www.diariocritico.com
Un debate que no va a cambiar nada

Un debate que no va a cambiar nada

lunes 07 de abril de 2014, 16:14h
Seguramente la democracia se basa en muchas cosas inútiles pero necesarias; tras cualquier debate, por trascendente que sea, se impone la suma matemática de los votos y la disciplina interna de los partidos. Todo es, por tanto, aburridamente previsible porque, como tantas veces se ha repetido, puede que  algunos pueden cambien de opinión pero pese a todo, nunca cambiarán de voto.  

Y con estas premisas llegamos al martes donde la petición catalanista está sentenciada al fracaso ya desde el principio pero no por eso -sino más bien al contrario-  se va deja de presentar y menos aun va a carecer de un cierto morbo porque lo único claro es la derrota, pero no sabemos cómo va a defender Duran su postura y la contraria, no sabemos si Rubalcaba explicará en qué consiste punto por punto su propuesta de de una España federal, no sabemos qué van a decir los versos sueltos del PSC y ni siquiera si será Rajoy quien intervenga desde el principio o no. Lo que está claro es que Mas no viene a defender su sueño y habrá que oír las cosas que digan los representantes de la secesión. Promete.

Pero esa promesa de interés resulta, desde la lógica, absurda porque nada va cambiar el debate de mañana. Ni para bien ni para mal. A la petición de que el Congreso legitime el referéndum en Cataluña -un referéndum que en realidad sería para ver si se podría hacer otro referéndum- ya se sabe, como hemos dicho, que la respuesta va a ser abrumadoramente negativa. Pero es que también se sabe, que esa es una de las razones por las que se presenta esta petición: recibir el no de la Cámara para aumentar el victimismo de esos políticos catalanes empecinados en lograr un absurdo legal. Y no sólo eso; es que también se sabe -porque ya se ha encargado él de decirlo- es que al gran derrotado, Artur Mas, le importa un bledo lo que diga el Congreso y ni el Tribunal Constitucional, ni el Gobierno, ni la derrota de la propuesta van a cambiar un milímetro su trayectoria porque "ninguna ley puede frenar la voluntad de un pueblo", y esto dando por hecho que Mas y los secesionistas representan la voluntad de todos los catalanes del mundo, que es mucho dar.

Pero si esto es así y todo está escrito con antelación ¿a qué esta pantomima de debate? Pues pese a todo es importante porque hay muchos flecos colgando en todos lados. No tenemos muy clara la posición de Unió, no sabemos muy bien que hará el PSC o parte del PSC y, sobre todo, sería bueno que el PSOE aprovechara la oportunidad para explicarnos a todos cual es su propuesta federalista pero no con titulares sino dejando claro qué hay que cambiar en la Constitución, qué hay que suprimir y qué hay que añadir. Es muy probable que en la Carta Magna haya cosas que han quedado obsoletas y otras nuevas que en el 78 ni se podían imaginar. Muchos pensamos que es incluso necesario un estudio reposado de aquellos acuerdos que nos han proporcionado tantos años de paz para introducir los cambios necesarios y consensuados por mayorías amplias. Pero eso no parece hoy muy posible y menos aun si se tiene que afrontar desde la amenaza de una ruptura.

a.aberasturi


Lea también:
Debate catalán en el Congreso: Rajoy mantiene la incertidumbre y Rubalcaba intervendráTodos esperan ya la radical respuesta de Artur Mas al 'no' a la consulta que tiene preparado el Congreso
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios