www.diariocritico.com

Las Termópilas de Rajoy y los 300 de Sánchez

lunes 04 de julio de 2016, 12:24h

Salvo por la barba y el poder que detentaron ( a distinto nivel, época, etc) el persa Jerjes y el español Rajoy no se parecen en nada. O sí?. El caudillo que destruyó Atenas tras aprovechar una traición para cruzar el desfiladero de las Termópilas que defendían Leónidas y sus 300 espartanos, tuvo que regresar a sus dominios tras ver como su flota era destruída en Salamina. La victoria terrestre se convirtió en una simple, heróica y mítica batalla. Jerjes perdió la guerra.

Leónidas resistió con los mejores de los suyos ayudado por otras tribus helenas y fuera por la traición de Elfiades o por la abrumadora mayoría de su enemigo, el final fue el que conocemos: se quedó sólo con su " guardia personal" y perdió su cabeza.

No salvó a Atenas pero tal vez ayudó a que Temístocles convenciera al resto de los griegos para un nuevo esfuerzo frente a los persas.

Todo aquello sucedió hace más de dos mil quinientos años, pero la Historia con mayúsculas tiene esas cosas: siempre se puede aprender de lo hecho y de lo contado, incluso cuando la tragedia se convierte en drama y el drama termina siendo una comedia de enredo televisada un domingo de verano por la tarde.

Mariano Rajoy ha ganado por tercera vez unas elecciones. Ya supera a José Maria Aznar y sólo es superado por Felipe González. Un dato a tener en cuenta si tras la comedia de declaraciones a la que estamos asistiendo termina en el drama de una nueva cita con las urnas. De salto en salto y sin salir de La Moncloa el registrador gallego de la propiedad puede alcanzar en victorias - le falta una - al abogado andaluz. Y quién sabe, hasta superarlo. Con González en La Moncloa, el PP se mantuvo como primer partido de la oposición, subiendo en votos hasta conseguir la victoria y el " trono" en 1996. Con Rajoy al frente del Gobierno el PSOE ha conservado el puesto de líder de la oposición pero perdiendo votos y escaños a gran velocidad.

Si la Historia se escribiese con cifras y datos de contable, el mérito del actual presidente en funciones con su estrategia basada en la paciencia y en la utilizacion de los mecanismos del poder sería digna de figurar en una " segunda parte" del " Principe" de Nicolás Maquiavelo.

Esta semana es crucial para el futuro de Rajoy, de Sánchez y del resto de los líderes políticos. El sàbado 9 se reune el Comité Federal del PSOE, los 300, y de esa reunión debería salir una triple decisión: apoyar por activa o por pasiva a Mariano Rajoy como presidente del Gobierno; negarle el pan y la sal pero ofrecer apoyo de forma pasiva a otro candidato del PP; intentar un acuerdo de bloqueo con el resto de las fuerzas políticas que nos lleve a unas nuevas elecciones, siempre, eso sí, que se produzca de la forma más rápida posible una sesión de investidura. Sesión que, con los números en la mano podrían ofrecerle a Felipe VI tanto el popular como el socialista.

En la última de las Guerras Médicas Jerjes se marchó tras la derrota de Salamina y dejó a uno de sus generales, Mardonio, que es quién perdió definitivamente la guerra y cambió el mapa de poder de la época. No parece que Rajoy esté dispuesto a dejar su lugar a ninguno de sus lugartenientes, ni a retirarse del sillón de La Moncloa, antes bien: está convencido de que si hubiera que ir otra vez a las urnas los que resultarían más castigados por los votantes serían sus adversarios. Ellos también lo saben, el 26 de junio está muy cerca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios