www.diariocritico.com

Arte y entretenimiento

Festival de Lucerna asociará música y baile

Festival de Lucerna asociará música y baile

El Festival de Lucerna, que con el correr de los años se ha afianzado como una de las citas anuales más importantes en el mundo de la música clásica, será inaugurado mañana bajo el título "TanzMusik", un homenaje a la asociación de la música y la danza.

En la antigüedad estas formas de arte no estaban separadas, como suele entenderse ahora, y una sola palabra en griego "mousike" (de la que proviene la palabra moderna música) significaba "arte de las Musas".

Ese arte comprendía la música, la danza y la poesía como un conjunto armonioso que servía para celebrar rituales o festivales seculares ya en esa época.

Conscientes de esto, los organizadores se impusieron este año la meta de presentar el espectro completo de música y danza como un todo único.

"La danza y la música no son más que dos caras de la misma medalla, dos metáforas de la existencia humana", declaró el director artístico del Festival, Michael Haefliger.

Por ello, en esta nueva edición del Festival de Lucerna, que empezará este miércoles y se prolongará hasta el 21 de septiembre, se invitará al público a atravesar las distintas épocas y estilos, desde la música barroca hasta nuestros días, de la música de ballet a coreografías modernas, pasando por la música popular.

Así, las orquestas y conjuntos musicales de todas las tallas presentarán piezas maestras clásicas del repertorio para ballet, entre las cuales "La Consagración de la Primavera" de Igor Stranvisky ocupa un lugar muy especial.

Esa pieza se presentará en dos conciertos que serán dirigidos por Lorin Maazel y Pierre Boulez, respectivamente.

La idea de la conjugación de la música y la danza también será explorada al margen de la parte musical del festival, en una exposición, un programa de cine y un taller de danza.

El coreógrafo y realizador Joachim Schloemer, uno de los artistas estrella del festival, presentará tres producciones, entre ellas una obra que mezclará teatro y danza en base a música de Bach.

Asimismo, entre las creaciones figura una coreografía sobre las Variaciones Goldberg de Bach, realizada por Olivier Dahler.

En el programa de este año también destacan sendos homenajes a Olivier Messiaen y Elliot Carter, quienes celebrarán sus centenarios este año.

La música de Messiaen será presentada en toda su diversidad: meditaciones para órgano, la sinfonía "Turangalila" o "Quatuor para el fin del tiempo", compuesto entre 1940 y 1941 en un campo alemán.

Como es habitual, la música contemporánea también estará muy presente, con el británico George Benjamin, discípulo de Messiaen, quien será el "compositor residente".

En tanto las "orquestas residentes" serán las de Cleveland, dirigida por Franz Welser-Most, la Filarmónica de Nueva York, que tiene como maestro a Lorin Maazel, y la Filarmónica de Viena, dirigida por Riccardo Muti.

Por su parte, Claudio Abbado dirigirá la Orquesta del festival en cinco conciertos y Pierre Boulez trabajará con la Academia del festival, donde entre los cantantes más esperados se encuentran Anne-Sophie Mutter, Andreas Schiff, Cecilia Bartoli y Thomas Quasthoff.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios