www.diariocritico.com

España despierta

jueves 06 de diciembre de 2018, 11:43h

El cuarenta aniversario de la Constitución no se celebró como un protocolo frio y rutinario sino con la vitalidad polémica y contradictoria de una nación despierta. Días antes la comunidad más extensa y poblada de España se sacudía la costra izquierdista con juvenil talante regenerador. Un viento de cambio y libertad soplaba en Andalucía. No fue tras un sello de partido único ni tras un líder carismático. Fue un movimiento popular con matices variados pero con la potencia de un mar de fondo. El feudo socialista se derrumbaba bajo la pesadumbre de su propia estructura clientelar y subsidiada.

Algunos intentan disimular su fracaso con la alarma hipócrita de que amenaza la extrema derecha. VOX no es ninguna amenaza totalitaria. VOX es la reacción natural producida por tres líneas de conducta: La conducta traicionera de Pedro Sánchez la conducta blandengue de Rajoy y la conducta esperpéntica de Puigdemont-Torra. Es una iniciativa de contraataque a cargo de una fuerza de choque. No es una marea anticonstitucional, ni una formación claramente “antisistema”, ni la careta de una intrusión extranjera.

Es evidente que algunos de los lemas o propuestas de VOX discrepan de la inspiración constitucional pero, en ningún sitio, está escrito que pretenda imponer reformas por procedimientos anticonstitucionales o golpes de Estado. Por ello la inconstitucionalidad de VOX es una presunción de futuro gratuita que resulta cínica en boca de políticos que han ensayado el golpe de Estado con procesos fuera de la legalidad o que tratan de mantener sus ideas mediante la presión de los escraches o de los tumultos callejeros o tratando con sucesores de la violencia armada. Puede ser un proyecto teóricamente discutible pero, hoy por hoy, pragmáticamente inédito. Es ridículo que se intente establecer una muralla “constitucionalista” frente a VOX contando con un socialismo que negocia su permanencia en el poder con separatistas y chavistas. La campaña para descalificar a VOX promovida desde la izquierda es una operación desesperada para restar a la derecha un complemento electoral imprescindible como reflejo de un sector de población indignado por la inoperancia de los partidos convencionales.

El gran derrotado de estas elecciones, además de un PSOE desnaturalizado, es “Podemos” en su bífida versión andaluza. Para bien de España. Ese neocomunismo republicano y guerracivilista es esencialmente anticonstitucional, ayudado desde dictaduras exteriores y propicio al alboroto callejero. Reducido por el pueblo andaluz a dimensiones desde las que no sirve ni para tacón de Susana Díaz, es una tranquilidad para los españoles de buena voluntad que haya sido situado en la dimensión rancia y rencorosa que merece.

Lo importante es que este sintomático despertar de los españoles que habitan Andalucía sea aprovechado generosamente. Que no se desperdicien las energías liberadas por vanidades personales y escrúpulos de monja. Trasladar esta concurrencia indignada a unas futuras elecciones generales es el horizonte esperanzado capaz de situar a España en vanguardia de la evolución política de las próximas décadas, alejando la sombra de los fantasmas fúnebres de regresión. Significa la esperanza de otros cuarenta años de paz institucional, monarquía parlamentaria y política abierta que es el marco que se merece la serenidad y la firmeza de la mayoría de los españoles que, como en el caso de los andaluces, han castigado con su voto o su abstención las condescendencias con el separatismo y el populismo. La región de España históricamente más sometida al dogma izquierdista ha despertado con votos plurales o con ausencias conscientes y se ha liberado de la sobreactuación clientelar socialista. Nadie está legitimado para traicionar al pueblo reestableciendo las turbias componendas del pasado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.