www.diariocritico.com
Duelo de monólogos a mayor gloria del bipartidismo moribundo

Duelo de monólogos a mayor gloria del bipartidismo moribundo

lunes 16 de marzo de 2015, 23:27h
La campaña andaluza cobra carácter nacional. Dudo que el debate electoral "a 3" en RTVE sea líder de audiencia pese al entusiasmo de María Casado, pero algo es algo porque lo importante para los interesados es el mensaje que se manda al resto de España desde Andalucía: esto es cosa de dos, PP y PSOE, con el permiso de la maltrecha IU, que se la juega en la única comunidad autónoma donde aún conserva cierta relevancia y pueda servir de freno a Podemos.



Dudosa es precisamente la utilidad de un debate tan encorsetado -por fuerza legal- para elegir a sus protagonistas, porque si bien es cierto que "a siete" el debate sería inmanejable, es absurdo que no puedan participar Podemos ni Ciudadanos. El sentido común debería estar por encima de las normas si se quiere evitar que el personal cambie de canal espantado por el concurso de monólogos al que hemos asistido esta noche.


A los cinco minutos queda claro que es imposible enterarse de quién dice qué, sobre todo cuando salvo la candidata socialista los protagonistas no son rostros conocidos fuera de Andalucía  y hablan a una velocidad endiablada para encajar sus respectivos mensajes en el puñetero cronómetro. Para colmo, la mayoría de las réplicas son mirando a cámara en lugar de a su destinatario real, como si los espectadores tuvieran la culpa.



Al final, bajo el rumor del coro, uno se queda pensando quién peinó a Susana Díaz y quién eligió la corbata de Juan Manuel Moreno, probablemente sus peores enemigos... Todo un poema frente a un discreto Antonio Maíllo que estuvo atinado al describirlos como un remedo del dúo Pimpinela. Los ensayados parlamentos de la socialista echándole sentimiento rivalizaron con la pose del popular con un ejemplar del ABC en la mano cuando llegó el turno de tirarse a la crisma los trastos de la corrupción.



El de IU, pese a los años de gobierno en coalición con el PSOE, intentó hacer como que eso de la corrupción no tiene nada que ver con ellos. Maíllo consiguió así que Susana Díaz se enfadara y le saliera su vena agresiva y un tanto faltona. Fue el momento de llamar "payasete" a Monago y pasar la pelota a Juanma Moreno, demasiado educado para ponerse al mismo nivel. Desgraciadamente ya apenas quedaba tiempo. Tema agotado. Capítulo siguiente, Sanidad y Servicios Sociales. Nueva ronda de monólogos...


Lo mejor, y eso sin duda, la moderadora.
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.