www.diariocritico.com

¿En qué tejado está la pelota?

lunes 18 de abril de 2016, 16:05h

Por abrumadora mayoría –quién lo iba a pensar- las bases/círculos/o como se llamen de Podemos han condenado a la hoguera el apoyo al posible pacto del PSOE con Ciudadanos y han elevado a las alturas la llamada “vía valenciana” como salida natural al caos reinante. Lo bueno de estas consultas es que cuando las anuncian los líderes, ya adelantan lo que piensan votar ellos a la vez que advierten que si los resultados no cuadran, tendrían que irse todos, lo cual supondría, naturalmente, un descalabro en el partido cada vez más de Pablo Iglesias. O sea que todo sigue igual; cada uno de los protagonistas culpa al otro del fracaso de todos. Para los socialistas la pelota está en el tejado de Podemos; para Podemos en el tejado del PSOE, lo mismo que dice el PP; para Ciudadanos que va por libre -con el riesgo que eso supone de quedarse al final en una indefinición interesada-, la famosa pelota está en todos los tejados menos en el suyo que andan los pobres tratando de salvar los muebles de esta legislatura corriendo de Génova a Ferraz no se sabe muy bien para qué, porque ni ellos quieren a Rajoy ni Sánchez está dispuesto a escuchar ni una palabra del PP.

Y mientras, aquí, seguimos a escándalo diario discutiendo si la entrevista de Évole a Otegui era o no conveniente. Pues claro que lo era y más aún después de escuchar las respuestas radicalmente inmorales, dolorosas y llenas de vergüenza ajena del que alguien calificó como “hombre de paz”. Pues cómo serán los de guerra… Porque hay guerras con tiros en la nuca y otras que bendicen la sangre derramada, la justifican, la entienden y hasta llegan a asegurar que una buena parte del Estado –una buena parte de todos nosotros- en el fondo añoramos los secuestros, la barbarie de Hipercor, los atentados, los asesinatos a sangre fría. Ya te vale Otegui; te has retratado con tu justificación de la violencia –si no la condenas, la justificas- y con tus eufemismos llamando a las cosas no por su nombres, asesinos, terroristas, encarcelados tras juicios justos y huidos de la justicia española con las manos llenas de sangre. Pero no merece la pena ni detenerse un segundo más en tu aberrante visión de las cosas. Dejemos en su mundo al tal Otegui en su pesadilla y volvamos a la realidad que nos ocupa a todos estos días.

A mí me parecen que hay demasiados tejados y sólo una pelota. De este laberinto que ha traspasado las fronteras ideológicas para convertirse ya en algo personal, no se puede salir. Porque el partido de Rajoy, ganador de las elecciones, se cree que con eso basta y se niega a ver la realidad, da la callada por respuesta y espera y espera, como si no pasara nada, no se sabe muy bien a qué o a quién. Sigue paseando a su líder al que se cuestiona ya desde dentro del partido digan los que digan sus más afines, y esos paseos se convierten en un deja vu anterior a las elecciones. Sánchez y su PSOE se empeñaron en negar el pan, la sal y la palabra al PP pese a que las cuentas no cuadraban y los posibles pactos son imposibles. Podemos se monta su número y se siente despreciado porque el PSOE y Ciudadanos, no aceptan sus 20 puntos y se niegan a borrar las 200 propuestas del acuerdo al que habían llegado entre los dos.

Este país es hoy como un juego de manos de ese genio llamado para Tamariz: peroratas mucho más aburridas que las del mago pero con el mismo resultados: el personal no sabe dónde está la pelotita, en que tejado duerme. Lo de Tamariz ha sido una exageración: él es un mago mundial y lo de aquí un juego de trileros de esquina.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.