www.diariocritico.com

Susana, Isabel y la caló

viernes 31 de julio de 2015, 10:14h

Se nos ha hecho eterno. Me refiero naturalmente a este mes infernal de julio que da sus últimas boqueadas y que nos ha tenido fritos con las sucesivas y permanentes olas de calor que apenas nos han dado un momento de respiro. Pero no hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo resista y se acaba el mes con un descenso generalizado de las temperaturas que nos servirá, al menos, para afrontar con menos odio la marcha de todos aquellos que inician este fin de semana sus vacaciones dejando la ciudad en esa especie de letargo anual que anuncian los innumerables carteles del “cerrado por vacaciones” que adornan comercios, estancos, kioskos y restaurantes. Comienza ahora, como todos los años, ese peregrinaje diario en busca de un lugar no demasiado lejano donde comprar el periódico, echar la primitiva o tomarse el cafelito de media mañana. Nada nuevo bajo el inclemente sol del agosto hispalense.

Esta tregua calórica es la primera buena noticia que nos sirve el condenado julio. La segunda es el segundo permiso penintenciario de Isabel Pantoja que se ha hecho de rogar por culpa de las gilipolleces de los bocazas del Sálvame y los intereses mediáticos que rodean a esta familia de tontos útiles cuyo único mérito, que se sepa, es vivir del cuento de la madre. De todas formas hay que reconocer que la Justicia española tiene tantas tablas de medir como jueces hay. Si la Constitución dice que todos somos iguales ante la ley, no entiendo por qué a la tonadillera de Cantora, a la que ya se la ha castigado duramente para dar ejemplo público metiéndola en prisión, se le trata de distinta manera que a cualquier otra presa y se le deniega el tercer grado que a otra reclusa con su misma condena se le hubiese concedido hace ya algún tiempo. En fin, que la Pantoja va a poder celebrar su cumpleaños en su finca rodeada de sus hjos Kiko y Chabelita, su madre, sus hermanos, sus amigos y cien mil reporteros del corazón que montarán guardia día y noche en las puertas de Cantora y tratarán de que los que entran y salen en coche, digan algo de lo que se está haciendo en el interior. Como si eso fuese crucial para el futuro de toda España. “Isa, Isa, ¿qué dice tu madre de tu rollo con el de Supervivientes?¿Está enfadada?”. Y así hasta aburrir a las ovejas. Ya verán como al final nos cuentan hasta las veces que ha ido Isabel al cuerto de baño. Al tiempo. Menuda tropa.

Y la tercera y quizás más importante noticia de este final juliano es que el jueves, a primeras horas de la tarde, nuestra superpresidenta,Susana Díaz, dio a luz a un niño de tres kilos de peso, el primero de sus hijos, en el Hospital “Público” (así o recalcaba la nota oficial de la Junta) de Valme. Llegó para una revisión rutinaria porque aún le faltaban dos semanas para cumplir y los médicos decidieron intervenirla para evitar problemas. Mi más sincera enhorabuena, presidenta, y espero que disfrute su maternidad y no se tome a mal el whatsapp que ha circulado estos días por miles de teléfonos móviles andaluces anunciando que Susana quería que se le practicara la cesárea para evitar que su hijo saliera del “pepé”. Efectivamente, a la ilustre parturienta se le tuvo que hacer la cesárea de la que, afortunadamente, madre e hijo salieron estupèndamente. Bromas zafias aparte y deseando lo mejor para la familia Moriche Díaz, la pregunta que se hacen muchos andaluces es cuanto tiempo de baja maternal le corresponde a la presidenta y si se incorporará a su trabajo antes de cumplir las dieciseis semanas establecidas por las ordenanzas laborales.

Porque, claro, no se entiende que la rutilante estrella del socialismo andaluz, elegida por mayoría simple el pasado 22 de marzo, se haya pasado casi todo el año sin ejercer. Primero fue la negativa de los partidos de la oposición a darle su apoyo para la investidura con lo que su toma de posesión no tuvo lugar hasta primeros del mes de junio. Es decir que gobernar, lo que se dice gobernar, sólo lo va a hacer este año unos escasos tres meses. Si cumple el plazo dado por la legislación laboral de dieciseis semanas de baja maternal, nos colocamos casi en el mes de noviembre, es decir, unos días antes de que Rajoy disuelva las Cámaras y convoque las elecciones generales. Y es que a esta mujer se le da mucho mejor una campaña electoral que el coñazo de buscar soluciones a los graves problemas que sufre Andalucía.

Así que enhorabuena a todos. A la Pantoja por su permiso penitenciario, a Susana por su feliz maternidad y a todos mis lectores porque hay que aprovechar estos pocos días de bonanza termométrica para disfrutar de las terrazas nocturnas y saborear unas tapitas con un buen tinto de verano mientras dure este poniente. Que ustedes lo gocen porque a mi me quedan escasos días para mi anual reclusión y retiro en mi pueblo natal, Arjona, a escasos doce kilómetos de la verdadera sartén de Andalucía, Andújar, donde por mucho fresquito que haga, no hay quien aguante.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios