www.diariocritico.com
Discretas noticias escandalosas

Discretas noticias escandalosas

sábado 26 de abril de 2014, 18:28h
En España hay noticias relativas a la corrupción y la economía de un calado extraordinario que pasan inadvertidas a los ojos de la Oposición, lo cual resulta cuando menos sospechoso de que es cómplice del Gobierno y de la banca. El problema no es exclusivo de España. Como suele denunciar el premio Nobel de economía Paul Krugman, la banca mantiene su influencia no solo sobre los políticos neoliberales, sino también sobre los considerados de izquierdas, entre los que menciona al francés François Hollande.

Un ejemplo de noticia escandalosa sin mayor relieve público es el reconocimiento en sentencia judicial de que el PP maneja dinero negro y defrauda, por tanto, a Hacienda, cuando resulta que es el partido que sustenta al Gobierno encargado de recaudar los impuestos de los ciudadanos.

Otra noticia no menos escandalosa pero más difícil de transmitir a la opinión pública por su complejidad financiera es el decreto del Gobierno que, según el periodista Miguel Jiménez, de El País, puede 'salvarle' a la banca 40.000 millones de euros en capital. Los activos fiscales avalados por el Estado desbordarían incluso las previsiones y la cifra final podría superar la inyección del reciente rescate bancario.

Para acometer esta nueva operación de ingeniería financiera, tan propia del servilismo del ministro Luis de Guindos con respecto a la banca -a fin de cuentas es uno de ellos-, su departamento convirtió en monetizables, es decir, en títulos con garantía del Estado, parte de los créditos fiscales que permitirían a los bancos ahorrarse impuestos en el futuro.

¿Quiere eso decir que el Estado le ha regalado a la banca otros 40.000 millones de euros de los ciudadanos? No necesariamente, pero ese riesgo existe. Por ejemplo, en el caso de que un banco no pueda aprovechar sus créditos fiscales para ahorrarse impuestos en un plazo de 18 años, o si llega a liquidarse, a incurrir en situación de insolvencia, o a presentar pérdidas contables. En tales situaciones, los activos fiscales diferidos se convertirían en un crédito directo contra Hacienda. Es decir, contra todos los contribuyentes. 

Por si acaso, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no estampó su firma en el decreto que ampara todo este montaje financiero a favor de la banca y en contra de los intereses del Estado. Lo firma, en funciones de presidenta, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

@
J_L_Gomez

José Luis Gómez

Fundador y editor de Mundiario, también es columnista de la agencia Europa Press. Tertuliano de TVG y Radio Galega, colabora en La Región. Dirigió Capital, Xornal y La Voz de Galicia. Ex director editorial de Grupo Zeta. Autor del libro Cómo salir de esta. Coeditor del Anuario del Foro Económico de Galicia.

Twitter: @J_L_Gomez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios