www.diariocritico.com

El bailarín dio su último show

Julio Bocca se despidió ante 200.000 personas

Julio Bocca se despidió ante 200.000 personas

El bailarín Julio Bocca le dijo adiós a los escenarios con un gigantesco espectáculo en el Obelisco porteño, en el que estuvo acompañado por artistas y fue presenciado por unas 200.000 personas
El acontecimiento, que convocó a porteños y provincianos por igual, que se volcaron en masa sobre las adyacencias de la Plaza de la República pese a las altas temperaturas, tomó especial emotividad por cuanto fue el último que mostró al eximio bailarín sobre las tablas.

Bocca comenzó su show con el "pas de trois" de "El corsario", uno de sus caballitos de batalla, junto a Eleonora Cassano y Maximiliano Guerra, seguido por "Repercusiones", a cargo del Ballet Argentino, con lo que el entusiasmo del público se fue incrementando.

El bailarín cumplió 40 años el 6 de marzo pasado y realizó numerosas giras de despedida en los principales escenarios del mundo que conocieron su arte, y en diciembre hizo lo propio en distintas provincias, hasta llegar al día de hoy.

En distintos pasajes de su despedida, Bocca fue acompañado por Nina Ananiashvili y Juan José Carreño, del American Ballet Theatre de Nueva York, Manuel Legris, de la Opera de París y Tamara Rojo, del Royal Ballet de Londres.

También lo asistieron Cecilia Figaredo, Esteban Riera, Gisela Sara, Hernán Piquín, Victoria Balanza, Lucas Segovia, Carlos Rivarola, Noelia Moncada y, en la música, Mercedes Sosa, Guillermo Fernández, Sandra Mihanovich, Tangokinesis, la Antigua Jazz Band, Carlos "La Mona" Jiménez y Diego Torres.

"Hay gente que ya no ve a la danza como bicho raro", se ufanó días atrás en charla con Télam donde balanceó una historia en que su fama personal y sus reconocimientos internacionales le han dado una pátina de embajador argentino ante el orbe.

En esa entrevista, dijo que a 27 años de comienzo de su carrera -reconocida internacionalmente a partir de la Medalla de Oro que ganó en Moscú en 1985- se siente que está llegando "al final, bien", técnicamente en forma y abrazado por la estima del público.

Bocca también expresó que no siente ningún tipo de "melancolía". "No, no, nada de melancolía porque la vida sigue y aunque yo no esté sobre los escenarios me queda el Ballet Argentino y la escuela de danza; además voy intentar transformarme en un hombre normal para disfrutar con mis amigos", sostuvo.

El artista además consideró sobre su despedida efectiva de los escenarios que le produce "felicidad, alegría, tranquilidad y de saber que uno ha llegado sano hasta el final; es bueno para un bailarín tener la sensatez de despedirse en lo más alto".

Reporteado por esta agencia, abogó por la inmediata reapertura del Teatro Colón con todos sus atributos, y deseó que "la danza tenga igualdad de oportunidades que las otras disciplinas; la música y la ópera son muy importantes, pero la danza debe estar en igualdad de condiciones con ellas".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios