www.diariocritico.com
Sí al diálogo, no (de nuevo) al ATC
Ampliar
(Foto: Diariocrítico de Castilla-La Mancha)

Sí al diálogo, no (de nuevo) al ATC

jueves 03 de septiembre de 2015, 22:08h
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha trasladado este jueves al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, su disposición a mantener un diálogo con el Gobierno central sobre la construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) aunque le ha reiterado su negativa a que este se instale en la localidad conquense de Villar de Cañas.

"Siempre tendré el teléfono y el despacho abierto para poder intentar ponerme en el lugar de los demás pero desde la claridad de que estamos en el camino correcto", ha subrayado García-Page en rueda de prensa en el Ministerio, donde ha mantenido un encuentro de casi dos horas y media con Soria.

En el encuentro, según ha explicado el presidente regional, el titular de Industria se ha mostrado "bastante insistente" en que la construcción del ATC "es un asunto de interés general" y ha incidido en el "grave quebranto" que la paralización de la construcción del almacén nuclear supondría "para la solución de la basura nuclear".

La decisión de la Junta de iniciar el procedimiento para ampliar la actual Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la Laguna Hito, que afectaría al emplazamiento del almacén, impediría conceder autorización alguna relacionada con el ATC, algo que, para el ministro, conllevaría tener que construir almacenes individualizados en cada central.

El ministro dice que Castilla-La Mancha tendría dos almacenes individuales

En este sentido, el Gobierno central ha advertido que, además del aumento de costes e ineficiencias y la dispersión de almacenes por todo el territorio nacional, esto supondría la paradoja de que Castilla-La Mancha mantendría entonces dos almacenes individuales al contar con dos centrales nucleares dentro su territorio.

Ante la petición de Soria de "dar marcha atrás" en esta postura, el presidente de la Junta ha reiterado que persistirá en su negativa a la construcción del almacén y ha responsabilizado al anterior gobierno regional de María Dolores de Cospedal de haber negociado una cosa con el Ministerio y la contraria con el principal partido de la oposición.

"Nosotros vamos a seguir planteando con mucha claridad, dentro de nuestras competencias, una perspectiva ambiental, urbanística y sabiendo que la instalación de un ATC en Villar de Cañas es algo negativo para Villar de Cañas, para la zona y en su conjunto para la región", ha explicado García-Page.

El presidente socialista ha declinado así el acuerdo que le ha planteado el ministro aunque ha dejado la puerta abierta a "seguir hablando del tema "pero desde la posición muy clara que nuestro compromiso es con la sociedad castellanomanchega y además no es improvisada, lo es con claridad y contundencia".

En esta línea, aunque ha dicho entender que "evidentemente" el tema de los residuos nucleares debe ser resuelto, pero se ha reafirmado en su rechazo y lo ha desvinculado del color político del partido que sustenta al Gobierno de la nación.

Así, ha explicado que ha trasladado a Soria lo mismo que le hubiera dicho al ministro socialista Miguel Sebastián o lo que dijo en su momento al Gobierno de Zapatero: "seguimos en disconformidad con la ubicación, con el planteamiento del procedimiento y tenemos serias dudas sobre la legalidad". "

No voy a negar que es un problema de interés general, que es de enorme envergadura para la política española pero discrepo y discuto del camino llegado hasta aquí", ha señalado García-Page, que ha advertido reiteradamente que Soria alcanzó un acuerdo con el Ejecutivo de Cospedal que contemplaba lo contrario de lo pactado entre la expresidenta castellano-manchega y el Ejecutivo de José María Barreda.

"Represento a una Comunidad Autónoma que ve cómo se le puede colocar una nueva hipoteca durante mucho tiempo en su terreno", ha finalizado el presidenta de la Junta de Castilla-La Mancha.

El ATC, según ha subrayado Industria durante la reunión, permitirá cubrir las necesidades de almacenamiento del combustible generado por las centrales nucleares españolas, que producen del orden del 22% de la electricidad.

Además, supondría 1.000 millones de euros de inversión, lo que dinamizará la economía de la comarca y está previsto que genere alrededor de 400 puestos de trabajo durante su construcción y de 100 durante su explotación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios