www.diariocritico.com

Una jornada especial

miércoles 22 de junio de 2016, 08:49h

El próximo domingo, 26 de junio, de nuevo la ciudadanía española está convocada a elegir en las urnas el nuevo gobierno que deberá implementar las políticas económicas, sociales y políticas que regirán en España en los próximos años.

La situación no es fácil. El PP, el partido que ha gobernado durante los últimos años (casi cinco si contamos con estos seis meses de gobierno en funciones), ha dejado una situación de desempleo, aumento de la pobreza y la desigualdad, precariedad en el trabajo, eliminación de derechos democráticos con la ya conocida por todo el mundo como Ley Mordaza, un déficit que el PP había ocultado y ha provocado una multa por parte de la Comisión Europea, que además nos exige nuevos recortes de 8.000 euros, atentados contra el medio ambiente (y sirva de ejemplo la renovación por 60 años de la planta papelera de Pontevedra, que ha originado la declaración de Mariano Rajoy como persona no grata en su propia ciudad), fraude fiscal, evasión de capitales en paraísos (o guaridas) fiscales, apropiación de bienes comunes como el agua o la energía, un rosario de corrupción que no tienen fin….

En fin, tantas cosas que contra las que se ha levantado la ciudadanía en movilizaciones que no han dejado de producirse: por la educación pública, en defensa de la sanidad, contra los recortes y la precariedad, contra los ERE, contra la violencia machista, luchas por la igualdad de las mujeres, por los derechos de cada nacionalidad… movilizaciones que en definitiva no han dejado de exigir dignidad y justicia.

Los resultados de las elecciones del 20 de diciembre dejaron claro que el gobierno de España requiere que se unan –que pacten– varias formaciones para que se pueda formar gobierno. Y aquí es donde el panorama empieza a ser más claro ahora. Si atendemos a los programas electorales, a lo que los partidos prometen a las personas a las que les piden el voto, es posible formar un gobierno con un programa de cambio y progreso, un gobierno que defienda a la mayoría social. Y vistos los resultados del 20D y las actuales encuestas preelectorales, parece claro que puede salir elegida una mayoría suficiente para formar ese gobierno.

Esto ha despertado miedo en los poderes financieros, en la minoría que lo tiene todo. Miedo a perder sus privilegios, a no poder utilizar las instituciones como si fueran sus chiringuitos. Y nada mejor para vencer ese miedo que contagiarlo a la población. Pero para ello hay que cambiar las causas de ese miedo, aunque se mienta o se difame. Dicen los representantes del PP, de la gran banca y grandes empresas, que un gobierno de cambio y progreso hará que se pare el crecimiento de la economía.

Pero lo cierto es que la única economía que ha crecido es la suya: así el diario El País decía: “La recuperación económica sigue calando en las cuentas empresariales. Las compañías del Ibex 35 ganaron 26.638 millones de euros hasta septiembre. Se trata de un aumento del 22.63% en los beneficios de las grandes cotizadas si se compara con el mismo periodo del año anterior”.Mientras, el mismo diario publicaba recientemente que “Un 28,6% de los españoles está en riesgo de pobreza y exclusión social […] La renta media de los hogares se redujo un 0,2% hasta los 26.092 euros, según la encuesta de condiciones de vida publicada por el INE”. (http://economia.elpais.com/economia/2016/05/24/actualidad/1464082093_364713.html).

Podríamos ir desgranando una por una las medidas que este gobierno ha puesto en marcha y las terribles consecuencias que han tenido para la mayoría de la población. Y en todos los casos nos encontraríamos con que hay un pequeño sector que ha resultado muy favorecido y una gran mayoría que ha resultado perjudicada. Por eso necesitan meter miedo y contar mentiras. Y difamar si hace falta, al fin y al cabo han venido gozando de una imperdonable impunidad.

Desde Attac, un movimiento social, plural e independiente, que lleva años luchando contra la dictadura de los mercados, la especulación financiera y la creciente desigualdad, invitamos a la ciudadanía a votar por los partidos que defiendan medidas como:

• Exigir a la UE que se establezcan mecanismos fiscales internacionales disuasorios de la economía de casino, como el ITF (Impuesto sobre Transacciones Financieras), la eliminación de los paraísos fiscales y la búsqueda de medidas de transparencia en los gobiernos
• La exigencia de medidas penalizadoras a la especulación financiera, tendentes a su supresión como práctica económica, ya que este tipo de actividad económica no genera beneficio alguno para el conjunto de la sociedad y pone en riesgo las condiciones de vida digna de la mayoría social.
• Una Reforma Fiscal que revierta la tendencia hacia la desigualdad y fije unos Impuestos claramente progresivos y suficientes a nivel estatal, dando prioridad a la imposición directa sobre la indirecta, eliminado el actual trato favorable al capital sobre el trabajo en el impuesto sobre la renta y suprimiendo deducciones que alejan la cuota efectiva de la nominal en el impuesto de sociedades.
• Una decidida lucha contra el fraude fiscal, a través de mecanismos estatales, como el refuerzo de la inspección y la penalización a empresas que operen en centros offshore (paraísos fiscales) y de mecanismos internacionales para la erradicación de éstos.
• Derogación del actual redactado del Artículo 135 de la Constitución Española, que concede mayor importancia al interés económico privado de una minoría que al interés general.
• La búsqueda de una estructura financiera beneficiosa para la sociedad en la que la banca pública juegue un papel esencial.
• Reforzar la protección social y los servicios públicos, que garanticen el cumplimiento de los derechos humanos.
• Pacto de Estado contra la violencia Machista, y desarrollo de políticas que garanticen la Igualdad de trato y oportunidades.
• Recuperar derechos y libertades democráticas: Supresión de la Ley Mordaza.
• Medidas que garanticen unos ingresos mínimos para una vida digna.
• Iniciativas políticas que hagan efectivos los derechos en relación con las migraciones y la dignidad de la ciudadanía de todo el planeta.
• Rechazo a los acuerdos y tratados comerciales como el TTIP, el CETA, y el TISA, así como los acuerdos bilaterales de orientación política e ideológica similar.
• Una decidida apuesta por un cambio en el modelo de desarrollo económico de futuro que se articule a partir de la necesaria transición energética.
Si, el 26 de junio puede ser una jornada especial. Existe una minoría que lo posee casi todo. Y una gran mayoría que tenemos algo muy valioso: el voto. Y el voto de cada persona vale lo mismo. Esa es nuestra fuerza: sumar muchos, muchos votos para que a partir del domingo este país empiece a sonreír.

Lourdes Lucía
@lourdeslucía10
Miembro de Attac


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios