www.diariocritico.com
¿Hasta cuánto se puede recortar en sanidad?

¿Hasta cuánto se puede recortar en sanidad?

domingo 02 de marzo de 2014, 12:24h
Este es el cuento del gitano que le puso gafas verdes a su jamelgo, para que comiera paja como si fuera alfalfa, y de su exclamación ¡Que pena se ha muerto el jamelgo ahora que le había acostumbrado a no comer! Pues en Sanidad igual, con los ingresos actuales no se puede mantener la sanidad pública al nivel anterior a 2011, y los recortes no pueden llegar tan lejos, como a que no se de Sanidad, ni fármacos a los ciudadanos que lo soliciten, al menos sin pagar buena parte de lo que cueste o siga costando. La batalla está en que los privados son más eficientes que los públicos en gestión y más baratos, pero a su vez sigue siendo un apaño, porque llegara un momento en que si no se paga por acto médico, no habrá posibilidad de mantener tan elevado nivel de subvención.

Por ejemplo en la comunidad de Madrid, el 2 de Noviembre pasado se abría un panorama diferente, para el futuro gracias a la privatización de seis hospitales madrileños que abría un negocio de más de 400 millones de euros para las empresas del sector por la atención sanitaria de más de un millón de ciudadanos. Cuando en septiembre de 2008 el entonces consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, realizó una exposición en el Hotel Ritz de la capital acerca de las infraestructuras sanitarias de la región la tituló "Oportunidades de negocio". El auditorio era una selección de empresarios del sector de la sanidad. Entonces se planteaban cuatro hospitales totalmente externalizados. Durante el año próximo, el negocio crecería a costa de la privatización de seis hospitales cuya actividad médica pasará de la gestión pública a manos de empresas privadas. El negocio no era pequeño. Con esta transformación del sistema, compañías como Capio Sanidad, Ribera Salud, Sanitas, USP-Quirón, DKV, Asisa (todas ellas presentes en centros públicos con gestión privada en España) veían ampliado a golpe de decisión política su mercado potencial a la vez que la comunidad de Madrid se quitaba de encima a coste fijo un problema gordísimo.

En la Comunidad de Madrid ya existían hospitales dirigidos enteramente por empresas. El consejero de Sanidad madrileño, Javier Fernández Lasquetty, contaba que el precio por habitante que pagan las arcas públicas en estos sistemas es de 441 euros. Sin embargo, el convenio que rige en Torrejón de Ardoz recoge un pago de 571 por habitante y año. En todo caso, con la cifra escogida por el Gobierno de Ignacio González, abría un negocio de, aproximadamente, 497 millones de euros al año. Hoy, rechazada por los tribunales la privatización y dimitido Lasquettty y vencedora la llamada "marea blanca" vociferante ¡la sanidad pública! no se vende se plantea el problema, de recortar y mejorar la gestión ya que los jueces rechazaron el recurso de Madrid y mantenían suspendida la privatización de hospitales. Los magistrados decidieron que la adjudicación a empresas privadas de seis hospitales continuara paralizada mientras se juzgaba el fondo del asunto. El tribunal desestimaba la petición del Ejecutivo de Ignacio González tras serle devuelta la cuestión por la supersala judicial a principios de enero. Tanto las concesionarias como el Gobierno de Madrid trataron de frenar la paralización al pedir una fianza millonaria a la recurrente que los jueces rechazaron, al final la comunidad de Madrid renunció a seguir con el tema, pero la verdad es que la sanidad pública no se va a poder mantener igual por mucho tiempo.

De hecho, en unos primeros síntomas, la gestión de la Comunidad de Madrid en los hospitales públicos, vuelve a estar ya en el punto de mira. Si hace unas semanas se conocían los problemas registrados en las Urgencias de muchos centros, que el Gobierno regional relacionó con un brote de gripe pero que los sindicatos achacaron a los recortes, ahora podrían estar pasando por nuevos apuros debido a la falta de celadores. Al menos así lo indica CSI-F, que denuncia el deterioro de la calidad asistencial en hospitales de referencia como el 12 de Octubre debido al déficit de estos trabajadores. En una nota, el sindicato da la voz de alarma ante los problemas registrados, uno de los más importantes de la región ya que atiende a cerca de 700.000 pacientes. Este centro ha sufrido "un descenso drástico del número de celadores", dice CSI-F, que explica que "de los 444 que la Consejería de Sanidad tiene asignados al 12 de Octubre, en la actualidad apenas 350 trabajan en el centro"."Las bajas no se cubren", y eso ha provocado que en el 12 de Octubre "el personal de celadores sea un 30% menor (porcentaje que aumenta con las bajas por enfermedad) que en hospitales de su entorno con similar número de camas", señala el sindicato de funcionarios. Una situación que ha derivado en diferentes problemas asistenciales en áreas de especial importancia en el hospital, como son las Urgencias, el turno de noche, los quirófanos, el policlínico (donde no hay dotación suficiente de celadores), etc. Por ello, el sindicato ha decidido poner las cartas sobre la mesa denunciando este caso y ha exigido al nuevo consejero de Sanidad madrileño, Javier Rodríguez, que solucione el problema.

Otro síntoma es el de los fármacos, ya que una vez cerrado 2013, se ha confirmado la caída, por cuarto año consecutivo, de la factura de recetas. De este modo, el porcentaje de gasto sanitario dedicado a la adquisición de medicamentos en oficinas de Farmacia se ha situado en el 14,5 por ciento. Una cifra que resulta inferior a la que se registró hace 30 años. En 1983, según se recoge en un informe de Farmaindustria, el gasto en recetas suponía el 14,7 por ciento de ese gasto sanitario. Una cifra muy lejana del máximo que se alcanzó en 2003, cuando llegó a suponer un 20,8 por ciento del dinero invertido en sanidad, la previsión para el presente año y el próximo es profundizar aún más en la caída tanto en los ámbitos de receta médica como de hospital. De este modo, si en 2013 el gasto total en medicamentos alcanzó los 13.785 millones de euros, para 2014 no espera más de 13.519 millones. En 2015 esta factura caería hasta los 13.191 millones. Unas reducciones que tendrían lugar en ambos mercados aunque con mayor peso en el ámbito de la farmacia comunitaria. Mientras que en 2010 se situó en 352,8 euros (259,6 en farmacia y 93,1 en hospital), la previsión es que en 2015 se haya reducido hasta los 281 euros (185,2 en farmacia y 95,8 en hospital). Además, según indica la patronal, en 2013 se ha registrado un gasto per cápita inferior al que tuvo lugar en 2005 (292,5 frente a 295,8 euros). En este sentido, el informe destaca que el gasto por habitante registrado durante el pasado año en oficina de farmacia, 194.9 euros, se situó en un nivel similar al de 2002, once años atrás, 190,6 euros.Con todo ello, no resulta extraño que en el ámbito del gasto en medicamentos España se sitúe cada vez más lejos de la media de la Unión Europea. Si en 2010 el diferencial de gasto per cápita era del 8,8 por ciento (290,4 euros en España por 318,4 euros en la UE), la previsión es que la brecha se alargue en 2013 hasta el 20,8 por ciento (235,2 euros en España por 297 en la UE). Las Farmacéuticas pues, llevan camino de la quiebra, y se puede prever el desabastecimiento de las farmacias, con fármacos peores(los genéricos) o sin nada más que placebos, para tratar los múltiples alifafes de los ciudadanos de España.

*BERNARDO RABASSA ASENJO PRESIDENTE DE CLUBS Y FUNDACIONES LIBERALES. COMMODORE OF IBERIA OF IYFR. MIEMBRO ASOCIADO DE ALIANZA LIBERAL EUROPEA (ALDE), PREMIO 1812
PREMIO CIUDADANO EUROPEO 2013 DE FORO EUROPA 2001


Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios