www.diariocritico.com
países mayor democracia son los que menos confían en ella

países mayor democracia son los que menos confían en ella

Los países de la región andina con un mayor índice de libertades civiles, políticas y económicas son paradójicamente los que menos creen en la democracia como mejor sistema de Gobierno, según un informe de la Comisión Andina de Justicia

El documento, presentado hoy en Lima, titulado "Las áridas democracias", analizó la situación en Chile, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia y Venezuela en 2007, cuando la democracia y los derechos humanos han vivido un año lleno de "altibajos", pues pese a que todos estos países tienen "Gobiernos elegidos popularmente, preocupan sus políticas", dijo Enrique Bernales, director ejecutivo de la CAJ.

Bernales comentó que en la región "hay una democracia muy pobre, restringida, limitada a la presencia de política electoral, pero sin ninguna participación efectiva, sin contenidos sociales y sin capacidad para resolver problemas".

El informe destacó que, pese a que Venezuela registra la mayor falta de respeto a la democracia de la región andina, un 77 por ciento de sus habitantes confía en la democracia y un 59 por ciento se muestra satisfecho con la misma, según diversos informes recogidos en el documento de la CAJ.

En Bolivia, el apoyo a la democracia llega al 67 por ciento, mientras que un 81 por ciento cree que es el mejor sistema de Gobierno y un 63 confía en la misma.

El 65 por ciento de los ecuatorianos apoya la democracia, y un 77 por ciento cree que es la mejor forma de Gobierno,
Esas cifras contrastan con las de Chile y Perú, los países con las democracias más plenas y firmes de la región, donde un 46 por ciento de la gente apoya ese tipo de Gobierno.

A su vez, en Colombia un 47 por ciento de la gente apoya la democracia y un 49 por ciento confía en ella.

Según el informe, esta aparente contradicción se debe a que "gran parte de la ciudadanía andina aún relaciona democracia con asistencialismo y no con representación y división de poderes".

Al mismo tiempo, la bonanza económica de países como Perú "no se ha traducido en un bienestar de los sectores más pobres", lo que redunda en el descontento con la democracia.

Entre otros motivos, la CAJ señaló que situaciones como la falta de consenso a la hora de implantar reformas políticas, la dificultad de los Gobiernos para reducir la pobreza y la polarización de los modelos políticos han sido algunos de los retrocesos vividos por la democracia en la región el último año.

Por el contrario, la imposición de los temas sociales en las agendas gubernamentales, la mayor conciencia en favor de la ética pública, así como la creciente participación política y económica de la mujer han sido aspectos favorables para la democracia que se vieron el año pasado.

El informe también destacó que las migraciones son el aspecto que más afecta a los derechos humanos en la región, un fenómeno que atrae cada vez a un número mayor de mujeres y a personas de sectores sociales más ricos.

La migración andina "se ha globalizado, ha diversificado sus destinos, se ha feminizado y se ha politizado, en el sentido de que ahora es un elemento primordial en los debates políticos", detalló el documento.

La CAJ es una organización internacional con sede en Lima que trabaja a favor del Estado de Derecho y los principios democráticos en la región andina.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios