www.diariocritico.com

La familia del cazador de Belvís de la Jara asesinado clama "justicia"

miércoles 30 de septiembre de 2015, 20:15h
La familia del cazador de Belvís de la Jara (Toledo) ha asegurado que desconoce la fecha en la que serán juzgados los presuntos asesinos de Antonio Fernández dos años después del fatídico 1 de octubre de 2013, por lo que han pedido que "la justicia llegue cuanto antes, para que todo esto termine y podamos pasar página".
La hermana del cazador asesinado, Milagros Fernández, ha explicado que desconocen incluso si el caso ha llegado ya a la Audiencia Provincial, donde serán juzgados Rufino G.G. 'El Conejo' y su primo Flores A.G., como presuntos asesinos de Antonio.
"Lo que es muy triste y doloroso para los familiares es ver que casos como el de la niña Asunta, que fue una semana antes del de mi hermano, ya están en marcha, como si el nuestro no fuera importante", ha dicho Milagros. Milagros ha relatado que vive "con una mochila que pesa mucho a las espaldas" por la espera del juicio y, ha dicho que quiere "autoconvencerse" de que esta situación tiene que ser así.
Si bien, mantiene que la familia necesita que se celebre el juicio ya para poder pasar por el "segundo duelo" por el asesinato de su hermano. Han transcurrido dos años desde la desaparición de Antonio, señala su hermana, y "me sigue pareciendo mentira".
"Este verano me seguía asomando por la ventana cada vez que oía un coche, como si Antonio llegara a casa", cuenta Milagros. Una situación angustiosa incluso en el municipio de Belvís de la Jara donde todavía no han logrado cerrar las heridas de este suceso, que se prolongó durante cuatro meses y medio. Durante ese tiempo, los vecinos arroparon a los familiares participando en las largas batidas de búsqueda de Antonio.
A la espera del juicio
En marzo de 2015, el titular del Juzgado de Instrucción Número 4 de Talavera dictó el auto que permitía iniciar el procedimiento abreviado para ser juzgado por un jurado popular en la Audiencia Provincial de Toledo, algo que presumiblemente podría suceder este mismo año.
El arma homicida, una pistola automática, fue hallada enterrada cerca de la casa de 'El Conejo' en la camino de Los Caños, al igual que otros objetos relacionados con el crimen. Incluso la Guardia Civil localizó cerca de la vivienda, útiles de caza de la víctima como unos prismáticos y dos visores. A pesar de ello, todavía se desconoce la autoría del disparo mortal, ya que las contradicciones entre los acusados se mantienen y, ambos, que permanecen en prisión provisional, se acusan mutuamente.
La pista de Antonio Fernández se perdió el 1 de octubre de 2013, en la finca 'Los Baños' de Aldeanueva de Barbarroya, donde había acudido para practicar su afición por la caza. Las sospechas llevaron a la detención de Rufino y Flores en febrero de 2015 y a la localización del cadáver enterrado de Fernández. Éste presentaba una herida mortal por arma de fuego en el lado derecho del cráneo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios