www.diariocritico.com

Cuenta atrás para los terroristas

miércoles 01 de junio de 2016, 08:33h

Se ha iniciado la esperada y deseada ofensiva del Ejército de Irak para reconquistar la región del norte del país, empezando por la ciudad de Faluya. Tropas de élite iraquíes, entrenadas, entre otros, por soldados españoles combaten ya en las calles de la primera ciudad que cayó en manos de los terroristas del Daesh en 2014. El objetivo fundamental es arrebatar del terror la capital kurda de Mosul, tercera ciudad de Irak que ha sufrido el horror de las ejecuciones, represión, chantaje y terror en todas las vertientes más inhumanas que se puedan imaginar. Uno de los grupos que han vivido el azote constante terrorista ha sido el de la minoría cristiana de los yazidíes. Los terroristas han sometido a la población de estas ciudades a muerte, tortura, violación de las mujeres convertidas en esclavas sexuales y extorsión mortal para arrancar a jirones todas las pertenencias de valor.

Los testimonios de los supervivientes sobrecogen el alma a cualquiera y lanza un desafío de conciencia a todos por no haber reaccionado mucho antes para haber evitado tanto sufrimiento. Fuerzas norteamericanas están apoyando con bombardeos aéreos a las tropas iraquíes que luchar por recuperar Faluya y el resto del territorio iraquí bajo el yugo terrorista, rico en petróleo que ha servido durante meses para financiar las atrocidades terroristas.

Muchos tendrán que asumir responsabilidades por haber permitido el comercio de crudo a sabiendas de que ese dinero servía para facilitar la dominación del Daesh y financiar las acciones terroristas en el exterior, desde París a Bruselas, pasando por Túnez, Turquía y otros países musulmanes que son las principales víctimas de las acciones del Daesh. La ofensiva del Ejército iraquí no va a resultar sencilla y todos tienen que estar preparados para una lucha complicada en unas calles, edificios y casas trampeadas con minas y con el riesgo de destrucción de pozos de petróleo. Además, hay otra amenaza que ya ha sido advertida por Naciones Unidas: los refugiados sunníes que puedan huir de los combates y de la discriminación chiii si pretenden asentarse en otras regiones iraquíes hasta que se complete la reconquista de sus pueblos con una destrucción que se teme muy elevada con imposibilidad para volver a habitarlos en un futuro más o menos inmediato. Europa y la comunidad internacional deben estar preparados para tomar medidas preventivas para gestionar adecuadamente un nuevo éxodo de refugiados como el que ha provocado la guerra en Siria. Por cierto, también en Siria los terroristas del Daesh tienen los días contados por la ofensiva del Ejéricito de Al Asad, apoyado por Rusia.

La cuestión está en el futuro de los terroristas derrotados porque hay enorme preocupación de los países originarios de los miles mercenarios por su posible vuelta con intenciones violentas. Otra opción es la cárcel aunque algunos gobiernos desean, en privado, su eliminación para evitar que Libia y el Sahel se conviertan en un nuevo escenario donde los terroristas del Daesh intenten imponer su califato de horror y muerte.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios