www.diariocritico.com

Turismo de calidad

jueves 18 de enero de 2018, 18:00h

Madrid es, durante estos días, la capital del turismo internacional por la celebración de una de las ferias más relevantes del mundo, Fitur, y por los debates registrados, un día antes, este martes, en el 9º Foro Exceltur que ha tratado sobre “Reshaping Tourism: cómo crecer sosteniblemente y agilizar la transformación digital”.

Lo más trascendente de este foro es que los actores principales del sector turístico no se andan con componendas ni autocomplacencias de lo bien que van las cosas y los millones de turistas que llegan a España. Por supuesto, se felicitan por los buenos resultados obtenidos, pero son realistas a la hora de analizar la realidad de la avalancha de turistas que eligen España por su oferta de sol y playa, de gastronomía, de patrimonio cultural, de gastronomía, de paisajes explorados y seguridad. Hay más de 12 millones de visitantes prestados por los conflictos y el terrorismo en países del Mediterráneo, desde Turquía a Marruecos, y esa temporalidad debe ser un acicate para que en España se aborden las reformas imprescindibles para mantener, consolidar e impulsar una de las industrias más importantes, junto con la fabricación y exportación de automóviles.

Esas reformas requieren de un liderazgo del Gobierno Central, aunque las competencias estén trasferidas a las Comunidades Autónomas y a los ayuntamientos en los servicios más directos. Entre los desafíos a superar se encuentran la modernización de los antiguos destinos turísticos del boom de los años 60 y 70 que tienen obsoletas las infraestructuras, los servicios y las propias instalaciones, desde hoteles y restaurantes, a los transportes elementales. Sería dar un paso adelante en el turismo de más calidad que haga olvidar a los gamberros que vienen a emborracharse por pocos euros a localidades como Lloret de Mar o Magaluf donde los abusos y las tropelías provocan el lógico hartazgo y rechazo de los vecinos. Pero no solo las fiestas estruendosas provocan el malestar vecinal, los apartamentos turísticos están cambiando los barrios porque suben el precio de los alquileres, cierran los comercios y la identidad se diluye por unos visitantes ocasionales que solo gastan en beneficio del rentista y de la plataforma tecnológica que lo tramita.

Además, hay graves deficiencias de seguridad y control de los ocupantes de estas ofertas que son aprovechadas por delincuentes y otros indeseables. Hay que afrontar este reto para revertir cierto malestar vecinal en acogida al turismo por la actividad económica que crea y el empleo beneficioso para toda la comunidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios