www.diariocritico.com
Rosell, el acusador acusado

Rosell, el acusador acusado

jueves 23 de enero de 2014, 22:48h
La vida da muchas e inesperadas vueltas, como el fútbol. Quién le iba a decir al ahora todopoderoso presidente del Barça que acabaría en los juzgados por asuntos relacionados con su cargo. Él, que tras su amistad íntima con su antecesor, Laporta, se convirtió en su más acérrimo enemigo nada más llegar a la presidencia. Hasta el punto de que no sólo lo criticó, sino que lo denunció por supuestas irregularidades en las cuentas del club e incluso por haberse lucrado personalmente o en sus negocios -algo de esto sí que parece que hubo-, por lo que Joan Laporta deberá pasar el trago judicial que ahora le toca a Sandro Rosell. Por cierto con algunos feos problemas en Brasil por sus negocios relacionados con la FIFA, un asunto que quizás pueda ser noticioso y desagradable para el mandatario azulgrana. 

Nadie piensa que se lo haya llevado, el dinero, pero sí que ha habido una 'distracción', como indica el informe del fiscal sobre la ingeniería contable del fichaje de Neymas -ya saben: para el club, 57 millones, para la investigación 94- ya en poder de la Audiencia Nacional. Pero sí se piensa que Rosell ha mentido desde el momento en que se conoció el caso -ahora mejor llamarlo 'caso Neymar'- y negó unas cantidades totales que al final han salido a la luz pública en forma, algunas, de extrañas comisiones para garantizar el fichaje y quitárselo al Madrid. Y es que el dinero del fútbol, sean los clubes 'galácticos' o los 'mes' que un club, ya sobrepasa toda la lógica económica, merced entre otras cosas a la vista gorda que hacen los políticos. Y es que hay que ganar títulos e impedir que se los lleve el máximo rival, como ocurre con Barça y Madrid. Por eso se hacen fichajes desmesurados y se ocultan las cifras, pues no olvidemos que Florentino Pérez ya renunció al fichaje de Neymar porque le costaba más de 100 millones, que es lo que todo apunta le ha costado al Barça.

Y de la necesidad de disfrazar esta cifra -como la de Gareth Bale, que el club blanco admite que le supuso oficialmente desembolsar casi esos 100 millones, vaya usted a saber la realidad- viene la ingeniería contable y la 'distracción'. Eso sí, a Florentino, por ahora, no le ha salido un grano en forma de socio díscolo, como Jordi Cases al Barça, que fue el que con su denuncia inició todo. Manda eso, que ante tanta opacidad ni la Federación, ni la Liga Profesional ni la Uefa ni la Fifa -preocupadas de recaudar y recaudar- hagan nada. Manda eso. Además, como este 'Dúo Dinámico' futbolero que son blancos y azulgrana no es sociedad anónima -como tampoco Osasuna y Athletic- no tiene la obligación legal de éstas de rendir cuentas en las Juntas Generales, lo que les viene muy bien para las 'distracciones' y las ingenierías contables, para el dinero gris o negro.

Todo lo anterior es bastante negativo, y quizás lo único positivo -aparte de la maldición bíblica que a veces se cumple de que quien a hierro mata a hierro muere- de todo este caso, que no ha hecho más que empezar sea que al menos Rosell ha dado una lección de elegancia y honestidad ética al conjugar el verbo dimitir, y no sólo durante el tiempo que dure el proceso para defenderse mejor, sino definitivamente, con lo que le gustaba estar en la presidencia por la que tanto luchó. De momento se va pillado sólo en una mentira y en nada más, de momento. Pero con tanto politicastro metido en los juzgados o cerca, no sólo por mentir, que también, sino por presuntos delitos económicos, desde el caso 'Gurtel' y los 'Ere' andaluces a los 'choriceos' urbanísticos en Ayuntamientos y Comunidades Autónomas, y que no se va ninguna, el ya expresidente azulgrana ha sido ejemplar en esto. Ya veremos cuando el caso avance judicialmente si este acusador acusado está libre de culpa, como presume, o no. De momento ya tiene un castigo: el sillón presidencial de 'su' Barça.   
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios