www.diariocritico.com

Por la contaminación

Santiago de nuevo bajo emergencia preventiva

Las autoridades de Santiago de Chile decretaron para ayer una nueva situación de emergencia preventiva a causa de los altos índices de contaminación atmosférica registrados en las últimas horas del domingo y la madrugada de hoy.

Algunas estaciones de vigilancia de las condiciones atmosféricas de la capital chilena, de 6,2 millones de habitantes, registraron en la madrugada niveles superiores a 400 miligramos de partículas nocivas por metro cúbico de aire, particularmente en el sector poniente de la ciudad.

La mayoría de las estaciones bordeaban o sobrepasaban los 200 miligramos, nivel considerado "malo", en la escala oficial.

Sobre esa base, la Intendencia (Gobernación) de Santiago dispuso la prohibición de circular para un 60 por ciento de los vehículos sin convertidor catalítico y para un 20 por ciento de aquellos provistos de ese dispositivo, lo que supone unos 350.000 automóviles menos en las calles.

También quedaron prohibidas las quemas agrícolas, el uso de chimeneas domiciliarias y un total de 794 empresas estarán fuera de funcionamiento entre las 07:30 y las 21:30 horas (11:30 GMT del lunes y 01:30 GMT del martes).

La autoridad recomendó además a la población evitar la actividad física de alta exigencia y tener especial cuidado con las personas de mayor riesgo respiratorio, es decir menores de 5 años, adultos mayores, embarazadas y enfermos crónicos.

Según la Intendencia, en las últimas horas de hoy debieran mejorar las condiciones de ventilación en la cuenca de Santiago, que contribuirá a la dispersión de las partículas contaminantes.

La capital chilena está situada en un valle rodeado por las montañas de las cordilleras de Los Andes y de la Costa, caracterizado en otoño-invierno (abril-septiembre) por la ausencia de vientos y un fenómeno de inversión térmica (el aire es más frío cerca del suelo) que impiden la dispersión de los elementos nocivos.

Chile: docentes hacen huelga indefinida contra una ley de Bachelet

Profesores y estudiantes comenzaron este lunes un paro en contra de la polémica ley de Educación que el oficialismo del país vecino impulsa al Congreso. Hay unos 1800 colegios de Santiago paralizados. 

La protesta paralizó unos 1.800 colegios de la capital, donde los docentes reclamaron contra la iniciativa, que permite el lucro y la selección de alumnos en el sistema escolar.

"Esta no es una propuesta de grupos reducidos o marginales, este es un tema de toda la sociedad", dijo hoy el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, al justificar el movimiento.

El gobierno, que en octubre se enfrenta a comicios municipales a los que acude dividido, salió a sellar la aprobación de la iniciativa a través de un pacto con el multimillonario opositor Sebastián Piñera, líder del derechista partido Renovación Nacional.

La decisión, impulsada por el ministro de Hacienda, Andrés Velasco y su par de Interior, Edmundo Pérez, generó roces en el equipo político del gobierno, donde otros líderes privilegiaban lograr primero un acuerdo en el oficialismo.

En la oposición, el acuerdo de Piñera, quien corre como favorito para las presidenciales de diciembre de 2009, fue rechazado por la Unión Demócrata Independiente (UDI), el partido con más respaldo en el país.

"Piñera no es el jefe de la UDI", resumió el presidente de esa colectividad, Hernán Larraín, abriendo dudas sobre la posibilidad de ese sector de caminar unido hacia un futuro gobierno, al que la derecha no accede por las urnas desde 1958, cuando llevó como abanderado al independiente Jorge Alessandri.

En un intento por buscar el apoyo social, el vocero de gobierno, Francisco Vidal, sostuvo que si el gobierno retira la iniciativa "quedará vigente la ley de (Augusto) Pinochet", el dictador que rigió el país entre 1973 y 1990.

"No puedo entender que gente como Gajardo, como los dirigentes del Colegio de Profesores, quieran retirar una ley que cambia, deroga, sepulta la ley de Pinochet", insistió.

La ministra de Educación, Mónica Jiménez, además restó importancia a la protesta, diciendo que no era un paro, sino "una jornada de reflexión".

Los reclamos de estudiantes y profesores apuntan contra los problemas de equidad del sistema educacional, tema que no es abordado por la ley, como reconocen hasta los encargados de su diseño.

En Chile, por ejemplo, mientras un ocho por ciento de los pobres accede a educación superior, un 72 por ciento de los jóvenes ricos lo logra.

Por ello, parlamentarios de gobierno, tras escuchar las críticas estudiantiles, presentaron un centenar de indicaciones al proyecto de educación que el gobierno envió al Legislativo, lo que a juicio de la oposición de derecha quebraba el acuerdo inicial con el gobierno.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios