www.diariocritico.com

El paro en la limpieza viaria arranca con el cumplimiento de mínimos

Los trabajadores de la limpieza pública viaria de Madrid secundan hoy sin incidentes y con un "escrupuloso" cumplimiento de los servicios mínimos la primera jornada de la huelga indefinida que en demanda de mejoras laborales han convocado los sindicatos CCOO y UGT.
El paro, que afecta a los 7.500 empleados encargados de la limpieza de las calles de la capital y a unos 150 del aeropuerto de Barajas, comenzó a las doce de la noche, una hora después de que se rompieran las negociaciones con las concesionarias URBASER, Fomento de Construcciones y Contratas, CESPA, SUFI y Alfonso Benítez S.A., agrupadas en la Asociación de Empresas de Limpieza Pública (ASELIP).

El Ayuntamiento de Madrid había decretado unos servicios mínimos del 50 por ciento para la limpieza viaria y del 60 por ciento para el SELUR que se han cumplido al cien por cien, según la Concejalía de Medio Ambiente y el responsable de Limpieza Viaria de UGT de Madrid, Juan Carlos del Río.

Este mediodía, más de 2.000 trabajadores se concentraron en la Puerta del Sol para reivindicar "un salario digno", una cifra que los sindicatos convocantes consideran "todo un éxito" de participación en un día especialmente lluvioso.

Los concentrados, que portaron pancartas en las que denunciaban "el alto fraude" que a su juicio sufren las plantillas de la limpieza y en contra de realizar "horas extra", profirieron gritos contra el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, a quien tildaron de "estafador".

A su alrededor podían observarse papeleras abiertas y una gran cantidad de basura desperdigada por el suelo, especialmente papeles de periódico cortados y restos de comida.

Según explicó a Efe Moisés Torres, de UGT, el 60 por ciento de la plantilla cumple los servicios mínimos, mientras que ayer por la noche una gran parte de los trabajadores estableció "piquetes informativos" por las calles de la capital, donde también pudieron observarse papeleras y cubos de basura vertidos.

El Ayuntamiento de Madrid ha pedido colaboración ciudadana para mantener la ciudad lo más limpia posible, para lo que solicita no arrojar residuos a la vía pública y no depositar muebles, enseres o cualquier otro tipo de residuos en las vías y espacios públicos.

Especial atención están teniendo los intercambiadores de transporte, mercados y zonas de especial confluencia de público, así como los accesos, hospitales, centros sanitarios, centros de mayores y colegios.

En Barajas, papeleras a rebosar, botes y numerosas colillas en el suelo es la primera imagen con la que se han encontrado los viajeros que han acudido esta mañana al aeropuerto, donde unos 150 trabajadores, empleados por la empresa Mantres, desarrollan su tarea en la "zona aire" (plataforma y pistas) y la "zona tierra", donde se encargan de la zona exterior.

Los 7.500 trabajadores de la limpieza viaria piden que el nuevo convenio colectivo, que se negocia desde enero, recoja una subida salarial de un punto por encima del IPC, mientras que las empresas del sector sólo les ofrecen dos décimas.

Asimismo, reclaman que los trabajadores que están de baja y no pueden disfrutar sus vacaciones puedan cobrar la paga asignada para este período, que actualmente no se les entrega
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios