www.diariocritico.com
Repsol preparada para anunciar un acuerdo con Argentina

Repsol preparada para anunciar un acuerdo con Argentina

jueves 20 de febrero de 2014, 10:29h
Antonio Brufau se lo marcó como objetivo: cerrar cuanto antes la espinita clavada de YPF. Y al parecer, ese principio de acuerdo está más cerca de lo que creemos. La fecha, según fuentes cercanas a la negociación, puede ser la semana que viene, antes del consejo de administración.

Pero, "hasta que no esté firmado el acuerdo no se puede hablar de él. Y por ahora, no hay nada firmado", nos aseguran a este diario fuentes cercanas a la negociación.

En todo caso, el principio de acuerdo que parte de la cifra de 5.000 millones de dólares (unos 3.800 millones de euros) en bonos argentinos, está aún pendiente de ratificación formal y podría descarrilar en el último momento.

Por lo pronto, una delegación de altos directivos de Repsol se encuentra en Buenos Aires, como se publicó ayer, para concretar los detalles sobre su contenido, lo que da cuenta de los avances ya alcanzados en la negociación y de la cercanía de un posible acuerdo definitivo.

Este arreglo no solo permitiría a Repsol dar por terminado el capítulo de la expropiación, sino que resultaría especialmente positivo para Argentina, que intenta recuperar su credibilidad ante los inversores internacionales, en un momento en el que aumenta la preocupación de los mercados con los países emergentes.

De los detalles del acuerdo, uno de los aspectos más relevantes será el momento y la forma con la que Repsol podrá monetizar los bonos argentinos.
Las turbulencias monetarias de hace apenas unas semanas en la Argentina habían añadido incertidumbre a este aspecto.

En principio, la emisión de estos bonos tiene que ser aprobada por el Congreso argentino. La petrolera española, una vez que los reciba, puede venderlos en el mercado y hacerlos líquidos, pero con un posible descuento. O bien cobrarlos al final del periodo de diez años y sumarle los intereses. En función de la decisión que se tome, el monto final de la indemnización variará.

La compensación dista de los 7.800 millones de euros que había reclamado inicialmente Repsol, si bien evita a la petrolera española una larga travesía judicial, que podría durar años y que tendría un final incierto.

El importe de 5.000 millones de dolares es además muy superior a la oferta trasladada por Pemex al consejo de Repsol, consistente en el pago de 1.500 millones de dólares (1.100 millones de euros) más una pequeña participación en Vaca Muerta. Aquella propuesta fue rechazada.

Postura del gobierno


Fue el ministro Soria, en su último viaje a Argentina, quién intercedió entre el gobierno argentino y la petrolera española, y lo hizo a petición de la propia empresa. Ahí queda la intervención del gobierno en esta negociación. Aseguran a este periódico fuentes cercanas a la petrolera que lo que se consiga es por y para el beneficio de Repsol.

El Gobierno, como es lógico, quiere que se llegue a un acuerdo con Cristina Fernández de kirchner para preservar la buena relación que se ha tenido siempre entre ambos, y, por supuesto, por 'lavar' la imagen de Repsol.

Banco de inversión a escena


Efectivamente, existe un banco de inversión. El banco elegido por la petrolera española fue el Deutsche Bank. Entraron en escena, junto con el despacho Uría, hace más de un año, que se desplazaron a Buenos Aires para mantener un encuentro con Miguel Klingenberg. Esta entidad fue escogida para "garantizar los términos del acuerdo y llegar a una solución de manera transparente y clara", según declaraciones hechas por Repsol en diciembre de 2013.

La elección de este banco fue tomado, por los 16 miembros del consejo de administración, que dieron luz verde para que se alcanzar una "solución justa, eficaz y pronta a la controversia", según recoge la CNMV.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios