www.diariocritico.com

Es posible la esperanza en la acción justa y solidaria

miércoles 05 de octubre de 2016, 08:41h
Dicen que el nuevo PSOE reconoce que prefiere investir a un Rajoy débil a unas nuevas elecciones. No estoy de acuerdo porque no hay mayor rencor ni venganza que la razia que organizaría un supuesto "débil" si le entregamos el poder. Sería implacable, no hay más que ver a "la clientela" que le rodea y que fruncen el morro para no mostrar sus colmillos ante la presa.

Creen que tienen al Ibex 36 detrás pero es éste el que les devora las entrañas. Si nos uniéramos todos los partidarios de la justicia social, de los valores democráticos, de la educación universal, pública, laica y gratuita, lo mismo que de la sanidad, de las pensiones a nuestros mayores, de la pasión por la salud del medio ambiente, de la superación de absurdas e "in-existentes fronteras entre pueblos y tierras, partidarios de la concordia entre los pueblos, del derecho a la vida, a la justicia y a la búsqueda de la felicidad... los venceríamos en cualquier liza.

Hay millones de personas que piensan como nosotros, desorientadas y decepcionadas que han dejado de votar a partidos de una izquierda inteligente y humana, racional y ecuánime... Si esos millones de seres tuvieran una voz, un gesto, una palabra que los convocase ¡no a las barricadas! sino a las urnas, al trabajo bien hecho, a la lucha por la igualdad de oportunidad, por el respeto a las conciencias de cada ser humano al tiempo que exigimos reciprocidad ante las nuestras... esta España nuestra recuperaría la estrella refulgente y sonora, que cantara Unamuno.

Sí, juntos podemos construir una sociedad en la que no hubiera unos CUATRO MILLONES de personas en el paro, decenas de miles de familias desahuciadas, jóvenes sin perspectivas de futuro, oligopolios criminales cuyos miembros diz que "repatrían” sus capitales evadidos y defraudados a Hacienda/nosotros con un impuesto del DOS POR CIENTO! ¿Acaso esto no es un crimen? ¿Acaso las malditas SICAV no son una afrenta para profesionales, campesinos, trabajadores, asalariados y personas decentes que quisieran vivir de su esfuerzo y de la solidaridad?

¿Acaso el rescate de los 'bánksters' con 40.000 millones de euros que pesan sobre nuestras espaldas en forma de recortes, de privaciones y de un malestar cada vez más interiorizado y letal, no es una justa causa para unirnos gentes de toda procedencia y condición contra los opresores de millones de personas, no sólo en nuestra patria sino en esta Europa que antaño fue luz de Ilustración, de liberación de supersticiones y de arcaicas instituciones?

Ese será el motor del cambio... apostar por una sobriedad compartida. Aun hay tiempo todavía para que nuestros hijos y nietos no tengan que avergonzarse de nosotros porque, habiendo podido tanto, nos atrevimos a tan poco.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios