www.diariocritico.com

La que has liado, Pablito

miércoles 21 de octubre de 2015, 10:37h
Febrero de 2014. Todas las encuestas electorales daban grandes resultados para Izquierda Unida. Por primera vez, la lucha social en las calles se estaba imponiendo a más de años de turnismo en el régimen del 78. Por primera vez, IU se quedaba en voto directo, a tan sólo 3 puntos del PSOE y 4 del PP, y superaba en la mayoría de encuestas los 25 escaños, a más de 1 año de las generales.
Y entonces, llegaste tú. Viniste a contarnos que todo lo que habíamos hecho hasta ahora no sirve, que años y años de lucha política, social, sindical, no sólo no servían para nada, sino que eran un motivo de vergüenza para quienes las llevaban desarrollando desde la clandestinidad primero, y contra el régimen borbónico después. Pero tú, en tu infinita bondad, habías venido para aclararnos el camino, y mostrarnos el verdadero sentido de la política.
Hay que ser ambiguo, porque lo ambiguo vende. Hay que ser comercial, porque lo comercial vende. Hay que salir en televisión, porque la televisión vende. Hay que montar foros chachipirulis donde la gente se entretenga presentando mociones y votándose entre ellos, y así se crea que participa, mientras tanto nos ahorramos hacer asambleas donde asista la gente y se debata de política.
¿Qué podía salir mal? A la hora de tener que pegar carteles, ya llegaron los problemas. Resulta que los de la mochila sabían muy bien lo que era el trabajo militante, lo que era pegarse 16 horas al día repartiendo panfletos y hablando con la gente desde las 7 de la mañana en la estación de tren, hasta las 11 de la noche en las zonas de tiendas y bares.
Tampoco les importaba mucho mancharse de cola ni las ampollas por el cepillo de pegar carteles. Y así nacieron las Candidaturas de Unidad Popular. Pero ahora llegan las generales, y quien se ha construido el mayor olimpo de la izquierda que no es izquierda no quiere arriesgarse a que quienes llevan luchando desde que tienen memoria, voten en primarias a los suyos, antes que a los advenedizos de la Sexta. Y además te han demostrado que en la ambigüedad, hay quien siempre se va a mover mejor que tú: la derecha que no es derecha, el capital, la burguesía o los de arriba. ¿Y ahora qué, Pablo? Porque a estas alturas, ya sabes que no todo lo da la televisión. Y por eso prefieres inmolar la única posibilidad de cambiar este país por la vía pacífica, para conseguir peor resultado según todas las encuestas, del que iba a sacar quien tú tanto defenestras cuando te dio por salvar la patria. Ojalá y te hubieras quedado tranquilito en casa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios