www.diariocritico.com
Fuerza iberoamericana

Fuerza iberoamericana

martes 09 de diciembre de 2014, 09:50h
Las cumbres iberoamericanas tienen en la ciudad mexicana de Veracruz un nuevo impulso y una especie de refundación que debe servir para poner en valor la fuerza iberoamericana. La diplomacia española ha trabajado intensamente en estos últimos tres años para recuperar la pujanza que tenían estas citas anuales demasiado desatendidas por el anterior presidente del Gobierno. Un grave error que se ha enmendado en lo posible gracias a una mayor presencia política española en América Latina acompañada del mantenimiento de la inversión y de la colaboración de las empresas españolas, con su conocimiento y experiencia, en el desarrollo de la mayoría de los países. La situación ha cambiado notablemente porque América Latina ha sido capaz de transitar por la crisis económica y financiera mundial con tasas de crecimiento importantes gracias, entre otros factores, a una China ávida y necesitada de materias primas.

A pesar de algunos calentones económicos en países tan importantes como Brasil, la región latinoamericana se ha convertido en polo atractivo de las inversiones y en factor de crecimiento para muchos países desarrollados y de numerosas empresas en todos los sectores desde las infraestructuras, el transporte, las comunicaciones, la banca, la energía o los servicios donde empresas de todos los tamaños encuentran su negocio gracias a unos socios locales competentes y a unas condiciones legales favorables y con seguridad jurídica. El incremento del valor latinoamericano atrae a inversores árabes que utilizan en numerosos casos la influencia española para introducirse en estos mercados.

El interés de Marruecos por ser miembro asociado desde 2010 de las cumbres iberoamericanas tiene su justificación por el amplio abanico de oportunidades que ofrece el triángulo América Latina-España-África mas países árabes. Las cumbres representan un foro útil y operativo para el contacto político y económico, para la resolución de problemas sin la presión oficial y para definir estrategias capaces de alcanzar el valor real que lo iberoamericano tiene en el mundo. España debe jugar el papel clave y dinamizador que tuvo en el espacio iberoamericano para proyectar sus intereses a ambos lados del Atlántico incrementando la influencia, desde el respeto y la profesionalidad, en dos continentes claves para la economía mundial como son América Latina y África, cada uno con sus riquezas y circunstancias concretas. El rey Felipe VI reclama en Veracruz una distribución más justa y equitativa de la riqueza, algo que solucionaría muchos problemas en el mundo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios