www.diariocritico.com
Dos hombres y un destino

Dos hombres y un destino

lunes 07 de abril de 2014, 17:52h
El de este martes en el Parlamento, no será un debate más. Es mucho lo que está en juego. De manera que sus señorías deberían de ser capaces de reconducir una situación ciertamente complicada a cuenta del órdago lanzado por los partidos nacionalistas catalanes reclamando la independencia de Cataluña.

   Hasta el Congreso de los Diputados llega ese órdago en forma de propuesta del Parlamento catalán para la convocatoria de un referéndum en que los catalanes, y solo los catalanes, decidan si Cataluña es independiente. Y de eso es de lo que van a debatir sus señorías, de si se puede o no convocar ese referéndum, que es evidente que con la ley en la mano no se puede celebrar.

   Eso lo sabe CiU embarcado en un juego tan irresponsable como desleal. La irresponsabilidad de Artur Mas y de CiU es imperdonable precisamente porque es el presidente de la Generalitat y su partido quienes han sido el motor de esta situación que, sin su participación, no se habría producido.

   De manera que pedir al Congreso que permita celebrar ese referéndum es solo una manera de continuar echando leña al fuego. Un fuego cada vez más peligroso porque la denominada Asamblea Nacional de Cataluña, que es el brazo ejecutor de esa política frentista, ya ha anunciado que piensan saltarse la legalidad y preparan que el 2015 sea el año de la independencia en Cataluña.

   La verdad es que estremece pensar como la obstinación irresponsable, insisto en lo de irresponsable, de unas cuantas personas, puede provocar una crisis en todo un país.

   El Congreso dirá "no" a la pretensión de celebrar ese referéndum, pero la cuestión es si PP y PSOE van a ser capaces de mantener un discurso que no pase por buscar réditos electorales. Me explico. En mi opinión, el Congreso, amen de rechazar la petición de celebrar un referéndum, debe de abrir la puerta a que todos los partidos se sienten a hablar para buscar fórmulas que conduzcan a que Cataluña se sienta cómoda junto al resto de España aunque la incomodidad de hoy sea fruto de la acción política irresponsable de Artur Mas y de sus socios independentistas, pero lo cierto es que el problema está encima de la mesa y hay que buscar una solución.

   Desde luego no lo tiene fácil el Presidente Rajoy, pero tampoco Pérez Rubalcaba como portavoz del principal partido de la oposición. Si el PSOE no juega limpio y de manera clara, perderá la confianza de muchos de sus votantes que de ninguna manera están dispuestos a que su partido no tenga una posición de rotundo "no" a un posible intento de secesión de Cataluña.

   En cualquier caso el debate es un debate tramposo porque en realidad lo que pretenden los partidos independentistas catalanes es continuar presentándose como victimas de un Estado intransigente.

Nunca tan pocos han hecho tanto daño a un país entero. Pero como no me cansaré de repetir más que la hora de los lamentos es la de las soluciones y por tanto del debate del martes tiene que salir algo más que un repetición de las posturas mantenidas hasta ahora por las dos partes. El futuro está en las manos de dos hombres, de Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba. Esperemos que acierten.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios