se precipita en obscuridades y contradicciones; de donde puede colegir que en alguna parte se ocultan recónditos errores, sin poder empero descubrirlos, porque los principios de que usa, como se salen de los límites de toda experiencia, no reconocen ya piedra de toque alguna en la experiencia. El teatro de estas disputas sin término llamase Metafísica.

Buen pues apliquemos el método metafísico, a la Violencia Social, cuyos brotes, estamos viviendo en España, desde la Crisis: 15 M, "Cerquemos el Congreso", "Escraches" "El Matadero de Etarras, liberados, sin el adecuado castigo" "Kale Borroka", "Plataforma contra las hipotecas, Ada Colau" "Quema de banderas, fotografías etc. relacionadas con las Instituciones", "Acoso sindical a la juez Alaya""Okupas" y ahora "Gamonal", donde la violencia real, o la presión psicológica, ejercen "Daño moral", definido por Luis Martinez Calcerrada ex Magistrado del Tribunal Supremo y amigo, como indemnizable, por suponer para los ciudadanos, instituciones, y al fin ya al cabo para el erario público, tremendos costes, en destrozos del mobiliario urbano, vitrinas, cajeros, psicología etc. Pérdidas a pagar por los seguros o directamente por los impuestos de todos. Lo que transforma a la Violencia Social en dañina para la Sociedad. Se observe desde donde se observe, es intrínsecamente mala y perjudicial.

La contradicción se halla, en si "el fin justifica los medios", una frase atribuida a Maquiavelo que se miraba en el espejo del Príncipe, en su caso Fernando el Católico, y significa que gobernantes o el pueblo han de estar por encima de la ética y la moral dominante para conseguir sus objetivos o llevar a cabo sus planes. Obviamente, este silogismo defendido por la doctrina del Bien Superior se opone frontalmente a la doctrina cristiana que declara exactamente lo contrario: El fin no justifica los medios. No obstante, la frase en sí parece provenir de un manual de ética escrito en 1645 por el teólogo jesuita Hermann Busenbaum (Medulla theologiae moralis). En él puede leerse: cum finis est licitus, etiam media sunt licita ('cuando el fin es lícito, también lo son los medios'). En nuestro caso, con una España en las postrimerías de la Transición, sumida en la mayor corrupción, que hayan conocido siglos, de su ya larga historia, controlada por una Casta política de unos 450.000 individuos políticos, que dicen que estamos en una democracia consolidada, bien puede aplicárseles, en un momento en que la pobreza se impone, mal distribuida, que aparezca el fenómeno de los "indignados", y de la indignación a la violencia, no hay más que un solo paso es la "acción" revolucionaria sí, pero aparentemente justificada, por el descarnado cinismo con que se nos gobierna, ya sea a nivel central, ya autonómico: Sin respeto a las reglas del juego democrático, consistente en la separación de poderes, ejecutivo, legislativo y judicial, que toman sus decisiones independientemente de la voluntad con que fueron elegidos, tanto un Rajoy como un Mas o un Griñán, o sus representantes sindicales, Méndez y Toxo, todos ellos auténticos sátrapas, a quienes no podemos controlar, porque todo se reduce, a que el país está como muchos en cinco o seis manos, y su oligarquía económica y financiera, que vive como la "Corte del Rey", ensanchando una profunda fosa entre clases, hasta el punto de que estamos perdiendo el vigor de las clases medias, con seis millones de parados, uno o dos millones ya indigentes, que además no saben ni a quién acudir, pues desconocen a sus diputados y la justicia está como está. Nadie va a la cárcel por corrupción, o se le indulta o anda por ahí perdido en larguísimos e inacabables juicios, que nunca llegan a ningún lado.

Ese "Daño moral" que se ejerce con toda desfachatez, es el que lleva a los indignados, a las primeras de cambio, a transformarse en violencia, o ¿creen Vds. que en el "Gamonal" burgalés, no juega un gran papel, la falta de respeto a los políticos, la pobreza y la miseria?, además de aquellos que a "rio revuelto" ganancia de pescadores. Según Raul Salinero, tanto Izquierda Unida como el Partido Comunista y la Juventud Comunista están participando en la lucha junto a los vecinos. Se apoyan en ellos, defendiendo un método tan poco democrático. como el asambleario, donde prima la voz de los "exaltados", como lo hacían en la Revolución Francesa por la forma de sentarse en las distintas asambleas, los diputados más radicales se sentaban en la zona superior, y eran llamados la Montaigne ("la Montaña") A la mayoría de diputados (unos cuatrocientos), que se sentaban en la parte baja de la cámara, cuya postura política no estaba determinada y oscilaban entre jacobinos y girondinos, se les denominaba la Plaine o la Marais ("la Llanura" o "el Pantano"), Así todo acabó en un baño de sangre con un Robespierre, como máxima figura de la radicalidad, mientras los "sans culottes" se iban a jalear la aplicación de la Guillotina a la Plaza de la Concordia !Vaya nombrecito!. Habría mucho que decir también, de los excesos de la II Republica española, entre asesinatos y ajusticiamientos populares. Pues bien, en el "Gamonal" ha seguido la lucha callejera, a pesar de que el alcalde había renunciado definitivamente a las obras. Es más, se ha extendido a toda España, con lo que estamos hablando ya de de Violencia social en Estado puro.¿ Hasta que punto la cesión a la violencia no es, sino gasolina para nuevos incendios, dada la situación del país, en plena descomposición, demandas de independencia, hasta de Sánchez Gordillo, que dice que Andalucía no es España, y de unos diputados del PSC que votan a favor de Más, y no se le ocurre otra cosa a Elena Valenciano, que decir que no son demócratas, porque como se ha votado ya dentro del partido, y lo único que les queda es obedecer, ¡Vaya democracia! ¿Y si no se está de acuerdo qué?. Teóricamente el diputado que debería ser elegido por un cuerpo electoral preciso, es libre de votar pero en realidad no, pues siempre ha sido elegido en listas cerradas.

De forma que al igual que Kant en la critica a la violencia social". En esta perplejidad cae la razón sin su culpa", es decir que la razón no sabemos metafísicamente, de que lado está, pues no está justificada, ni la ejercida por los manifestantes, pero tampoco lo está por las Instituciones deslegitimadas, que deberían hacer un profundo ejercicio de Regeneración y establecer una Democracia auténtica que permita limitar la Violencia Social con la Violencia de Estado (Policía y Jueces), hasta la fecha, sin suficiente respaldo moral. ¡Indemnizadnos ya, por el daño moral, que nos estáis haciendo a todos los ciudadanos y cambiad la malhadada Constitución!




BERNARDO RABASSA ASENJO
PRESIDENTE DE CLUBS Y FUNDACIONES LIBERALES. COMMODORE OF IBERIA OF IYFR. MIEMBRO ASOCIADO DE ALIANZA LIBERAL EUROPEA (ALDE), PREMIO 1812
PREMIO CIUDADANO EUROPEO 2013 DE FORO EUROPA 2001

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios